la deuda se puede transferir al comprador

Oaktree exprime su inversión en Eolia y ya habla de su "salida" de la firma de renovables

El fondo propietario del 71% de la compañía de generación eólica y fotovoltaica coloca 135 millones de euros de deuda subordinada a Brookfield para embolsarse un dividendo

Foto: Foto de archivo de un trabajador en un parque eólico. (Reuters)
Foto de archivo de un trabajador en un parque eólico. (Reuters)

El fondo Oaktree, propietario del 71% de la compañía de generación con renovables española Eolia, acaba de completar la colocación de un préstamo subordinado de 135 millones de euros con la división de deuda de infraestructuras de Brookfield, fondo canadiense especializado en el sector. Según explica la propia energética, la operación, cerrada contra la participación de Oaktree en Eolia, se destinará a financiar una recapitalización de dividendos.

Es decir, que el fondo propietario de la firma de parques eólicos y fotovoltáicos ha utilizado su inversión para levantar fondos y embolsarse una paga de beneficios que tendrá que devolver en los próximos años al fondo prestador. En román paladino, los californianos de Oaktree se han adelantado el cobro de 135 millones en dividendos futuros de Eolia que ahora tendrán que ir devolviendo a Brookfield.

Oaktree confirma la posibilidad de vender

La empresa productora de energía verde advierte que "la deuda sería transferible a los posibles inversores en Eolia en el caso de una futura salida de Oaktree". Con este aviso, la compañía subraya la posibilidad de que su principal accionista se deshaga de su participación y confirma la intención del fondo de vender la firma de renovables, tal y como informó Bloomberg este verano tras consultar fuentes familiarizadas con la operación.

El presidente de Endesa, Borja Prado, durante la junta de accionistas de la compañía que se celebra en Madrid. (EFE)
El presidente de Endesa, Borja Prado, durante la junta de accionistas de la compañía que se celebra en Madrid. (EFE)

Varios expertos explican que la advertencia de potencial salida se debe a que los fondos presentes en estas compañías tienen una permanencia en el capital de la compañía limitado, dado que su único objetivo es alcanzar una determinada rentabilidad para sus inversores en un plazo ajustado. Oaktree entró en Eolia en 2015.

La agencia señalaba que Endesa y Shangai Electric estarían entre las interesadas, aunque ninguna de las dos 'utilities' quiso hacer comentarios al respecto. Los rumores sobre el interés de la eléctrica presidida por Borja Prado han ido creciendo desde entonces. No en vano, la compañía ha puesto el radar en activos de generación limpia que le permitan cubrir el déficit que arrastra entre generación y comercialización y que está pasando factura a su cuenta de resultados.

En este sentido, Eolia siempre ha sonado como potencial adquisición para Endesa, sobre todo después de alejarse de la opción de Renovalia, otra firma sobre la que hubo acercamientos pero que desestimó por discrepancias de precio con el vendedor, el fondo Cerberus, según fuenes próximas a la negociación.

A diferencia del anterior, Eolia cuenta con una característica que da un plus de atractivo para Endesa: sus activos (544MW de eólica y 69 de fotovoltáica) están todos en España, una condición que facilita la compra a la eléctrica de Enel, cuyo ámbito de actuación se circunscribe a la Península Iberica. Para adquirir Eolia, cuyo precio rondaría los 1.000 millones de euros, no necesita ir de la mano de ningún otro fondo que se haga con los activos extranjeros, como sucedía en el caso de Renovalia.

Un hito financiero en España

La compañía dedicada a la producción de electricidad sostiene que la colocación de deuda de Oaktree a Brookfield, asesorada por Arcano y Jefferies, representa la mayor operación de este tipo en España. Según explican fuentes financieras, esta clase de préstamo ofrece la posibilidad de levantar fondos sin afectar a la rígida estructura de deuda principal que suelen tener las compañías de renovables.

La mayoría de empresas de producción de energía verde en España cuentan con su deuda senior en forma de 'project finance' o 'proyect bond', con fondos aportados en casi todos los casos por la banca, cuyas garantías son los propios activos de las compañías. Esta deuda subordinada no tiene la garantía de la propia infraestructura, lo cual conlleva que su devolución sea más cara por el mayor riesgo adquirido.

No obstante, expertos en estas transacciones aseguran que se trata de una opción de optimizar el pasivo de compañías que gozan de una fuerte generación de caja. La transación permite levantar fondos a la empresa al margen de esta deuda principal. Esto dota de flexibilidad al pasivo de estas compañías ya que muchas de ellas firmaron algunas rígidas cláusulas como los 'swap' (coberturas de tipos de interés) en su 'proyect finance' cuya cancelación para conseguir más financiación supondría un alto coste.

Los asesores legales de la operación fueron Davis Polk y Pérez-Llorca en el caso de Oaktree y Herbert Smith Freehills para Brookfield.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios