OFERTA COMPETIDORA CONTRA ATLANTIA

ACS explota la vis política de su OPA: Abertis será española y seguirá en Madrid

ACS explota la vis política de su OPA: Abertis será española y seguirá en Madrid

Foto: El presidente de la división de construcción de ACS y miembro del consejo de supervisión de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes. (EFE)
El presidente de la división de construcción de ACS y miembro del consejo de supervisión de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes. (EFE)

Abertis seguirá siendo una compañía española y con sede en Madrid. Así lo explicó ayer el consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, en el transcurso de un encuentro mantenido con medios de comunicación, donde explicó en primera persona las bondades de “su” proyecto para Abertis, que de acuerdo a sus planes sería excluida de bolsa y se convertiría en una filial de la alemana Hochtief, a su vez controlada por la constructora española.

Fernández Verdes que no quiere oír hablar de “novelas” cuando salen a colación las derivadas políticas de la operación. De hecho, el primer ejecutivo de ACS se refiere a la operación de Abertis como “su” apuesta tras aterrizar a los mandos de la compañía el pasado mes de mayo, negando así que la constructora se haya embarcado en esta operación como respuesta patriótica para competir con la italiana Atlantia (mal vista por una parte del Gobierno).


En su explicación, el propio consejero delegado de ACS resta mística al diseño de la operación. En líneas generales, pasa por replicar el modelo que dio pie a la creación de Abertis hace 15 años, cuando Florentino Pérez fraguó un acuerdo con La Caixa para agrupar sus negocios de concesiones (Aurea y Acesa). Entonces era un negocio local y ahora lo es a escala global, pero comparte misma filosofía: un grupo constructor mas otro de concesiones.

"Nosotros fundamos Abertis con La Caixa y hemos estado ocho años juntos en el consejo de administración. Nuestra relación es inmejorable y yo estaría encantado con que pudiera estar en este proyecto". Como deja entrever, Fernández Verdes ha armado una oferta económica para que la entidad catalana se sienta cómoda, con un traje casi a medida, sobre todo por la generosa política de dividendo comprometida (hasta el 90% del beneficio).

La historia reciente de ACS, hasta convertirse en un gigante mundial, recoge la esencia del patrón empresarial de Florentino Pérez: comprar competidores y su cuota de mercado (Dragados, Hochtief, Cimic…), vender activos no estratégicos para financiar operaciones (Vallehermoso, Urbaser, Cellnex…) y pujar por negocios con flujos de caja estables (Fenosa o Iberdrola). Un modelo que Marcelino Fernández Verdes asume como propio para esta operación.

Sede corporativa del grupo de Infraestructuras 'Abertis'. (EFE)
Sede corporativa del grupo de Infraestructuras 'Abertis'. (EFE)

Respecto a los números, el consejero delegado de ACS defiende la capacidad de generar valor a través de la integración vertical de los negocios de Hochtief y Abertis. Y aunque parezca un acto de fe para los más reacios, Marcelino recurre a sus tres décadas en el sector de la construcción para sostener sus cálculos, sabiendo además que sus últimos cinco años de servicios especiales en las filiales de Alemania y Australia le han consagrado dentro del grupo.

Fernández Verdes sostiene que la unión genera una mejora "importantísima" para ambos. Como reconoció, "el balance de una empresa constructora tiene limitaciones a la hora de lograr financiación" para proyectos público-privados (PPP). Juntos, es decir, apalancando la capacidad de caja de Abertis, podrían competir (chinos y franceses) por la bolsa de 200 billones en licitaciones que hay en los próximos cuatro años en USA, Canadá, Australia y Europa.

Lo que también tiene claro el hombre fuerte de ACS es que "esto no ha hecho nada más que empezar", en referencia a la guerra de opas abierta sobre Abertis. Su oferta, de acuerdo a sus propias palabras, “es muy competitiva”. Ahora falta que Criteria (La Caixa) inclina el fiel de la balanza a su favor. Y hasta que eso se decide, tal vez algún árbitro irrumpa para amonestar a uno de los interesados por Abertis. Pero eso, para Marcelino, solo son novelas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios