resultados empresariales

Popular perdió 12.000M en el semestre y sufrió una fuga de depósitos de 18.500M

Los grupos bancarios que operan en España obtuvieron un beneficio neto conjunto de 6.964M en la primera mitad del ejercicio, casi un 19% más que entre enero y junio de 2016

Foto: El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán. (EFE)
El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán. (EFE)

Popular registró unas pérdidas de 12.218 millones de euros en el primer semestre, lo que supone los mayores 'números rojos' de la historia de la entidad. La entidad financiera ha comunicado sus resultados a través de la patronal bancaria, la AEB. Inicialmente se esperaba que lo hiciera a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), pero al dejar de cotizar no tenía obligación.

En el momento de la publicación de sus resultados correspondientes al primer semestre, Santander, propietario del banco desde el pasado 7 de junio, ya calculaba un impacto negativo de 12.000 millones de euros en Popular a raíz de su resolución.

Además, la entidad absorbida sufrió una fuga de depósitos entre enero y junio de este año de unos 18.552 millones de euros, de acuerdo con los datos recogidos en los 'Estados financieros' publicados este martes por la Asociación Española de Banca (AEB)

Concretamente, a cierre del pasado ejercicio la entidad contaba con 71.473 millones de euros en depósitos a clientes, mientras que al término del primer semestre Popular disponía de 52.921 millones de euros en depósitos de sus clientes. Así, la salida asciende a 18.552 millones de euros.

La salida de depósitos fue especialmente significativa entre abril y junio, es decir, desde el mes en el que su entonces presidente, Emilio Saracho, anunció que el banco estaba abocado a una ampliación de capital o una venta y el mes en el que se llevó a cabo su resolución. En ese periodo, la salida depósitos de clientes ascendió a 14.251 millones de euros.

Al cierre del primer semestre, las provisiones de la entidad se situaban en 1.509 millones de euros, de los que 17,48 millones de euros corresponden a cuestiones procesales y litigios por impuestos pendientes.

El resto de entidades

Los grupos bancarios que operan en España obtuvieron un beneficio neto conjunto de 6.964 millones de euros en la primera mitad del ejercicio, casi un 19% más que entre enero y junio de 2016, debido, fundamentalmente, al buen comportamiento de los ingresos procedentes del negocio bancario.

En un comunicado remitido hoy, la Asociación Española de Banca (AEB) explica que esta mejora de los ingresos recurrentes ha permitido compensar "los menores resultados de operaciones financieras y el incremento del gasto por impuestos".

Asimismo, aunque en menor medida, la tendencia decreciente de las provisiones para insolvencias, que bajaron algo más del 6%, y la contención de los gastos de explotación también ha contribuido al incremento interanual de los resultados.

El crédito a la clientela de los bancos de la AEB redujo su saldo en un 2,4% a cierre de junio y lo situó en 1,5 billones de euros, con un porcentaje de morosidad del 5,2%, algo mejor que el 5,9% registrado en junio de 2016.

La ratio de cobertura de esos créditos alcanzaba el 66% de los activos de dudoso cobro, dos puntos porcentuales más que un año antes, añade la AEB.

Los depósitos de clientes se mantuvieron en niveles similares a los del ejercicio anterior, en 1,4 billones de euros, con una disminución de apenas el 0,6%, con lo que la ratio de créditos sobre depósitos se situó en el 110%, dos puntos porcentuales inferior a la de junio de 2016.

Tras la resolución y venta de uno de los bancos socios (el Banco Popular) la suma de los balances consolidados de los grupos bancarios de la AEB presenta un patrimonio neto de 184.804 millones de euros, un 7,2% inferior al que resultaba de la agregación de balances en junio de 2016.

Según la AEB, esta variación se explica, por una parte, por el incremento de las reservas negativas por diferencias de conversión y, por otra parte, por la disminución de los fondos propios contables, del 3,9% anual, debida al efecto perímetro antes apuntado.

La Asociación explica, asimismo, que en esta ocasión ha decidido no presentar el informe agregado de las cuentas individuales de los bancos de la AEB debido a la distorsión que generarían los resultados semestrales del Popular.

En cuanto a la solvencia del sector, la ratio de capital de máxima calidad, conocida como CET1, se situó en el 12%, 15 puntos básicos menos que un año antes, mientras que la ratio BIS, de capital total, mejoró en similar cuantía hasta alcanzar el 14,9% a 30 de junio de 2017.

El margen de intereses, que refleja los ingresos, se aproximó a 29.000 millones de euros tras crecer un 4,4%, en tanto que el margen bruto aumentó un 3,1% y sumó 42.235 millones después de que las comisiones se incrementaran un 8,4% interanual.

Este crecimiento del margen bruto, unido a la contención de los gastos de explotación, que fueron similares a los soportados en la primera mitad del año anterior, sitúan la ratio de eficiencia en el 48,2 %, con una mejora interanual de algo más de un punto porcentual.

Las dotaciones a fondos y las provisiones para insolvencias continúan la tendencia decreciente, bajaron un 6,1%, hasta quedar en 9.347 millones de euros en el semestre, lo que representa el 0,72% de los activos totales medios, apenas 4 puntos básicos menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios