ventajas del arrendamiento financiero

Más financiación alternativa: el 'leasing' se afianza entre las empresas españolas

Es una alternativa cada vez más frecuente en el tejido empresarial español: el arrendamiento financiero permite alquilar un bien y conservar la opción de compra al término del contrato

Foto:

En los años previos a la crisis, hubo una frase que en España se repetía de manera constante: "Alquilar es tirar el dinero". Con los años, en ocasiones esta sentencia ha tenido un reverso totalmente opuesto, con opiniones como "comprar es muy arriesgado".

Este tipo de posturas, tradicionalmente instaladas cuando se hablaba del acceso de ciudadanos a la vivienda, siempre se extendió a otros paradigmas. Las empresas también tenían este debate, ya que muchas de ellas, a la hora de contar con oficinas, instalaciones, materiales, vehículos o almacenes, se hacían la misma pregunta: ¿es mejor comprar o alquilar?

Cada opción tiene sus ventajas. Comprar el equipamiento juega en favor del patrimonio y la autonomía de una empresa, que podrá ofrecer una imagen de consolidación financiera frente a las posiciones de sus competidores.

El alquiler, sin embargo, aporta otros puntos añadidos, como la asunción de menos riesgos financieros, la tranquilidad en ese sentido y la posible adaptación de la compañía a los distintos precios del mercado (sobre todo si bajan). Cada opción, en definitiva, puede permitir subir un nivel empresarial o, por el contrario, correr un riesgo innecesario en la gestión diaria de sus finanzas y su patrimonio.

\'Leasing\', la opción intermedia

En media de esta diatriba, surge una figura que puede ser interesante para muchas empresas. Se trata del arrendamiento financiero o \'leasing\', un término que, de manera somera, podemos definir como el \'alquiler con opción de compra\'.

Concretamente, el \'leasing\' es una operación de arrendamiento que tiene el mismo objetivo que un alquiler: ceder el uso de un bien mueble o inmueble a cambio de abonar periódicamente unas cuotas. Sin embargo, como decimos, el contrato de arrendamiento incluye una opción de compra, que puede ser ejecutada por la empresa en cuestión al finalizar el contrato.

El 'leasing' es el alquiler de un bien mueble o inmueble, pero con una opción de compra

Para poder optar a este arrendamiento financiero, eso sí, la compañía debe acceder a unos bienes que sean dedicados necesariamente a usos profesionales.

Los acuerdos de \'leasing\' se dividen en dos tipos, que dependen del tipo de bien arrendado. En el caso de los bienes muebles, el contrato tiene una duración mínima de dos años; en el de los bienes inmuebles o establecimientos industriales, por el contrario, el contrato se extiende hasta los 10 años.

Ventajas del \'leasing\'

El arrendamiento financiero tiene ciertas ventajas frente a otro tipo de operaciones, tanto a nivel financiero como puramente operativo. Son algunas de las siguientes.

Ventajas fiscales. El \'leasing\' evita al cliente pagar IVA en el momento de la compraventa, ya que este impuesto corre a cargo de la entidad que haya gestionado el contrato. Además, la empresa también puede deducirse del impuesto sobre sociedades o el IRPF del arrendatario hasta el doble de la amortización fiscal (o el triple, en caso de pymes), lo que reduce el coste financiero-fiscal de la operación.

Ventajas económico-financieras. A la hora de comprar el bien mueble o inmueble, esta alternativa permite financiar un porcentaje del activo superior al de otras fórmulas de financiación. En ocasiones, incluso el 100% del coste total.

El pago del IVA o las amortizaciones fiscales, entre las ventajas de este modelo

Ventajas del \'leasing\' operativo. Además de las ventajas generales del arrendamiento financiero, el operativo cuenta con ciertos factores añadidos. Entre ellos, la posibilidad de contabilizar esta operación fuera del balance financiero de la empresa o establecer tres opciones distintas al finalizar el contrato: adquirir la propiedad del bien por el valor residual, renovar la operación de \'leasing\' o devolver el bien.

Ventajas del \'leasing\' inmobiliario. En el caso de las operaciones dentro del sector inmobiliario, los bienes de este tipo tienen periodos de amortización fiscal especialmente longevos, lo que facilita la presencia de nuevos beneficios fiscales.

Los arrendamientos financieros se disparan en 2017

En este sentido, CaixaBank lleva años con el \'leasing\' dentro de sus opciones de financiación para empresas. De enero a agosto de 2017, la entidad ha llevado a cabo más de 9.500 nuevas operaciones de arrendamiento financiero por valor de 934,8 millones de euros, una cifra que supone un 75,9% más que en el mismo periodo de 2016.

De hecho, este aumento ha llevado a la entidad desde la tercera posición del \'ranking\' español de \'leasing\' (que ocupaba hace un año) hasta la primera posición actual, según los datos proporcionados por la Asociación Española de Leasing y Renting.

CaixaBank tiene una cuota de mercado del 18% de 'leasing' y crece un 75,9% al año

Actualmente, CaixaBank tiene una cuota de mercado del 18% de nueva producción de \'leasing\' y crece a un ritmo notablemente mayor que el mercado, que presenta un aumento de un 27,1% en el mismo periodo.

De cara al futuro inmediato, la entidad financiera sigue apostando por el crecimiento de esta línea de negocio en los próximos años gracias a la mayor penetración que presentará en los segmentos de pequeñas empresas, emprendedores, autónomos y negocios. Además, gracias a la recuperación económica, "las empresas están aumentando sus capacidades productivas con inversiones en activos fijos, que son financiados principalmente a través de operaciones de \'leasing", aseguran.

'Agrorenting', otra alternativa para el sector agrario

Algunos modelos de negocio no suelen invertir en bienes inmuebles, sino en otro tipo de equipamiento como los vehículos y los distintos materiales de trabajo avanzado. Es el caso del sector agrícola, por ejemplo, que puede recurrir a fórmulas como el 'agrorenting', que ofrece unas condiciones similares a las del 'leasing'.

Y es que el 'renting' también permite pagar todos los gastos en una única cuota mensual, así como conocer por adelantado todos los costes y, de este modo, evitar gastos inesperados. Además, no es necesario dar una entrada inicial y este servicio no reduce la capacidad de crédito de la empresa en cuestión.

Merced a este servicio, las empresas agrícolas pueden alquilar (y comprar al término del alquiler) equipamiento como máquinas retractiladoras, jaulas y cercados para el ganado, máquinas embotelladoras, ordeñadoras, sistemas de almacenaje, máquinas envasadoras, equipos informáticos o cosechadoras, entre otros. En cuanto a los vehículos, pueden recurrir al agrorenting para el alquiler y adquisición de todoterrenos, tractores, camiones, carretillas elevadoras, semirremolques o maquinaria agrícola auxiliar.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios