EMPLEA A 600 personas

El milagro Ximénez: el electricista cordobés que montó un imperio de luces de Navidad

Una de las grandes empresas del mundo de iluminación navideña nació en Córdoba en 1945. Hoy factura 40 millones y coloca 50 millones de puntos de luz desde Nueva York a Bruselas

Foto: Francisco Jiménez, a la derecha, fundador de Ximénez, en una foto en los 60.
Francisco Jiménez, a la derecha, fundador de Ximénez, en una foto en los 60.

Cuando España estaba a oscuras en Puente Genil (Córdoba) ya había farolas. Esa fue la segunda localidad de España en tener electricidad solo detrás de Barcelona. La existencia de un salto de agua junto al pueblo cordobés lo colocó en el mapa de la innovación. De eso hace 126 años pero el legado pervive. En ese pueblo pionero nació en los años 40 la iluminación de Navidad, lo hizo gracias a Francisco Jiménez, un visionario que tenía una tienda de electrodomésticos y que montó un imperio, Ximénez (el cambio de apellido tiene su historia) cuyas luces alumbran hoy ciudades de medio mundo desarrollado. Francisco Ximénez, nieto del fundador y empleado en la firma, recuerda a su abuelo: "Mi abuelo hacía negocios con una escoba".

Fernando Cabrera, responsable de exportación del Grupo Iluminaciones Ximénez, habla con pasión del fundador. "En 1945, Fernando Jiménez abrió una tienda de electrodomésticos en Puente Genil. Imagine lo que era eso en aquella época: dos planchas, dos radios y poco más. Pero una Navidad tuvo la idea de hacer artesanalmente una estrella de Navidad con bombillas y ponerla en el escaparate. Hoy a eso lo llamamos emprendedor, pero entonces era un loco o un visionario". El caso es que la estrella de Navidad atrajo gente y aumentó las ventas. Y eso que Puente Genil no era como muchos pueblos donde la electricidad no estaba entonces tan extendida. Allí había una fábrica de harina que necesitaba la electricidad de la central hidráulica.

El laberinto de luz que Ximénez ha instalado en Bruselas.
El laberinto de luz que Ximénez ha instalado en Bruselas.

Pero Jiménez fue más allá. Descubrió que había mercado en montar iluminaciones de Navidad y se puso a ello. "Si Jiménez escuchara hablar de 'marketing' se reiría y seguiría bebiendo su fino, pero era lo que él hacía", explica Cabrera. Empezó a pensar en la decoración de Navidad con luces, pero además lo unió a que en Andalucía hay ferias en ciudades de abril a octubre y que Puente Genil está en el mismo centro de la comunidad. "Desmontando y montando sus iluminaciones y moviéndolas podía tener mucha más rentabilidad que si solo lo usara en Navidad y así no tenía el 'stock' parado. Se habla mucho de que Apple nació en un garaje. Esto no es lo mismo pero nació en una tienda de electrodomésticos. También tiene mérito. Era de una pasta especial".

En los 60, Jiménez vio el 'boom' del turismo en la Costa del Sol y cambió el nombre de la empresa. "La jota de Jiménez daba problemas a los extranjeros y no tenía gancho, así que la llamó Ximénez. Hay una foto de una furgoneta en la que el rótulo pone 'Ximénez Costa del Sol' aunque era de Córdoba. Era una forma de saber que era donde había que estar, que el turismo era nuestro plan Marshall", añade Cabrera.

Emplea a más de 600 personas, un 12% más que el año anterior, de las que 380 son fijas y factura 40M

El fundador falleció en 2001 y dejó entonces una empresa puntera que sus hijos habían convertido en líder en España. La firma la lleva ahora la tercera generación de Ximénez, que se ha propuesto iluminar el mundo. En 2004 el grupo facturaba unos 12 millones de euros. El año pasado facturó unos 35 millones y este año prevé cerrarlo con 40 millones de facturación. "Este año ha creado más de 600 puestos de trabajo directos, un 12% más que el año anterior, de los que 380 son fijos, y ya se posiciona como una de las cinco mayores fábricas de luces de Navidad del planeta", según la compañía, que añade que este año "iluminará más de 40 países de todo el mundo".

Iluminación de Ximénez en Madrid.
Iluminación de Ximénez en Madrid.

La empresa se encarga de luces de Navidad en Madrid, Barcelona, Málaga, Vigo, Sevilla... pero también en Bruselas y "ha conseguido cerrar un acuerdo de decoración navideña con la prestigiosa firma de joyería estadounidense Tiffany's & Co, y estas navidades también iluminará la Costa Oeste de los Estados Unidos en ciudades como Los Ángeles o Las Vegas". "El árbol de Navidad más grande de Europa, segundo en altura a nivel mundial o el árbol navideño más alto de Centroamérica también brillarán estás navidades con identidad de Grupo Ximénez", añade la empresa en un comunicado.

La antigua nave de Ximénez.
La antigua nave de Ximénez.

"Antes la gente paseaba por unas luces de Navidad y no sabía qué había visto. Ahora creamos sensaciones, todo es diseño", cuenta Cabrera. "El año pasado en Málaga montamos lo que llamamos un túnel de luz que visitaban al día 90.000 personas. En Bruselas este año hemos creado un laberinto de luz. Son instalaciones que atraen turistas", señala Cabrera. El sector, cuenta, está en plena evolución y prima la I+D. Poco queda de las imágenes antiguas de la empresa. Una nave y unos modestos camiones. Los entre 45 y 50 millones de puntos de luz que instalarán esta Navidad podrían unir Puente Genil y Moscú.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios