empresa refinanciada por Caixabank

Crisis financiera en Oesía: dimite el CEO del proveedor español del Eurofighter

La compañía, cuyo principal negocio es el de Tecnobit, encarga a Deloitte un informe para corregir las desviaciones presupuestarias por la baja contratación con Defensa

Foto: El presidente de Grupo Oesía, Luis Furnells. (Grupo Oesía)
El presidente de Grupo Oesía, Luis Furnells. (Grupo Oesía)

Luis Mayo, virtual consejero delegado de Grupo Oesía, dejará su cargo el próximo 31 de diciembre. La compañía, conocida por ser la antigua IT Deusto y refinanciada con quita incluida por CaixaBank, ha confirmado la salida de la mano derecha del presidente Luis Furnells después de una década como máximo responsable de Tecnobit, la división industrial del 'holding'. Su dimisión ha generado cierta inquietud en el Ministerio de Defensa, ya que Oesía es uno de los proveedores de Airbus y del Eurofighter, el avión de combate del Ejército español.

Fuentes oficiales de Oesía han confirmado la marcha de Luis Mayo después de diez años en la compañía. Mayo fue nombrado el pasado mes de julio director de Estrategia, Innovación y Desarrollo Corporativo del grupo, tras haber sido director general, consejero delegado y presidente de Tecnobit. Algunas fuentes aseguran que su cese se debe a diferencias con Furnells, que en mayo fichó a Carlos Suárez, exdirector general de Indra, para sustituirle en Tecnobit, pero que dimitió apenas dos meses después por “problemas de salud”.

Seis meses más tarde de su último nombramiento, Mayo deja la multinacional española, que según documentación interna a la que ha tenido acceso El Confidencial, atraviesa por apreturas financieras. Tanto los ingresos como el beneficio operativo registrado hasta octubre han estado muy por debajo de lo presupuestado, desviaciones que tan solo han sido compensadas parcialmente por las medidas de ahorro de costes en producción y comercial.

Eurofighter Typhoon. (Reuters)
Eurofighter Typhoon. (Reuters)

En concreto, Oesía obtuvo en los diez primeros meses del año unas ventas de 111 millones, contra las 183 millones calculadas por Furnells cuando lanzó el nuevo plan estratégico. Por tanto, un 39% menos provocado por, según la misma documentación, los retrasos en las licitaciones por parte del Ministerio de Defensa y las demoras en los contratos del negocio aeroespacial y de unas corbetas para la marina de Arabia Saudí.

Un mal dato que se une a que el margen operativo bruto se quedó en 32 millones, 13,3 millones por debajo -un 29,3%- de lo previsto por la compañía. Por su parte, el ebitda o resultado bruto de explotación fue de 3,3 millones, frente a los 15,4 millones estimados. En consecuencia, un 76% menos que ha afectado directamente al beneficio antes de impuestos. Esta partida registró unas pérdidas de 3 millones, en comparación con los 6 millones positivos calculados al principio del año. Deloitte ha elaborado un análisis de la estructura financiera, denominado Optimum, para buscar soluciones a esta situación

Desde Oesía, que niegan la existencia del informe de la consultora, aseguran que "las ventas están evolucionando favorablemente. Acabamos de firmar un contrato de 'data links' y comunicaciones tácticas con el Gobierno de Bangladesh por importe de 11,5 millones de euros”. La compañía añade que también en el último mes se han cerrado otras operaciones por valor de 12 millones de euros y un acuerdo marco que permitirá la fabricación en los próximos años de mecanismos de optrónica por 25 millones de euros. “Comercialmente estamos muy activos y con resultados positivos”, explican fuentes oficiales del grupo.

Brasil, despidos y cierre

La situación de Oesía también está sufriendo fuera de España. En concreto, en Brasil, cuya filial está en proceso de cierre. La decisión se propuso al consejo de administración el pasado 9 de octubre siguiendo las líneas estratégicas decididas por el órgano de gobierno en febrero y julio. La compañía niega que se vaya a producir la clausura de la subsidiaria creada en 2007, pero, según información interna, cerca de 25 empleados del grupo han sido despedidos después de que Deloitte elaborase un informe en el que recomendaba dejar de operar en el país latinoamericano. El coste de estas medidas asciende a unos 1,6 millones de euros.

Foto: Grupo Oesía.
Foto: Grupo Oesía.

El proyecto, llamado ‘Tijuca’, en referencia a uno de los barrios más ricos de Rio de Janeiro, propone cerrar ordenadamente Tecnobit Brasil y declarar en concurso de acreedores Oesía Network do Brasil (ONB) y RustCon previo despido de la plantilla para evitar reclamaciones de índole laboral, como “las alternativas más ventajosas desde el punto de vista de impactos en caja y cuenta de resultados”. El informe agrega que “incluso considerando que se toman las acciones necesarias para minimizar absolutamente los riesgos en todos los escenarios, el de la venta de RustCon -por un real- ofrece la ventaja comparativa de su ejecución inmediata similar a la liquidación”.

La empresa defiende que “tenemos presencia en Brasil desde hace muchos años y la continuaremos teniendo. Lo único que ha sucedido es que se ha suspendido el acuerdo que se ha tenido durante dos años con una pequeña empresa local, dedicada especialmente a la ciberseguridad”. Oesía tan solo continúa con un contrato de mantenimiento de unos simuladores, que vence en 2021.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios