Ofensiva diplomática de Italia para desencallar la opa de Atlantia sobre Abertis
  1. Empresas
contactos entre la embajada y Moncloa

Ofensiva diplomática de Italia para desencallar la opa de Atlantia sobre Abertis

Si la Administración italiana no puso problemas en su día a que Abertis comprase en 2015 las autopistas italianas de A4 Holding, ahora el Gobierno Renzi pide una justa reciprocidad

Foto: Matteo Renzi, ex primer ministro de Italia y candidato a un nuevo mandato. (Reuters)
Matteo Renzi, ex primer ministro de Italia y candidato a un nuevo mandato. (Reuters)

El Gobierno italiano está movilizando todos sus resortes para apoyar la opa de Atlantia sobre Abertis, según han apuntado fuentes financieras cercanas a la operación. Para ello, ha contactado con el embajador italiano en España, Stefano Sannino, para que dialogue con el Gobierno y supere la actual hostilidad pasiva del Ejecutivo español hacia una operación corporativa que supone una compra por valor de 14.700 millones.

El principal argumento presentado ante el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y otros miembros del Gobierno es que, si la Administración italiana no puso problemas en su día a que Abertis comprase en 2015 la autopistas italianas de A4 Holding, ahora, en justa reciprocidad, el Ejecutivo español no debería torpedear una operación similar, aunque sea a una escala mucho mayor.

Mariano Rajoy, acompañado por el ministro de Energía y Turismo, Álvaro Nadal (i). (EFE)
Mariano Rajoy, acompañado por el ministro de Energía y Turismo, Álvaro Nadal (i). (EFE)

La intención de todos estos contactos es allanar el terreno para un viaje a España del consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, una visita que ya se aplazó antes del verano al haberse detectado el problema político que rodeaba la opa. Fuentes de Atlantia preguntadas por estos movimientos diplomáticos han declinado hacer declaraciones al respecto.

Los recelos del Gobierno de Mariano Rajoy se centran en la experiencia previa con otras empresas italianas. En el gabinete español está muy vivo el recuerdo de la opa de la eléctrica Enel, de carácter público, sobre la española Endesa. A juicio de algunos miembros del consejo de ministros, los italianos no cumplieron nada de lo que en su día se prometió en el folleto de la opa sobre la eléctrica.

Por ello, el Gobierno prefiere ir dilatando las cosas y esperar a ver quién es el ganador de las próximas elecciones italianas, en las que Matteo Renzi debe revalidar su mandato. Los consejeros de Rajoy han advertido al presidente del peligro de alcanzar un acuerdo con un Ejecutivo y que luego cambie el color del poder en Roma.

Florentino Pérez (d), en el partido de ida de la Supercopa. (EFE)
Florentino Pérez (d), en el partido de ida de la Supercopa. (EFE)

El Gobierno preferiría que el comprador de Abertis fuese español, o al menos que los españoles tuviesen un gran peso en el futuro consorcio comprador. Pero la mejor alternativa para ello, la constructora de Florentino Pérez, ACS, ha topado con problemas a causa de las reticencias de los fondos que tendrían que acompañarlo en la operación. Pérez necesita que entren en el capital de su filial Hochtief, pero estos inversores especializados en infraestructuras no quieren asumir el riesgo cíclico de la actividad constructora de esta empresa alemana, que es la que lanzaría la opa sobre Abertis.

Ventaja de Atlantia

Atlantia lleva ventaja sobre ACS. La mayor está explicada por los propios italianos en su documentación sobre la opa: han conseguido la financiación sobre la misma a un precio excepcional, el 1,9%. No está mal para un grupo que ha pedido a los bancos 14.700 millones, más 2.000 millones añadidos de crédito puente que facilita un ‘pool’ bancario liderado por Credit Suisse y Mediobanca y que está integrado, entre otros, por Intesa San Paolo, Unicredito y el francés BNP Paribas.

Foto: Florentino Pérez, junto a Nasser al-Khelaifi, presidente del PSG. (Reuters)

Cualquier grupo que quiera lanzar una contraopa debe intentar conseguir la financiación necesaria a un precio equivalente. Pero, a medida que pasa el tiempo, el entorno de tipos y, sobre todo, su perspectiva de subida complican la obtención de ese dinero.

Gigante europeo

La intención de Atlantia es constituir un gigante europeo de las autopistas que sumará 6.600 millones de ebitda y que será el mayor operador del continente.

Mientras tanto, Criteria, el 'holding' de participadas de La Caixa, pretende seguir siendo accionista del nuevo grupo resultante de la fusión. Tendría algo más del 16%. Pero en La Caixa todavía no se han pronunciado al respecto, en especial porque en medios de la fundación bancaria se entiende que el precio que se ofrece, 16,5 euros por acción, resulta más bajo de lo esperado.

Noticias de Italia Moncloa Íñigo de la Serna Mariano Rajoy Noticias de Abertis Autopistas Cataluña
El redactor recomienda