Es noticia
Menú
Nadal rebaja la subvención a cada moto eléctrica por la llegada del 'low cost' chino
  1. Empresas
El miércoles se abrió la solicitud del Movalt

Nadal rebaja la subvención a cada moto eléctrica por la llegada del 'low cost' chino

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) baja la cuantía de la ayuda alrededor del 60% tras rebajar la previsión de precios medio para las motocicletas eléctricas que vienen

Foto: Un hombre prueba el proyecto de LiveWire, la primera motocicleta eléctrica de Harley Davidson. (EFE)
Un hombre prueba el proyecto de LiveWire, la primera motocicleta eléctrica de Harley Davidson. (EFE)

El Plan Movalt de ayudas a los vehículos alternativos se agotó este jueves con una novedad respecto a su predecesor Movea: la subvención que da el Gobierno por cada motocicleta se reducirá alrededor del 60%. Mientra que Movea, que se activó a mediados de año, contemplaba un descuento en el precio de las motos de entre 1.000 y 2.000 euros, las ayudas del Movalt se limitan a entre 750 y 700 euros. Esta rebaja sobre el precio se da para vehículos de dos ruedas de más de 3 kilovatios de potencia y siempre que el precio original de la moto no exceda los 8.000 euros.

Esta es la única categoría de vehículo en la que el Gobierno ha decidido rebajar la cuantía de la ayuda. Para coches eléctricos o activados por gas, se mantienen en Movalt como estaban en Movea. Según explican fuentes del Ministerio de Energía, competente en la materia, la rebaja se introduce para cumplir con el Reglamento 651/2014 de la Comisión Europea. "Este Reglamento señala que la ayuda no podrá sobrepasar el 40% del coste subvencionable, siendo este coste la diferencia entre el coste de una moto eléctrica y una moto similar convencional. Es decir, la ayuda se fija haciendo referencia a una inversión similar menos respetuosa con el medioambiente", explica el Ministerio.

placeholder El piloto de motos holandés Barry Veneman posa para los fotógrafos sobre una Siemens 'E-Chopper'. (EFE)
El piloto de motos holandés Barry Veneman posa para los fotógrafos sobre una Siemens 'E-Chopper'. (EFE)

El cambio entre Movea y Movalt surge tras actualizar el coste de una moto eléctrica ahora con respecto a hace seis meses, cuando entró en vigor el anterior plan. El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), dependiente del ramo dirigido por Álvaro Nadal, ha rebajado la estimación de coste de las motos eléctricas tras prever que "a partir de ahora llegarán al mercado español motos eléctricas de China y Corea del Sur a precios más baratos que lo visto en el pasado". Esta hipótesis elaborada por el IDAE es la que hace, según el Gobierno, que la subvención para las motos sea más baja en el nuevo plan. En este sentido, esta misma semana se anunciaba que la marca china NUI de 'scooters' y motos eléctricas se empezará a comercializar a partir de 2018 en España.

Pese a la bajada de la subvención, la cuantía total de las ayudas a las motos pasa de 430.000 euros a 600.000, con lo que el IDAE estima que se subvencionarán entre 800 y 850 motos. Son más unidades primadas que en el anterior plan, aunque con una rebaja del 60% por moto. Desde el Ministerio de Energía argumentan que la subvención a las motos ahora, tras modular la cuantía de las ayudas, está más proporcionada y en línea con el resto de vehículos. Un turismo eléctrico o propulsado por gas natural cuyo coste original no exceda los 32.000 euros cuenta con unas ayuda de entre 1.000 y 5.500 euros. Esto supone una cantidad relativa inferior.

Desde el Gobierno argumentan que la ayuda a las motos ahora, tras modular la subvención, está más proporcionada y en línea con el resto de vehículos

Desde Anesdor, la patronal que representa a los vehículos de dos ruedas en este país, lamentan esta reducción de ayudas. Además, consideran que el plan deja fuera a aquellas motos de coste superior a 8.000 euros que gozan de unos mejores avances y tienen más autonomía. El secretario general de la asociación, José María Riaño, no entiende que se excluyan del plan de ayudas, tanto el que entra en vigor hoy como los pasados, los ciclomotores (vehículos de dos ruedas de menor cilindrada) que representan casi el 70% del mercado eléctrico. De hecho, este directivo pone encima de la mesa que la penetración relativa de eléctricos sobre el total del parque de motos es superior en el sector de las dos ruedas que de cuatro, ya que está en el 2,42% mientras el coche apenas alcanza el 0,4% del total del parque automovilístico español.

Foto: Un coche eléctrico Tesla permanece estacionado en una estación de carga en Berlín. (EFE)

Anesdor señala que las motos eléctricas son una solución mucho más viable que los coches para las grandes ciudades donde se concentra gran parte de la contaminación. Además, en su opinión, los planes de ayuda están muy limitados para empresas (solo pueden solicitar 35 vehículos cada una) que están apostando por el ciclomotor y la motocicleta. Por ejemplo, Cooltra, que hace 'motosharing' y alquila flotas para el reparto de grandes distribuidoras como Amazon o El Corte Inglés en los centros urbanos. O Moving, la compañía de alquiler de motos impulsada por Torrot.

La patronal de las dos ruedas confirma que al próximo año llegarán muchos más motocicletas eléctricas no solo de Asia sino también de otras latitudes como Europa. No obstante, Riaño apunta a que las motos eléctricas fueron las primeras en cubrir todos los fondos del plan Movea y por mucho que llegue un abaratamiento de precios al próximo año eso no se notará, dado que las ayudas se han agotado en menos de 24 horas.

El Plan Movalt de ayudas a los vehículos alternativos se agotó este jueves con una novedad respecto a su predecesor Movea: la subvención que da el Gobierno por cada motocicleta se reducirá alrededor del 60%. Mientra que Movea, que se activó a mediados de año, contemplaba un descuento en el precio de las motos de entre 1.000 y 2.000 euros, las ayudas del Movalt se limitan a entre 750 y 700 euros. Esta rebaja sobre el precio se da para vehículos de dos ruedas de más de 3 kilovatios de potencia y siempre que el precio original de la moto no exceda los 8.000 euros.

Low cost Japón Álvaro Nadal
El redactor recomienda