contratos de 3.000 millones de libras

Ferrovial y ACS buscan otra oportunidad para subir al AVE británico: las estaciones

Las dos compañías han creado sendos consorcios para intentar hacerse con la construcción de las estaciones de la nueva línea de alta velocidad, contratos que suman 3.000 millones de libras

Foto: Panorámica de Londres
Panorámica de Londres

Seis meses después de haber quedado fuera de uno de los proyectos más importantes de Reino Unido, la construcción del tren de alta velocidad (AVE) entre Londres y Brimingham, Ferrovial y ACS han vuelto a tomar posiciones para intentar llevarse otra importante porción de esta jugosa tarta.

Las dos compañías figuran entre los consorcios interesados en hacerse con los 3.000 millones de libras (unos 3.400 millones de euros) en que están valoradas las obras de las estaciones de la futura línea ferroviaria, bautizada como High Speed Two (HS2), según publica Construction News. Ninguna de las dos empresas ha hecho comentarios.

En concreto, esta nueva liza va dirigida a hacerse con la construcción de la nueva estación de Old Oak Common, en Londres, un contrato de 1.300 millones de libras, y con las obras de remodelación de la actual de Euston, valoradas en 1.700 millones de libras.

La compañía presidida por Rafael del Pino ha vuelto a aliarse con Bam Nuttall, empresa junto a la que pujó por hacer la línea del AVE londinense y con la que está ejecutando dos importantes contratos, que suman 500 millones de libras, del Crossrail, otro de los proyectos de transporte ferroviario más importantes de Reino Unido.

Además, Ferrovial también se ha adjudicado uno de los lotes de los trabajos previos de construcción del tramo central del HS2, valorados en 300 millones de libras, tramo que arranca al norte de la estación de Euston.

ACS, a través de su filial Dragados, ha decidido unir fuerzas con un nuevo compañero de viaje, Mace, en vez de repetir su alianza con la local Galliford, junto a la que concurrió al gran proyecto de construcción de la línea de alta velocidad.

Los dos consorcios españoles deberán enfrentarse a las sumas de fuerza de Balfour Beatty y Vinci; Laing O'Rourke, Canary Wharf y MTR; Skanska y Costain; y Bechtel con Morgan Sindall. Este último había sido hasta ahora aliado de Ferrovial y Bam Nuttall.

Además de Ferrovial y ACS, otras dos empresas de infraestructuras españolas también pujaron por la construcción del AVE entre Londres y Birmingham, megaproyecto de 6.600 millones de libras.

Se trata de Acciona y FCC, que por el momento no parecen formar parte de ninguno de los consorcios interesados en construir las estaciones, y que anteriormente se habían aliado con John Sisk y Lagan Construction, en el caso del grupo de la familia Entrecanales; y con Laing O'Rourke y Murphy la empresa controlada por Carlos Slim.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios