crisis por el proceso independentista

Por qué Sabadell ha elegido Alicante: sede de Solvia, de la vieja CAM y 23% de negocio

El banco conserva tres edificios en la ciudad, incluido su servicio de ‘backup’ informático, aunque había desplazado personal de la antigua caja a Barcelona y Madrid

Foto: Vista de la vieja sede de la CAM en Alicante. (EFE)
Vista de la vieja sede de la CAM en Alicante. (EFE)

No es una vuelta a casa, pero casi. La elección de Alicante como nueva sede social (que no operativa) es una salida hasta cierto punto natural para el Banco Sabadell. La ciudad alberga ya muchas de las dependencias de la dirección territorial de la zona este (Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares), el segundo mayor mercado del banco del Vallès, detrás de Cataluña. Casi una cuarta parte de su negocio (el 23%) procede de estos territorios, una cuota en gran parte heredada de la cartera de la antigua Caja Mediterráneo (CAM), que el Sabadell se adjudicó en diciembre de 2011 después de que la entidad alicantina recibiese más de 5.200 millones de euros del FROB.

Al contrario que Bankia, que decidió repartir sus sedes social y operativa entre Valencia y Madrid, respectivamente, tras la fusión entre Caja Madrid y Bancaja, el Banco Sabadell optó por ir absorbiendo progresivamente toda la estructura administrativa y de servicios centrales de la antigua Caja Mediterráneo. Una parte importante del personal se ha ido desplazando a Barcelona y Madrid conforme se ha completado la integración, pero la entidad catalana todavía mantenía la subsede de la dirección territorial en el edificio de la avenida Óscar Esplá en Alicante, que albergaba el cuartel general de la CAM.

Este inmueble fue elegido en 2014 para ubicar las dependencias y la central de operaciones de Solvia, la filial inmobiliaria ligada al banco. Esto tiene sentido porque el grueso de los activos inmobiliarios traspasados a Solvia procedía de la CAM y se ubica en el área de influencias de la caja, tanto en inmuebles como en suelos por desarrollar. Solvia mantiene un actividad importante por toda la Comunidad Valenciana, comercializando activos e, incluso, desarrollando promociones propias en colaboración con socios constructores locales.

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu. (EFE)
El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu. (EFE)

Apremiado por el Banco de España, que no quiere riesgos financieros añadidos (y menos aún entidades sistémicas fuera del perímetro de la eurozona), el Sabadell ha elegido un salida que puede recibir menor contestación entre clientes independentistas que Madrid, al tratarse de una ciudad situada en una autonomía vecina que, aunque no es el caso mayoritario en Alicante ciudad, está dentro del área lingüística compartida, al igual que ocurre con CaixaBank y Baleares. Aun así, está por ver el nivel de castigo que recibe la entidad en cuanto a retirada de depósitos en Cataluña por el mero hecho de haber modificado su sede social en pleno desafío ‘indepe’.

En la trasera de la elección del vecino valenciano como nueva sede social está la buena relación personal que mantienen el presidente del banco, Josep Oliu, y el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig. Antes de ser banquero, en los años ochenta, Oliu estuvo vinculado al PSOE. Ambos comparten además encuentros estivales en Morella, el pueblo de Puig.

Sin embargo, en fuentes cercanas al Gobierno valenciano se asegura que no se ha producido ninguna consulta previa y que el barón socialista no tenía conocimiento de la decisión con anterioridad a la celebración del consejo de administración de este jueves por la tarde. “Lo que es más importante es que se resuelva la crisis territorial y que haya seguridad jurídica”, señalan fuentes del entorno de Presidencia de la Generalitat valenciana.

Preguntado sobre el asunto en Alicante, Puig ha señalado que la Comunidad Valenciana “está en buena disposición” para el cambio de ubicación. “Es evidente que nosotros no queríamos que esta situación se produjera, pero es normal que el Sabadell vele por sus intereses”, ha afirmado antes de que el consejo del banco ratificase la decisión.

Antigua sede de la CAM en Alicante. (EFE)
Antigua sede de la CAM en Alicante. (EFE)

En declaraciones a El Confidencial, el presidente de la Diputación de Alicante, el popular César Sánchez, se mostraba satisfecho por la decisión del Banco Sabadell. “Nos une una extraordinaria relación porque es la sucesora de la antigua CAM y mantiene una apuesta importante por la provincia de Alicante, con inversiones en obra social y en responsabilidad social corporativa. Alicante es una tierra acogedora y está encantada de recibir empresas de esas dimensiones. Nos parece muy positivo y además tenemos lazos históricos”, afirmó.

En realidad, el cambio de sede es más simbólico que real. Los servicios centrales del Sabadell seguirán, de momento, en Barcelona. Como ocurre con Bankia, en el caso de que el traslado del domicilio se consolide, las juntas de accionistas sí tendrán que celebrarse en Alicante. A su favor han jugado también las buenas conexiones de la ciudad por vía aérea (el aeropuerto de l’Altet es uno de los más concurridos de España, tras el Adolfo Suárez y El Prat), por ferrocarril AVE con Madrid y por carretera con Cataluña, porque el tren que conecta Alicante y Barcelona sigue siendo lento y no de alta velocidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios