La mayor venta de oficinas del año

Gorbea, la fortuna que surgió de las salas de cine, vende la sede de FCC por 150 millones

El cuartel general de FCC en Madrid está a punto de cambiar de dueño y protagonizar una de las mayores operaciones del año, ya que su propietario, Gorbea Arrendamientos, pide 150 millones

Foto: Sede de FCC en Las Tablas.
Sede de FCC en Las Tablas.

El cuartel general de FCC en el madrileño barrio de Las Tablas está a punto de cambiar de dueño. Su propietario, Gorbea Arrendamientos, ha decidido hacer caja y ha encargado a CBRE lanzar un proceso de venta exprés, y tener elegido un ganador antes de concluir el ejercicio. Desde la consultora han declinado hacer comentarios.

Esta operación está llamada a ser la más importante del año en el segmento de oficinas, ya que el objetivo del vendedor es cerrar el acuerdo en el entorno de los 150 millones de euros, según afirman fuentes de mercado, importe que hasta el momento no se ha alcanzado en ninguna de las transacciones realizadas este 2017.

Gorbea Arrendamientos es propiedad de la familia Hernández-Beitia, saga que hace siete años adquirió por 80 millones de euros a FCC los terrenos donde actualmente se levanta el cuartel general de la compañía controlada por Carlos Slim.

Entonces, el grupo de infraestructuras selló un contrato de arrendamiento por 20 años, del que todavía quedan por cumplirse cerca de 13 ejercicios. Precisamente, este compromiso de rentas es el principal caramelo de esta operación, ya que garantiza al futuro comprador unos ingresos estables en una de las zonas que más están creciendo de Madrid.

Cuando Gorbea se hizo con la sede de FCC, se estimó una rentabilidad del 7% con base en este contrato de arrendamiento, 'yield' que el nuevo comprador podrá ver reducida al entorno del 3%-4%, una horquilla que convierte esta compra en una operación clásica de inversores conservadores, como aseguradoras y fondos de pensiones.

Fortuna 'cinematográfica'

Los Gorbea, como se conoce popularmente a la familia que está detrás de este grupo inmobiliario, amasaron su patrimonio como propietarios de importantes cines de Madrid, entre los que destacaban Roxy B, en Fuencarral, Lido, en Bravo Murillo, o Renoir, en la calle Narváez. De ahí saltaron al negocio de oficinas, donde son conocidos por bautizar con el nombre de la sociedad cabecera, Gorbea, muchos de sus edificios en propiedad.

A pesar de la crisis de taquilla que ha hecho cerrar tantas salas, este grupo familiar sigue contando con varias filiales ligadas al mundo de la exhibición cinematográfica, como Cines Floridablanca, Cines Retiro y Cines Princesa, en Madrid capital, así como sociedades de multicines en Majadahonda, Zaragoza y Guadalajara.

Gorbea se hizo con la sede de FCC hace siete años, cuando todavía se estaba construyendo, y el grupo de infraestructuras firmó dos décadas de alquiler

Las obras del cuartel general de FCC, que costaron 48 millones de euros, concluyeron hace cinco años y, desde entonces, el edificio alberga a más de un millar de empleados del grupo de infraestructuras.

La sede suma 21.000 metros cuadrados, repartidos en tres edificios conectados entre sí y que ocupan toda una manzana en forma de H, y consta de dos plantas sótano y baja, que cuentan con capacidad para 400 plazas de aparcamiento, además de seis plantas de oficinas y cubierta.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios