OFERTA ALTERNATIVA A ATLANTIA

ACS presume en la City de tener el dinero para pujar por Abertis

La compañía trabaja bajo la presión del calendario de la CNMV, ante la inminente aprobación de la oferta italiana de la familia Benetton.

Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez, durante su intervención en la junta de acccionistas de ACS. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez, durante su intervención en la junta de acccionistas de ACS. (EFE)

Nueva semana de faena en Londres. El consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, ha vuelto a recalar por la plaza financiera de la City para dar forma a su oferta alternativa por Abertis. Flanqueado por el banco de negocios HSBC, encargado de organizar la cita, el ejecutivo español trasladó a los inversores que la constructora dispone ya de las garantías financieras necesarias para plantar cara a la oferta rival de 16.000 millones de los italianos de Atlantia.

Después de intentar dar forma a distintos planes, ACS parece haber resuelto con JP Morgan una solución que permita presentar una contraoferta con garantías. Según fuentes financieras, el banco de negocios estadounidense ha diseñado una oferta con recursos propios y apalancamiento para competir con el gigante italiano de la familia Benetton. Hasta un tercio de la oferta procedería de la ampliación de capital de Hochtief, la filial alemana de ACS, mientras el resto sería deuda bancaria.

Antes de este esquema, ACS ha intentado convencer a distintos fondos e inversores internacionales, como la australiana Macquarie, para entrar en un vehículo desde el cual canalizar la inversión en Abertis. Sin embargo, ante la falta de interés por esta fórmula, JP Morgan ha garantizado la capacidad de financiar la contraoferta, con la ampliación de capital de Hochtief incluida, aunque solo se ejecutaría en caso de resultar ganadora, según explican fuentes próximas a los asesores.

Mientras tanto, el mercado espera que la CNMV apruebe la oferta presentada por Atlantia el pasado mes de junio. En este tiempo, algo dilatado para la sensibilidad italiana, ACS viene trabajando a contrarreloj para construir su oferta, con la referencia de precio de 16.000 millones en el horizonte. Y en ese frenesí, las visitas a Londres se han sucedido cada mes para pulsar la sensibilidad de potenciales socios financieros que sumar a su proyecto. Salvo sorpresas ‘regulatorias’, el calendario no espera.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios