Nadal paró la venta por faltar un requisito

El accionista francés de Hispasat recurre el bloqueo de Nadal en plena opa sobre Abertis

Eutelsat apela contra la decisión del ministerio de congelar la venta de su 34% en el capital de la gestora de satélites. La compañía gala alega que Energía le exige algo imposible

Foto: El ministro de Energía, Álvaro Nadal, durante una rueda de prensa. (EFE)
El ministro de Energía, Álvaro Nadal, durante una rueda de prensa. (EFE)

Un imposible. El accionista francés de Hispasat, Eutelsat, considera que el Ministerio de Energía de España le solicita algo que no está en condiciones de proporcionar, por lo que ha decidido recurrir por la vía administrativa contra el bloqueo impuesto por Álvaro Nadal a la venta a Abertis del 33,64% de sus acciones en la firma gestora de satélites.

Pese a que la venta ya se daba por hecha, su materialización está sujeta al plácet del Ministerio de Energía, competente en todo lo que afecta a cuestiones de telecomunicaciones. Una portavoz de Eutelsat, empresa participada por el Estado francés de forma indirecta (su máximo accionista es el banco de inversión público BpiFrance), señala que "en julio realizaron la solicitud de autorización y en septiembre el ministerio les pidió que complementaran esta con un nuevo pacto de accionistas de Hispasat ya con Eutelsat fuera de la misma". La compañía gala alega que "como empresa saliente, por definición, no está en condiciones de cumplir con la solicitud", lo que le ha llevado a apelar contra el archivo de la venta decretado por el Ejecutivo español.

Actuales accionistas de Abertis (antes de la venta de Eutelsat a Abertis por 302 millones). (Fuente: Hispasat)
Actuales accionistas de Abertis (antes de la venta de Eutelsat a Abertis por 302 millones). (Fuente: Hispasat)

Por su parte, fuentes del Ministerio de Energía aseguran que desde el 25 de julio de 2013, en que se firmó el último pacto de accionistas, ya se sabía que la enajenación de las acciones de uno de los participantes necesitaba de un nuevo pacto de accionistas. Este acuerdo estaba firmado por Eutelsat, Abertis y CDTI (organismo público dependiente de Economía que cuenta con un 1,85% del capital de Hispasat).

Estas mismas fuentes sostienen que le pidieron cuatro documentos de los que Eutelsat solo presentó tres, por lo que posteriormente se decidió proceder al archivo de la venta y se le instó a presentar de nuevo toda la documentación para hacer efectiva la operación. Aquí es donde surge la discrepancia con los franceses, que entienden como un imposible entregar un pacto de accionistas entre Abertis y el resto de propietarios (CDTI y la SEPI), ya que no creen ser competentes al encontrarse fuera del accionariado.

El bloqueo paraliza la compra de REE

La operación estaba descontada desde el pasado mes de mayo en un montante total de 302 millones de euros, por lo que el choque de posturas tiene paralizada la posterior venta del 90% de Hispasat por parte de Abertis a Red Eléctrica de España. El operador del sistema eléctrico lleva meses intentando hacerse con la empresa.

Para ello, cuenta con el plácet de su máximo accionista: el Estado a través de la SEPI. Fuentes conocedoras de la operación aseguran que Moncloa impuso como condición indispensable a la opa de Abertis que se garantizara la españolidad de los satélites, con intereses estratégicos en materias estratégicas como Defensa, algo que salvaguardaría la compra de REE.

Infraestructuras de Hispasat. (Reuters)
Infraestructuras de Hispasat. (Reuters)

Aunque desde el ministerio explican que en ningún caso se pretende cancelar la operación, fuentes familiarizadas con todo el proceso de venta ven la intencionalidad de Nadal de dilatar el proceso para evitar que se concrete la compra de Hispasat por REE en este punto de la opa que mantienen Hochtief y Atlantia sobre Abertis.

Si desaparece de la ecuación de venta de la concesionaria de autopistas la filial de satélites, ganaría enteros la opción de compra de los italianos de Atlantia, dado que ya no cabría la posibilidad de que Hispasat pasara por manos extranjeras. No obstante, tanto Atlantia como la filial del Grupo ACS han expresado su intención de vender Hispasat para financiar la compra de Abertis.

Nadal ya mostró su intención de controlar la venta de Abertis cuando mandó una carta al presidente de la CNMV, Sebastían Albella, instándole a que no aprobara el folleto de venta hasta que no tuviera el plácet de Energía, competente en telecomunicaciones, y de Fomento. Albella obvió esta petición y tanto Nadal como De la Serna contraatacaron pidiendo a la Abogacía del Estado un dictamen que argumentara si la venta de Abertis debe tener primero su consentimiento. Pese a que se esperaba conocer esta resolución hace semanas, aún no hay constancia de la misma. Otros ministerios como el de Economía y Hacienda se han mostrado mucho menos beligerantes contra la opción de compra de Atlantia.

El bloqueo de Nadal a la salida de Eutelsat en Hispasat se conoció días después de que se supiera que REE estaba ultimando con Abertis la compra del 90% de los satélites por alrededor de 1.000 millones de euros. El operador del sistema eléctrico sigue interesado en la operación, pero se ve obligado a esperar, apuntan fuentes institucionales, hasta que se resuelva el entuerto entre el accionista francés del gestor de satélites presidido por Elena Pisonero y el Gobierno de España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios