Caixabank se apunta al carro de los italianos

Atlantia (con Caixa) toma la delantera a ACS en el coste financiero para opar Abertis

Tras conocerse algunos pormenores de la apuesta financiera de la opción que encabeza Florentino Pérez, las cifras apuntan a que la banca le presta el dinero a un coste menor a los italianos

Foto: Logo de Abertis. (Reuters)
Logo de Abertis. (Reuters)

La conjugación financiera de 'peras con peras' (concesionaria+concesionaria) apunta a que sale algo más barata a la de 'peras con manzanas' (concesionaria+constructora). Dicho de otra manera, el 'pool' de bancos que están detrás de la apuesta de Atlantia por opar Abertis exige unos intereses por prestar su dinero ligeramente inferiores a los que se han puesto del lado de Florentino Pérez, a tenor de los datos que han ido trascendiendo.

Los 14.700 millones de euros que necesitan los italianos reflejan un coste del préstamo anualizado que está entre los 90 y los 140 puntos básicos sumados al tipo de interés del mercado que en el caso de Atlantia utiliza el euribor, según se puede deducir de los datos proporcionados en el folleto de la opa remitido a la CNMV.

Estos márgenes están ligeramente por encima en el caso de Hochtief, que ha solicitado 15.000 millones de euros. Tal y como ha adelantado este martes El Confidencial, el diferencial sobre el tipo de interés obtenido por la filial de ACS es de 140 puntos básicos, a los que habría que sumar otros 50 puntos básicos más al año por la comisión de apertura. En total, 190 puntos básicos. La vida del crédito es de 2,7 años para Atlantia por dos años para Hochtief, sostienen fuentes cercanas a la operación.

Otro punto a tener en cuenta son las condiciones impuestas por la banca. Según fuentes del mercado, los financiadores de Hochtief han exigido que además de la venta de Hispasat y Cellnex, Florentino Pérez y Marcelino Fernández Verdes se deshagan de un paquete de Sanef, la concesionaria francesa del grupo de infraestructuras catalán.

Pese a que se percibe una diferencia a favor de la opción italiana, expertos cercanos a la operación señalan que las cifras hay que tomarlas con pinzas, ya que existe una infinidad de pequeños detalles que pueden hacer variar hacia arriba o hacia abajo este coste del dinero. Según dicen, ahora los bancos cuentan con una enorme posición de liquidez y son proclives a participar en las financiaciones, de ahí que ambas propuestas tengan unos intereses muy bajos, pese a tratarse del tercer mayor crédito firmado en Europa después de los concedidos a British American Tobacco y Rechitt Benkckiser.

CaixaBank solo está en Atlantia

Después de que ambos ofertantes hayan puesto sus cartas boca arriba, se ha podido ver que CaixaBank aportará parte del sindicado de Atlantia. La entidad catalana, que comparte máximos accionistas con la compañía a opar Abertis, está junto con Santander entre los bancos españoles que han optado por adherirse al préstamo para los italianos. Aunque CaixaBank ha rechazado hacer comentarios a este respecto, fuentes del mercado sostienen que ya habían acumulado mucho riesgo en operaciones con el Grupo ACS, lo que le obligó a desestimar la opción de Florentino Pérez.

El agregado de bancos que sustentan cada una de las ofertas también tiene perfiles diferentes. Del lado de ACS están el francés Société Générale, el alemán Commerzbank, el inglés HSBC y el japonés Mizuho. A estos bancos se han sumado los también galos Natixis y Crédit Agricole, que en un principio financiaban la opa de Atlantia sobre la concesionaria española, así como los anglosajones Royal Bank of Scotland y Barclays, además del nipón Sumitono Corporation y del canadiense RBC. BBVA, Sabadell y Bankia también están en esta parte con una aportación de unos 2.400 millones.

Por su lado, los bancos que están detrás de Atlantia son Mediobanca, Credit Suisse, Unicredit, Intesa San Paolo y el francés BNP Paribas. Estos son los que llevan el peso de la operación pero también aportan fondos Bank of America Merrill Lynch, Goldman Sachs o ING, entre otros menos conocidos.

Algunos, como BBVA, Commerzbank o Société Génerale, estaban en un primer momento con Atlantia y decidieron pasarse al otro bando porque su peso dentro del sindicado para los italianos era poco significativo, amén de un interés muy reducido, apuntaron fuentes financieras tras el cambio.

Por un lado, destaca la presencia de bancos españoles a ambos lados de la jugada, a diferencia de lo que ocurre con las entidades italianas, concentrados en el sindicado de Atlantia. También llama la atención que excepto JP Morgan, el resto de grandes bancos americanos también se dacanten por la opción transalpina.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios