La empresa invierte 23 millones en megatiendas

Mango asegura que el cambio de sede "no está sobre la mesa" y pide una solución

Ha sido una de las grandes empresas que han apostado por quedarse en Cataluña, igual que han hecho Seat o la farmacéutica Grifols

Foto: Una de las tiendas Mango. (Reuters)
Una de las tiendas Mango. (Reuters)

El vicepresidente de Mango, Daniel López, ha asegurado este jueves desde Lisboa que el cambio de sede para dejar Cataluña “no es un tema que hoy esté sobre la mesa”, pero ha hecho un llamamiento a que haya “estabilidad, sentido común, convivencia y empleo”. López ha hecho estas declaraciones en la inauguración de su nueva tienda enseña en la capital lisboeta, a preguntas de los periodistas. El número dos de Isak Andic ha aprovechado para pedir una solución política a la crisis catalana.

Sobre la situación provocada por la tensión soberanista, Daniel López ha valorado que “hay que dejar que los políticos solventen un problema que es básicamente político”, y ha destacado que esto no afecta al funcionamiento interno de Mango, que opera en más de 100 países, en cuya sede en Palau de Plegamans (Barcelona) “trabajan personas de 35 nacionalidades diferentes”.

Mango ha sido una de las grandes empresas que han apostado por quedarse en Cataluña, igual que han hecho Seat o la farmacéutica Grifols, compañías que durante los pasados meses de septiembre y octubre optaron por mantener su sede social pese a la incertidumbre política que expulsó a más de 2.700 compañías. Mango es la cuarta empresa de Cataluña, con un volumen de facturación de 2.260 millones, y su dueño, Isak Andic, es el hombre más rico de Cataluña.

López ha asegurado que era imposible decir si el boicot a productos catalanes había afectado a Mango, “ya que el mes de octubre ha sido muy malo por las elevadas temperaturas, con lo que no es posible decirlo”. Mango nunca se ha significado políticamente. Sin embargo, en otros ámbitos del sector de la moda sí que se ha notado el boicot a empresas catalanas, como es el caso de Tous.

Una bolsa de la marca catalana. (Reuters)
Una bolsa de la marca catalana. (Reuters)

Daniel López ha asegurado que “en cuanto ha vuelto el frío", combinado con el Black friday, “las ventas han vuelto a recuperarse tras un octubre muy malo”. Sin embargo, ha evitado dar una previsión de cómo Mango va a cerrar el año. La situación de Mango es delicada por que acabó 2016 con pérdidas de 61 millones. El número dos de Mango tampoco ha querido pronunciarse sobre si este 2017 la compañía podrá salir de números rojos.

Nuevas inversiones

Mango está apostando por el formato de nuevas tiendas más grandes. Este año ha invertido 23 millones en este tipo de tienda; y solo 2,6 millones en la adecuación de la tienda en el centro de Lisboa, que cuenta con una superficie de venta de 1.000 m2 en la plaza dos Restauradores.

Con esta apertura, Mango suma un total de 55 tiendas en Portugal, siete de ellas en Lisboa. “Portugal es un mercado sentimentalmente importante para nosotros porque aquí es donde empezamos nuestra internacionalización”, ha reflexionado Daniel López. El 30% del negocio de Mango ya depende de las megatiendas, por las que está apostando la cadena de moda, la segunda en volumen de negocio después de Inditex.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios