sus números se deterioran desde 2008

Alerta de impagos en el sector de los gimnasios ante el derrumbe de sus cuentas

Un análisis global de los resultados de los centros deportivos en los últimos años de Crédito y Caución advierte de que uno de cada tres gimnasios está en riesgo elevado de impago

Foto: Foto de deportistas haciendo ejercicio en un gimnasio. (EFE)
Foto de deportistas haciendo ejercicio en un gimnasio. (EFE)

Crédito y Caución ha puesto en la diana a los gimnasios españoles. Iberinform, filial de análisis de la compañía aseguradora de crédito, sostiene que el 33% del sector de los gimnasios está en máximo o elevado riesgo de impago.

Las conclusiones se basan en el estudio de las cuentas de todas las compañías que se dedican a esta actividad. Según sus cálculos, los resultados medios de los gimnasios (estimación media de todo el sector) entraron en terreno negativo en 2008 y han ido deteriorándose paulatinamente, hasta llegar en 2015 a rozar los 100.000 euros de pérdidas de media.

Fuente: Crédito y Caución.
Fuente: Crédito y Caución.

Según explican los responsables del estudio, el mal desempeño global del sector tiene varias causas. Por un lado, afecta la proliferación de nuevos centros en los últimos años, que han aumentado la competencia y han estrechado los márgenes de los centros deportivos.

A este inconveniente hay que sumar la aparición cada vez más extendida de gimnasios de carácter público, que ofrecen unas cuotas mucho más bajas que sus homólogos de titularidad privada. La prueba es que la facturación media se ha mantenido muy estable desde 2008, pese al creciente número de usuarios.

La proliferación de centros ha estrechado los márgenes y cada vez hay más de carácter público, lo que obliga a rebajar aún más las cuotas

Desde Iberinform explican que el sector de los gimnasios se comporta como una 'comoditie', donde el servicio que se presta es similar en la mayoría de los casos y la diferencia la marcan la proximidad geográfica y el precio.

A todo lo anterior hay que sumar cierta pérdida de ingresos derivados de la crisis económica. Ante la necesidad de recortar gastos de particulares y familias, muchos decidieron prescindir de la suscripción a los gimnasios y practicar deporte en la calle. El auge del 'running' demuestra este hecho, ya que cada vez es más frecuente que la gente opte por salir a correr por la calle en lugar de acudir al gimnasio. Así, pese a que el número de usuarios de gimnasios, especialmente en las ciudades, no ha dejado de crecer en los últimos años, el empuje de la demanda no ha sido suficiente como para elevar las cuotas y dar la vuelta a los resultados globales de las compañías.

Un dato relevante que habla de las dificultades crecientes del sector de los gimnasios es el plazo de sus pagos. En 2015, era de 743 días de media, más de dos años, por los 574 días que tardaba en pagar de media en 2011. Esto hace que el 'rating' de morosidad que le da Iberinform se sitúe en el cinco en una escala del cero al 10.

Otro aspecto clave a tener en cuenta es la antigüedad de las empresas, que se concentran en gran medida en Madrid y Barcelona. "Posiblemente por las dudas en torno a la rentabilidad del sector, de acuerdo con los datos del estudio elaborado con Insight View, el número de empresas de reciente creación es inapreciable. Un 23% del tejido empresarial ha sido creado entre 2010 y 2014, y el 77% adicional tiene más de cinco años de antigüedad", asegura la filial de Crédito y Caución.

Fuente: Crédito y Caución.
Fuente: Crédito y Caución.

Otro dato que aporta Iberinform es el tamaño de las compañías que regentan los gimnasios. El 72% son microempresas, lo que habla de la dificultad de crecimiento de las compañías. Solo el 1% tiene el tamaño de gran empresa. El 22% son pequeñas, y el 5% llega a medianas empresas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios