HACEN EL AÑO EN UNA SEMANA

Horas extra y objetivos anuales cumplidos: Santander y Bankia se ponen las botas

Las posibles consecuencias del proceso soberanista en las entidades financieras catalanas han provocado reacciones de duda entre los clientes de dentro y fuera de Cataluña

Foto: Una mujer pasa por delante de una oficina del Banco Santander. (Reuters)
Una mujer pasa por delante de una oficina del Banco Santander. (Reuters)

"Nos están enterrando en dinero", aseguran los empleados de una céntrica sucursal del Banco Santander en Madrid. "Hemos superado objetivos de todo el año en una semana", añaden. En una oficina de Bankia, también en la capital, comentan a El Confidencial que "en solo cuatro días, desde el pasado domingo, nos han entrado 700.000 euros. Es impresionante el ritmo al que estamos trabajando".

La casuística salpica todo el territorio nacional. Desde otra oficina bancaria de Galicia, por ejemplo, aseguran que "ha venido un cliente con 400.000 euros de golpe" y comentan que "vamos a cumplir objetivos sin pestañear". Mientras, desde una sucursal del Santander en Toledo reconocen "no dar abasto". Y eso, a pesar de los cambios de sede anunciados por los dos bancos catalanes en un intento por despejar dudas.

Aunque no hay cifras oficiales, las entidades catalanas aseguran que las salidas de depósitos no son preocupantes. El miedo a las consecuencias que podría tener la independencia –es decir, corralito y devaluación de la hipotética moneda catalana–, por muy improbable que sea, y el rechazo a las firmas catalanas de muchos ciudadanos como reacción al desafío independentista están provocando un trasvase hacia bancos 'españoles'. Incluso muchos ciudadanos catalanes están redomiciliando sus cuentas en poblaciones limítrofes.

Los bancos más beneficiados, según esta 'anecdotal evidence', son Santander, Bankia y Bankinter, entidades percibidas por el gran público como claramente españolas y sin apenas lazos con Cataluña. BBVA se ha quedado rezagada ya que, aunque su origen no es catalán, es la principal entidad de esa comunidad tras las compras de CatalunyaCaixa y Unnim.

Los clientes a pie de calle se han movilizado al igual que lo han hecho los usuarios de banca privada o los inversores institucionales de la City. Ante el desconcierto, las dudas o el simple desconocimiento, la espiral ha ido creciendo a lo largo de la semana, situación a la que tanto Banco Sabadell y CaixaBank han tenido que responder de manera gradual –hasta anunciar cambio de sede– para traquilizar y defender los intereses de sus clientes y accionistas.

Los bonus por objetivos

Este movimiento de fondos tiene su correlato en la remuneración de los empleados. En banca, lo normal es que una parte importante del salario sea variable ligado a objetivos, que son por lo general cuantitativos. Por eso, en las entidades que están recibiendo este maná, los empleados están encantados porque van a superar "de largo" los objetivos anuales de captación de recursos (pasivo), lo que va a disparar los bonus.

La otra cara de la moneda se vive en las oficinas las entidades catalanas, donde los trabajadores han visto esfumarse su paga variable en menos de una semana. Por eso, Comisiones Obreras ha pedido a la cúpula de CaixaBank que estas retiradas de depósitos no se tengan en cuenta a la hora de calcular los bonus, ya que se deben a circunstancias totalmente ajenas al desempeño de los profesionales.

En este contexto, el banco de negocios Goldman Sachs asegura que Sabadell y CaixaBank tienen una posición de liquidez muy holgada y, además, cuentan con acceso ilimitado al BCE. Por otro lado, ambas entidades han anunciado el traslado de sus sedes a Alicante y Valencia, respectivamente, para tranquilizar a sus clientes en el sentido de que seguirán en la zona euro, bajo la supervisión del BCE y protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos pase lo que pase.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios