Señal de alerta: la compra de empresas cayó un 25% ya en septiembre por temor al 1-O
  1. Empresas
frenazo en el tercer trimestre

Señal de alerta: la compra de empresas cayó un 25% ya en septiembre por temor al 1-O

El impacto económico del desafío soberanista ha tenido consecuencias ya en el tercer trimestre, cuando la incertidumbre ha hecho caer un 25% las operaciones de fusiones y adquisiciones

placeholder Foto: Una urna de cartón vista durante la jornada de votación en el referéndum del 1 de octubre. (Reuters)
Una urna de cartón vista durante la jornada de votación en el referéndum del 1 de octubre. (Reuters)

Hasta dónde puede afectar negativamente a las economías española y catalana el desafío soberanista es uno de los principales interrogantes que ha desatado el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre, una pregunta que cada día arroja negativos indicios en forma de fuga de sedes empresariales, caída de consumo y turistas, retirada de depósitos o traslado de negocios a regiones limítrofes.

Pero la amenaza no queda ahí; ni siquiera empieza en ese punto, en ese 1-O que ha hecho saltar todas las alarmas. La amenaza independentista y sus nefastas consecuencias económicas ya se dejaron sentir antes, en los meses inmediatamente previos al referéndum, golpeando con dureza al ritmo de fusiones y adquisiciones (M&A) de compañías.

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (EFE)

Según la firma internacional Thomson Reuters, en el tercer trimestre del año, es decir, el correspondiente a julio, agosto y septiembre, el número de operaciones en toda España se ha desplomado un 25%; mientras que el recorte en términos de volumen ha alcanzado el 34%. Números que rompen la positiva tendencia de los últimos tiempos.

"Nuestra interpretación es que este número indica que, ya antes del 1-O, y ante el cariz que estaban tomando los acontecimientos, se pararon muchas operaciones a la espera de ver qué pasaba, y sospechamos que el principal responsable de esta caída ha sido el freno de operaciones en Cataluña, sobre todo, en septiembre", señalan desde un gran bufete de abogados.

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)

Esta tesis es respaldada por los números que maneja la firma TTR (Transactional Track Record), que desglosa la evolución de los acuerdos de M&A tanto por meses como por comunidades autónomas. Según sus datos, en el tercer trimestre, el número de fusiones y adquisiciones en toda España se redujo un 12%, con una caída en volumen del 20,3%.

El principal responsable de este golpe ha sido Cataluña, donde el recorte ha sido del 19,6% y 62,9%, respectivamente, mientras que en el resto del Estado, sin tener en cuenta a la citada comunidad autónoma, la caída ha sido del 8,2% en el número de transacciones, y del 3% en volumen. Números que amenazan con convertirse solo en una antesala de lo que puede venir.

Peligro de recesión en Cataluña

Esta misma semana, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha alertado de que Cataluña se enfrenta, incluso, a la posibilidad de entrar en recesión, una opción que podría desencadenarse, si continúa creciendo la tensión, a partir del próximo mes, ya que entonces el Gobierno de la Generalitat deberá hacer frente al pago de 290 millones de préstamos bancarios.

placeholder Agencia de medición de riesgos Standard & Poors (S&P). (EFE)
Agencia de medición de riesgos Standard & Poors (S&P). (EFE)

Para el resto de España, las turbulencias que vive la comunidad autónoma pueden traducirse en un menor ritmo de crecimiento, ya que la región presidida por Carles Puigdemont representa un 19% del PIB nacional, amenaza que apunta a cobrar todavía más cuerpo si Cataluña termina yendo a nuevas elecciones, porque la incertidumbre política podría llevar a una "sostenida caída en la confianza de las empresas y consumidores y una potencial interrupción de los negocios", señala S&P.

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)

El propio Gobierno, tanto por boca de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, como del ministro de Economía, Luis de Guindos, dejaron ver este viernes que la crisis catalana no saldrá gratis a la economía nacional, y que podría llevar al Ejecutivo a situar por debajo del 2,6% las previsiones de crecimiento de España en 2018, amenaza que irá en crecimiento conforme se alargue la tensión en Cataluña.

placeholder La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)

Precisamente, el desglose de los datos de fusiones y adquisiciones del tercer trimestre de TTR permiten comprobar cómo, conforme fue subiendo la temperatura en este periodo y aproximándose la fecha del referéndum, las inversiones aceleraron su ritmo de caída.

Foto: El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el 'expresident' Artur Mas. (EFE)

Así, mientras que en julio el total nacional se saldó en positivo, el dato individual de Cataluña recogió ya un recorte del 13% en número de operaciones; caída que se acrecentó hasta el 15,3% en agosto, cuando el resto de España ya sufrió un recorte del 8%, y que superó el 30% en septiembre (frente al 28% del resto del país).

En términos de volumen, Cataluña empezó a sufrir el recorte en agosto, con una caída del 86%, mientras que el resto de España consiguió más que duplicar las cifras de un año antes; y el golpe definitivo llegó en septiembre, cuando la comunidad autónoma retrocedió más del 90%, y el resto del Estado, un 81%.

Fusiones y adquisiciones Thomson Reuters Carles Puigdemont Standard & Poors (S&P) Referéndum Cataluña 1-O Independencia de Cataluña
El redactor recomienda