El grupo no contabilizará la operación este año

Mango vende sus instalaciones en Palau de Plegamans por más de 100 millones

El grupo inmobiliario británico compre Invesco Real Estate Fund es el comprador de estos activos, donde Mango permanecerá como inquilino y le dará una rentabilidad del 5%

Foto: Tienda de Mango. (Reuters)
Tienda de Mango. (Reuters)

El grupo de moda Mango ha vendido sus instalaciones en Palau de Plegamans (Barcelona), donde tiene su sede el grupo que preside Isak Andic, por más de 100 millones de euros, como una forma de rentabilizar sus activos para obtener recursos que financien su expansión, según han adelantado fuentes del sector inmobiliario conocedoras de la operación. Esta es una de las mayores operaciones de oficinas que se ha llevado a cabo en el área de Barcelona este año que está a punto de terminar.

La transacción afecta a las instalaciones denominadas Hangar-1 y Hangar-2, que suman 150.000 m2 y sobre las que se ha llegado a un preacuerdo para que las compre Invesco Real Estate Fund, un grupo británico especializado en operar en el mercado inmobiliario con operaciones a largo plazo de rentabilidad garantizada.

La operación es lo que se denomina un “sale & leaseback”: Mango vende el activo, obtiene fondos para su expansión a menor precio que en el mercado financiero y a cambio de eso se compromete a permanecer como inquilino durante un período determinado.

El diseño del acuerdo contempla que Mango permanezca como inquilino del complejo del Hangar durante 30 años, mientras que Invesco Real Estate logrará una rentabilidad del activo que se rondará el 5%.

En estos 150.000 m2 están las oficinas, la sede central de Mango y todo el centro de diseño del grupo de moda, el segundo grupo de moda español, después de Inditex. En el Hangar trabajan más de 2.000 personas y es el primera centro operativo de Mango en el mundo. Mango es el segundo grupo de moda español, con ventas anuales de 2.260 millones.

Por su parte, Invesco Real Estate acumula activos en alquiler por valor de más de 61.000 millones de dólares. La operación es la mayor que ha cerrado el grupo este año en España y reactiva el renqueante mercado inmobiliario en Cataluña, un tanto de capa caída desde los acontecimientos del referéndum del 1 de octubre.

En línea con el mercado

Mango sigue así la estela de Inditex, que esta semana ha sacado a la venta un paquete de 16 tiendas de Zara por valor de 400 millones de euros. Estas tiendas eran activos que no estaban integrados en Pontegadea, el holding inmobiliario de Amancio Ortega, pero que permanecía como activos en propiedad en el balance del gigante gallego.

La tendencia en el mercado es que el valor de las grandes líneas de moda se encuentra en la marca, las colecciones y la ubicación de sus tiendas, además de en el tamaño y la ubicación de las mismas, no tanto en su propiedad ya que ahora la tendencia es operar a través de megatiendas de más de 800 m2, en línea con las que están abriendo Inditex, Mango pero también sus competidores.

Precisamente el pasado mes de noviembre, Mango inauguró uno de estos grandes establecimientos, en Lisboa. Mango está apostando por el formato de nuevas tiendas más grandes. Este año ha invertido 23 millones en este tipo de tienda; y solo 2,6 millones en la adecuación de la tienda en el centro de Lisboa, que cuenta con una superficie de venta de 1.000 m2 en la plaza dos Restauradores.

Mango cerró el 2016 con sus primeras pérdidas en la historia. Ahora esta venta de activos financiará la nueva red comercial del grupo de moda

Los últimos datos disponibles desde el punto de vista financiero apunta que el cierre de junio de 2017, en comparación con el mismo período del año anterior, se ha logrado incrementar el EBITDA en más de 30 millones de euros y mejorar el resultado en más de 45 millones de euros. Ambas cifras superan los objetivos que la marca se había fijado a principios del actual ejercicio. Sin embargo, Mango cerró 2016 con pérdidas de 61 millones, las primeras en la historia de la empresa. Cuando anunció este mal resultado el grupo alegó que esperaba volver a los números negros este año.

La nueva apuesta

Mango invirtió 138 millones en aperturas en 2016 y abrió 24 nuevas ‘macrotiendas’ durante ese año Así el grupo catalán de moda cerró el ejercicio del año pasado con 191 tiendas de más de mil metros cuadrados en todo el mundo. En paralelo, el grupo ha cerrado establecimientos de menor tamaño. Tras las nuevas inversiones Mango cuenta en este momento con 205 megastores, que centralizan el 30% de la ventas.

Ahora este esfuerzo financiero para crecer recibe la inyección de fondos de la venta del Hangar, lo que supone un giro estratégico clave en el grupo de moda y permite mantener la estrategia de transformación que inició hace dos años el grupo de Isak Andic.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios