reunión de la comisión de nombramientos

Carvajal exige el apoyo explícito de los bancos para aceptar la presidencia de Prisa

El banquero de inversión pide el respaldo unánime de todo el consejo de administración y de los principales acreedores para evitar un escándalo como el de Javier Monzón

Foto: Jaime Carvajal, consejero delegado del banco de inversión Arcano. (EC)
Jaime Carvajal, consejero delegado del banco de inversión Arcano. (EC)

Días cruciales para conocer a la persona que se pondrá al frente de Prisa con el fin último de rescatarla de su actual insolvencia. La comisión de nombramientos y retribuciones de la compañía editora de ‘El País’ se reúne este viernes para valorar quién ocupará el cargo de presidente. Un puesto para el que la mayoría de accionistas y el todavía primer ejecutivo del grupo de medios de comunicación han elegido a Jaime Carvajal, consejero delegado del banco de inversión Arcano, tal y como avanzó El Confidencial el pasado 20 de octubre.

Según su entorno, Carvajal estaría dispuesto a aceptar la propuesta de la comisión de nombramientos, dirigida por Gregorio Marañón Beltrán de Lis, tras obtener el respaldo del propio Juan Luis Cebrián y de Joseph Oughourlian, el representante de Amber Capital, dueño del 19% del capital y miembro también del comité encargado de proponer al nuevo presidente. Oughourlian ha sido el accionista más beligerante con la gestión actual y el que ha solicitado un cambio más urgente.

La designación del banquero sería en principio como vicepresidente, para en los próximos meses, una vez cerrada la recapitalización de Prisa y la reestructuración de la deuda, ser propuesto como presidente no ejecutivo. Cebrián seguiría en un puesto de responsabilidad al frente de la línea editorial de ‘El País’.

Carvajal se habría quedado solo en la terna de potenciales presidentes después de que Cebrián sondeara la posibilidad de nombrar a Eva Castillo, exdirectiva de Bank of America Merrill Lynch y de Telefónica, y a Cristina Garmendia, ministra de Ciencia y Tecnología durante la última etapa de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero Castillo tiene el hándicap de que sigue siendo consejera de Telefónica, dueña del 13% de Prisa y próxima a César Alierta, el veterano empresario que hoy no es bien visto en los cenáculos próximos a Moncloa.

Por su parte, Garmendia contaba con el apoyo de Juan Luis Cebrián, César Alierta y Felipe González, que este fin de semana coincidieron en Buenos Aires con motivo de la XVIII edición del Foro Iberoamericano. Un encuentro que tuvo como invitada especial a la exministra, a la que se vio varias veces reunida con los citados e Isidre Fainé. Los dos primeros en representación formal de Prisa, pese a que el expresidente del Gobierno no tiene ningún cargo oficial, y los dos segundos como accionistas indirecto y directo, respectivamente, del grupo de comunicación.

Sin embargo, la mayor responsabilidad de Garmendia, doctora en Biología, ha sido la de ser presidenta de la cotizada hispano alemana Sygnis, que apenas tiene una capitalización bursátil de 64,7 millones. Tras dejar el Ministerio de Ciencia e Innovación en 2011, fue nombrada presidenta de la Asociación de Empresas Biotecnológicas (Asebio) y miembro de la junta directiva de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), así como presidenta de la Fundación Cotec y de la Fundación Mujeres por África. Más tarde entró en los consejos de Corporación Financiera Alba, Everis, Pelayo, Logista y finalmente Gas Natural en 2015.

Sus condiciones

No obstante, no es el perfil que han pedido los bancos acreedores, que han requerido un directivo con conocimientos especializados en finanzas, dado que el grupo de medios de comunicación necesita convencer a los fondos oportunistas para sacar adelante la ampliación de capital de 450 millones y alargar los vencimiento de la todavía abultada deuda de 1.548 millones. Una figura más parecida a Fernando Abril-Martorell, el consejero delegado que lideró la primera gran reestructuración del pasivo hasta su dimisión en julio de 2014.

Carvajal es el que reúne estas condiciones. Pero el consejero delegado ha exigido el apoyo de la mayoría de los accionistas, así como el respaldo unánime de los miembros del consejo. Ambas condiciones tienen todavía escollos por resolver, porque uno de los bancos no le ha dado su apoyo explícito. Además, el banquero ha pedido poder compaginar su futuro rol en Prisa con sus funciones actuales en Arcano.

Lo que no se quiere repetir es el caso de Javier Monzón, el hombre propuesto por Ana Botín que chocó directamente con Amber Capital y con HSBC. Ni el fondo oportunista ni el banco inglés, dueño del 9% de Prisa y de parte de la deuda, vieron con buenos ojos la designación a dedo del directivo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios