COMPITE CON LA OFERTA DE ACS

Rajoy traslada a Fainé el interés de una solución española a la opa sobre Abertis

Han mantenido dos encuentros en las últimas fechas. Energía y Fomento han puesto objeciones a la oferta de la italiana Atlantia

Foto: El banquero coincidió con Rajoy el pasado 22 de octubre en la entrega de los premios de Foment del Treball.
El banquero coincidió con Rajoy el pasado 22 de octubre en la entrega de los premios de Foment del Treball.

Mariano Rajoy ha decidido implicarse en la operación sobre Abertis y su posible cambio de control a manos de la italiana Atlantia. Según han confirmado fuentes próximas a las conversaciones, el presidente del Gobierno, nada propenso a interferir en asuntos empresariales, se ha reunido recientemente con Isidre Fainé para trasladarle el interés de que La Caixa, primer accionista del grupo de autopistas, considere la idoneidad de una solución española (ACS ha lanzado una contraopa por 18.600 millones) en lugar de la opción transalpina.

Según distintas fuentes, el inquilino del Palacio de la Moncloa se ha sentado al menos en dos ocasiones con el presidente de Criteria CaixaCorp, el 'holding' industrial y financiero de La Caixa, para convencerle de la necesidad de que Abertis quede en manos nacionales. El presidente del Gobierno, asesorado por los ministros de Fomento y de Energía, Íñigo de la Serna y Álvaro Nadal, respectivamente, está dispuesto a defender la tesis de que España defienda la existencia de sus líderes empresariales, como hacen el resto de países de Europa.

Y algunos de los argumentos son los usados por la propia Italia en el pasado reciente. El país vecino ha evitado, entre otras operaciones, la toma de control de Telecom Italia por Telefónica, la compra de Banca Nazionale del Lavoro por BBVA y de la propia Atlantia (antes Autostrade) por Abertis. Por si no fuera poco, el Ejecutivo transalpino ha demorado durante año y medio la autorización a Sacyr para poner en marcha la concesión de la autopista Roma-Latina, valorada en 2.800 millones, y cuya decisión final se ha pospuesto hasta abril de 2018.

Hasta la fecha, CriteriaCaixa Corp ha estado del lado italiano, ya que, cuando Atlantia lanzó la opa por Abertis el pasado 15 de mayo, la operación tenía el apoyo de la entidad catalana (22% del capital), ahora con la sede en Mallorca. De hecho, el grupo italiano se lanzó a por la española una vez su principal directivo, Giovanni Castelucci, alcanzó un acuerdo con Francisco Reynés, consejero delegado de la concesionaria, y con el visto bueno del 'holding' inversor de La Caixa. Una absorción que provocó una profunda grieta entre el Gobierno de Rajoy y Fainé.

Aunque el veterano banquero mantuvo reuniones con Nadal para suavizar el desagravio, lo cierto es que el enfado de Rajoy fue mayúsculo. El enojo del político gallego fue tal que decidió considerar esta operación un asunto de Estado, hasta el punto de conocer en primera persona las intenciones de ACS para lanzar la contraopa por Abertis, como demostró en la cena que mantuvo con Florentino Pérez en Moncloa a principios de agosto. Ahora, según las mismas fuentes, el presidente del Gobierno ha hecho lo propio con Fainé, al que recibió en la sede del Ejecutivo para trasladarle la opinión oficial sobre esta transacción.

Presuntamente, el encuentro fue para dialogar sobre la situación de Cataluña y el papel relevante de La Caixa a la hora de trasladar las sedes sociales de sus múltiples empresas, desde CaixaBank hasta Adeslas. Un gesto vital para movilizar al resto de empresas locales y demostrar a los partidos soberanistas que el poder empresarial le daba la espalda en sus pretensiones independentistas. Estos encuentros también dieron pie a que Rajoy y Fainé despacharan sobre el futuro de Abertis, operación en la que Fomento y Energía han manifestado la necesidad de que Atlantia solicite antes una autorización oficial.

Florentino Pérez se queja de que CaixaBank esté como financiador de la oferta de Atlantia

En este tablero político, Florentino Pérez esperaba que La Caixa hubiera corregido su aparente equidistancia y se alineara de manera más explícita con la postura de ACS. Para ello, el primer ejecutivo de la constructora española también ha estado reunido con Fainé. Sin embargo, CaixaBank forma parte, junto con Santander, del grupo de bancos que prestan a Atlantia los 14.000 millones necesarios para adquirir Abertis, mientras BBVA y Bankia están del lado de ACS. Pese a comprometerse con la multinacional transalpina, estos dos bancos cambiaron de lado para respaldar a la constructora española, al tiempo que CaixaBank desoyó la petición.

Mejor dividendo

El constructor considera que su oferta cumple con los requisitos planteados por Fainé, que era una política de dividendos más atractiva que la de Atlantia, como adelantó El Confidencial el 16 de octubre. Pero, sin embargo, no ha visto una correlación para asegurarse que está de su parte. Porque contar con el apoyo o no de Criteria significa hacer un esfuerzo adicional de 2.000 millones o ahorrarse una cantidad que para ACS es muy considerable teniendo en cuenta que Abertis es el doble de grande que la constructora.

El banquero coincidió con Rajoy el pasado 22 de octubre en la entrega de los premios de Foment del Treball, la patronal catalana, cena en la que ambos tuvieron oportunidad de repasar los asuntos pendientes mientras compartían la mesa presidencial del evento, donde el líder del PP estuvo flanqueado por el propio Fainé, Gay de Montellá, el máximo dirigente de Foment, y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank.

En ese animo de recomponer puentes, otras fuentes confirman que Criteria ha invitado también a Álvaro Nadal a participar en uno de los encuentros privados que tiene habitualmente con inversores para poner de manifiesto la cercanía con el Gobierno y eliminar la percepción de que las tiranteces persisten.

Oficialmente, Fainé mantiene que hará lo que mejor sea para sus accionistas, exclusivamente La Caixa, ya que el 'holding' no cotiza, por lo que aceptará la oferta que sea más adecuada para sus intereses. Pero extraoficialmente, el financiero se ha comprometido a tener presente los intereses de Estado, hasta el punto de cambiar de caballo en caso de condiciones financieras similares. Si finalmente fuera, Atlantia tendría la oposición del regulador y del primer accionista.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios