Hacienda: Hacienda investiga al dueño de Endesa al no pagar impuestos por su inversión en España. Noticias de Empresas
se beneficia de una norma creada por aznar

Hacienda investiga al dueño de Endesa al no pagar impuestos por su inversión en España

La Agencia Tributaria ha abierto una inspección a Enel Iberoamérica, cuya factura fiscal le sale positiva al beneficiarse de una normativa creada durante el Gobierno de Aznar

Foto: Un vigilante de seguridad pasa por delante del logotipo de Enel. (Reuters)
Un vigilante de seguridad pasa por delante del logotipo de Enel. (Reuters)

Álvaro Nadal, ministro de Industria, no oculta el poco cariño que le tiene a Enel, principal accionista de Endesa. El pasado mes de mayo la acuso de hacer política “a favor de los ciudadanos italianos a costa del consumidor español y de los trabajadores españoles” cuando la multinacional transalpina anunció el cierre de dos centrales de carbón sin previo aviso a su Ministerio. No le faltaba razón en el fondo. De hecho, el enfado ha ido a mayores tras descubrir que, en lugar de pagar impuestos, la Hacienda española le devuelve dinero a la empresa nacional italiana por su inversión en la eléctrica con sede en Madrid,

Así consta en las cuentas anuales de Enel Iberoamérica, la tenedora de las acciones representativas del 70% del capital de Endesa. Según estos documentos, el impuesto de sociedades de esta empresa que Enel usa como cabecera de sus intereses en España le sale positivo, es decir, como ingreso, en lugar de como gasto, gracias a la contabilización de los créditos fiscales derivados de la deuda en la que incurrió para comprar la eléctrica española en 2007. De esta forma, Enel Iberoamérica, lejos de pagar a Hacienda, cobra de las arcas públicas nacionales, lo que ha irritado aún más al titular de la cartera de Industria.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

Según estas cuentas, Enel Iberoamérica recibió en 2016 un ingreso de 153,9 millones de euros por el impuesto de sociedades, frente a los 138,9 millones del año precedente. Pero, además, el último ejercicio fiscal, la filial de Enel se apuntó los beneficios de la fusión por absorción de Enel Latinoamérica SAU, que se tradujo esencialmente en la aplicación de una exención fiscal para evitar la doble imposición por 1.275,22 millones (614 millones en el año anterior).

Una maniobra contable que dio como resultado final que los beneficios de la tenedora de las acciones del 70% de Endesa se dispararon hasta los 1.104 millones, un 153,65% más que en 2015, cuando la filial de la empresa pública italiana ganó 432,25 millones. En ese año, la eléctrica española obtuvo un beneficio de 1.411 millones, un 35%, y distribuyó todos sus ganancias entre sus accionistas en forma de dividendos.

Fuentes oficiales de Endesa reconocen los resultados positivos de su estrategia fiscal y explican que se trata de “una operativa totalmente legal basada en unas normas fiscales que aprobó el Gobierno del PP durante la legislatura de José María Aznar para evitar la doble imposición y beneficiarse de los créditos fiscales”. Y matizan que la mayoría de las empresas españolas del Ibex 35, que han comprado activos en Europa y en Latinoámerica, como Santander, BBVA, Telefónica e Iberdrola, también se han beneficiado de esta normativa.

Las puertas giratorias

Precisamente, el expresidente del Gobierno estuvo contratado durante años por Endesa como asesor para sus negocios en Latinoamérica -ahora ya en manos de Enel-, mientras que la multinacional transalpina nombró directamente consejero de la matriz a Pedro Solbes, quien fuera vicepresidente y ministro de Economía durante los dos mandatos de Rodríguez Zapatero cuando, precisamente, la italiana compró la española en lucha contra Gas Natural y la alemana E.ON.

Posteriormente, la eléctrica también colocó en el consejo de una filial en Chile a Elena Salgado, la ministra que sustituyó a Solbes cuando estalló la crisis financiera y gestionó el reparto final de Endesa entre la propia Enel y Acciona. Hoy en día, ninguno de ellos está ya en nómina del grupo energético, ya que la italiana prescindió de ellos entre 2014 y 2015.

Desde la compañía energética se insiste en que sus cuentas con Hacienda están en regla, hasta el punto de que la Agencia Tributaria inició el pasado año una investigación sobre el impuesto de sociedades, sobre el del valor añadido (IVA) y las retenciones. Tras recoger la información pertinente, del procedimiento llevado a cabo por los técnicos a cargo de Cristóbal Montoro no se ha derivado ningún expediente sancionador, según indican desde Endesa.

Fuentes próximas a Hacienda han confirmado la inspección a las cuentas de Enel Iberoámerica, pero aseguran que se enmarca en la política general de revisar a los grandes clientes corporativos en España y de la que han sido víctimas otras multinacionales del Ibex como Iberdrola o Telefónica. Descartan cualquier indicación política pese a que a nadie se le escapa la poca afinidad entre España e Italia, especialmente ante la guerra de opas por Abertis entre Atlantia y ACS.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios