Forestalia apela al brazo financiero de la UE para poner en marcha sus parques eólicos
  1. Empresas
La decisión se prevé que llegue a final de año

Forestalia apela al brazo financiero de la UE para poner en marcha sus parques eólicos

La compañía que venció a las grandes eléctricas en las subastas de renovables con sus ofertas a derribo ha condicionado el cierre financiero de 300MW a 165 millones procedentes del BEI

Foto: Vista del atardecer desde un parque de energía eólica. (EFE)
Vista del atardecer desde un parque de energía eólica. (EFE)

Forestalia se acerca a la hora de la verdad. Tras casi dos años de que se adjudicara 300MW de energía eólica contra todo pronóstico y pasando por encima de las grandes eléctricas con su oferta a derribo (libres de ayudas estatales), la compañía tiene previsto cerrar la financiación a finales de este año. Para ello, y después de muchas negociaciones, ha solicitado al Banco Europeo de Inversión (BEI), el brazo financiero de la Unión Europea, 165 millones de euros de los 298 que necesita para levantar los parques generadores de electricidad.

Esta cifra es la que ha podido consensuar la empresa de Fernando Samper con los ejecutivos del BEI, que ofrece los fondos en unas condiciones más favorables que las de mercado (dado que a su vez el BEI lo consigue más barato), siempre y cuando entienda que el proyecto tiene valor tanto desde el punto de vista social como económico. El hecho de que se trate de un negocio de producción de energía renovable le aporta puntos, ya que esta institución financiera es muy activa en desarrollo de energía verde.

El propio BEI anunció en su web la semana pasada que está estudiando este proyecto, por lo que Forestalia ha condicionado la financiación del mismo al posible OK de la entidad participada por los miembros del proyecto comunitario, que aportaría más de la mitad del capital necesario.

De llegar los 165 millones del Banco Europeo de Inversión, quedaría poco espacio para la banca en estos 298 millones que necesita Forestalia

Esta partida millonaria procedente de Europa, sin embargo, no ha caído muy bien en los departamentos de desarrollo de proyectos de los grandes bancos españoles. Fuentes financieras apuntan a que Forestalia ya tenía un 'pool' de bancos dispuestos a poner el dinero para el proyecto Goya, denominado así porque se situará muy cerca de Fuendetodos, localidad de nacimiento del genio aragonés de la pintura. Concretamente, los parques están proyectados entre Cariñena y Belchite, provincia de Zaragoza.

Santander, BBVA, Sabadell y CaixaBank, que llevan meses trabajando en la financiación de largo plazo de estos 300MW, se quedarían con una porción muy pequeña de este pastel de 298 millones de euros si finalmente llegan los 165 millones desde Luxemburgo, sede central del BEI. Además, de los 133 millones restantes, aún está por definir qué parte aporta Forestalia con recursos propios y de sus socios, General Electric y Blackrock, por lo que poco le quedará a la banca. No obstante, la compañía afirma que todas las entidades están sobre aviso de que la empresa trata de conseguir este capital del BEI, que le sale más barato.

Foto: Planta fotovoltaica.

Sin embargo, lo que le sobra a Forestalia son proyectos a financiar. Además de los 300MW que se adjudicó en 2016, tiene en cartera otros 1.200MW obtenidos en la subasta de mayo de este año, por lo que la banca aún tendría oportunidades de aportar financiación en desarrollos eólicos. No solo eso, también cuenta con adjudicaciones de biomasa de 2016 y fotovoltaica de la reciente subasta celebrada a finales de julio de este año. La firma consiguió 316MW para desarrollar energía solar.

Todo está por definir. La compañía trabaja para dar entrada a socios en el capital de Forestalia que le permitan acometer un desarrollo de otros más de 1.200 millones de euros, una cifra inabarcable para que la compañía presidida por Fernando Samper pueda enfrentarla en solitario. Fuentes financieras próximas a la compañía explican que, además de General Electric, firma encargada además del desarrollo tecnológico, y Blackrock, ahora se estaría negociando la entrada de otros socios, que todo apunta a que sean fondos internacionales.

Un respiro para Nadal

El BEI explica que "la financiación para esta operación espera tener un importante efecto de aceleración para uno de los primeros proyectos de energía renovable desarrollados en España tras la moratoria de 2012 y bajo el nuevo marco regulatorio que entró en vigor en 2014. Además, contribuye a disminuir las emisiones de CO2 de cara a lograr el objetivo de España para 2020".

placeholder El ministro español de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. (EFE)
El ministro español de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. (EFE)

De esta manera, el brazo financiero de la Unión Europea ayuda a dar salida a gran parte de los megavatios subastados en 2016. Esto supone un espaldarazo para el Ministerio de Energía. Por un lado, como señala el BEI, para alcanzar el objetivo de renovables comprometido con Bruselas. Pero por otro lado disipa las dudas sobre la subasta de 2016, con José Manuel Soria aún en el cargo. La victoria de Forestalia pujando a máximo descuento llevó a muchos a especular con que la compañía se había pasado de frenada y no sería capaz de encontrar financiación para el proyecto.

Es más, cuando Nadal llegó al ministerio blindó las siguientes subastas triplicando los avales e introdujo una serie de hitos intermedios que aseguraran la realización de los proyectos. Así, el apoyo del BEI contribuye a que la planificación del Gobierno para cumplir sus compromisos pueda ser efectiva. No obstante, quedan poco más de dos años y hay más de 8.000MW de renovables por construir. La gran pregunta en el sector es si todo estará a tiempo. La hora de la verdad cada vez está más cerca.

Banco Europeo de Inversiones Energía eólica Finanzas Unión Europea BlackRock Zaragoza I+D+I Luxemburgo
El redactor recomienda