Hacienda devuelve 9 millones a Florentino Pérez pese a las demandas contra el Estado
  1. Empresas
pese a los litigios por el castor y TP FERRO

Hacienda devuelve 9 millones a Florentino Pérez pese a las demandas contra el Estado

Rosan Inversiones, una de sus principales sociedades patrimoniales, se ha apuntado un saldo deudor con la Agencia Tributaria tras ajustar las cuentas del último año

Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)

La Agencia Tributaria lleva años ajustando cuentas con grandes empresas y personajes reconocidos, principalmente en el mundo del deporte y del espectáculo. Sin embargo, algunas de sus inspecciones caen en saco roto o se vuelven en su contra. Una de ellas es la que ha llevado a cabo sobre Rosan Inversiones, sociedad patrimonial de Florentino Pérez, a la que le tiene que devolver casi 9 millones de euros. Algo parecido ha ocurrido con otras de las empresas personales de los Benjumea, que gracias a Hacienda han conseguido salvar uno de sus momentos más delicados tras la quiebra técnica de Abengoa.

Según consta en las cuentas de Rosan Inversiones, la sociedad del presidente de ACS tiene un saldo deudor con las administraciones públicas de 8,48 millones de euros, que sumados a los 312.000 euros que mantiene a través de Inversiones Vesan, hacen una factura a su favor de 8,8 millones de euros. La cifra es casi dos veces el salario fijo que Florentino Pérez tiene como primer ejecutivo del grupo constructor (percibió 4,57 millones en 2016, más 1,36 millones en forma de aportación a su plan de pensiones) y redondea un ejercicio fiscal muy bueno para las dos instrumentales a través de las cuales controla ACS.

Rosan Inversiones, que no detalla a qué se debe ese deuda que Hacienda tiene con el presidente del Real Madrid, ganó 2,8 millones en su último año, frente a las pérdidas de 2,4 millones del ejercicio precedente. Por su parte, Inversiones Vesan obtuvo un beneficio de 39,58 millones, frente a los 3,16 millones de números rojos en 2015. Esta última sociedad es a través de la cual Florentino Pérez controla el 12,5% de ACS, 39,39 millones de acciones de la constructora, que a día de hoy tiene un valor de mercado de 1.273 millones de euros. Con esa valoración, el septuagenario empresario acumula unas plusvalías de 486,65 millones de euros en su 12,5% del grupo de construcción y servicios, ya que la tiene contabilizada con un coste de adquisición de 787,10 millones de euros.

placeholder El presidente de ACS, Florentino Pérez, a su llegada a una junta de accionistas de la compañía. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez, a su llegada a una junta de accionistas de la compañía. (EFE)

No obstante, este paquete de ACS no está libre de cargas, puesto que Florentino Pérez adeuda 357 millones de euros a los bancos que le financiaron esta participación. De esta cantidad, 119 millones vencen a corto plazo, por lo que el ejecutivo de la primera empresa mundial por contratación del sector deberá refinanciar de forma inmediata. Lejos queda 2014, cuando las acciones del 'holding' cotizaban a casi un tercio de su precio actual y la deuda personal era superior al valor de los títulos.

La devolución de los 8,8 millones por parte de Hacienda al empresario se produce mientas algunas de sus empresas han presentado litigios contra el Estado español. En especial, TP Ferro, la concesionaria de trenes que explotaba el AVE que une España con Francia desde Figueras a Perpignan. La sociedad, propiedad al 50% de ACS, cursó tres arbitrajes en tribunales internacionales contra el Reino de España en los que le reclamaba más de 500 millones de euros para compensación de pérdidas. La concesión acabó en quiebra y con la gestión de la línea férrea en manos de los gobiernos de ambos países.

Sociedades del Grupo ACS reclaman más de 500 millones al Gobierno español, que ya le pagó 1.350 millones por el fallido gaseoducto del Castor

No es la única reclamación que Florentino le ha solicitado al Estado. La primera fue la devolución de 1.350 millones por el proyecto fallido del Castor, el gaseoducto construido entre las costas de Castellón y de Tarragona que el Gobierno se vio obligado a cerrar por los movimientos sísmicos que provoco la instalación. ACS, que negó el riesgo para la población, solicitó una compensación que Industria abonó a finales de 2014, evitando que la compañía tuviera que hacer alguna provisión en un momento delicado para sus finanzas. La factura total del Castor ascenderá a 1.700 millones de euros y se cargará contra la factura del gas de los consumidores.

Este pago, comprometido en el contrato de concesión firmado durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, provocó un hondo malestar en Moncloa, lo que tensó la relación entre Florentino Pérez y el Gobierno. Sin embargo, ambas partes han reconducido su relación a colación de la operación por la que Abertis puede caer en manos italianas (Atlantia), circunstancia que ha dado lugar a un encuentro entre el presidente del Gobierno y el constructor con la opción sobre la mesa de que la propia ACS compita por la empresa de autopistas y mantenga su condición de española.

placeholder Plataformas del proyecto Castor. (EFE)
Plataformas del proyecto Castor. (EFE)

Oxigeno para los Benjumea

Algo parecido le ha ocurrido a Hacienda con Inversión Corporativa, la sociedad a través de la cual varias familias sevillanas controlaban Abengoa hasta principios de este año. Los agobios financieros por los que atravesaron los expropietarios de la multinacional de ingeniería por su desplome en bolsa provocaron que tuvieran que pedir árnica a la banca por sus deudas personales y un aplazamiento a Hacienda para hacer frente a los 6,59 millones de euros correspondiente impuesto de sociedades de 2015 por falta de liquidez.

Sin embargo, este año, la Agencia Tributaria les comunicó el pago de devolución por una cantidad similar por haber ajustado mal las cuentas, por lo que finalmente el saldo terminó con un líquido a devolver de 8.000 euros. Un balón de oxígeno que añadido a un préstamo de 1,7 millones de euros que varios bancos les han otorgado con garantías de las pocas acciones que mantienen de Abengoa han permitido a los Benjumea salvar los muebles y mantenerse al corriente de pago de sus obligaciones financieras.

Florentino Pérez Administraciones Públicas Cristóbal Montoro Mariano Rajoy
El redactor recomienda