SEGUNDA MANO, COMPRA 'ONLINE', 'APPS' DE FINANZAS...

Que la vuelta al cole no sea un problema: 10 consejos para ahorrar en todas tus compras

La vuelta al cole supone un gasto medio de unos 400 euros por niño. Si no puedes asumir este gasto o quieres reducirlo al máximo, aquí tienes varios consejos para ahorrar

Foto:

La vuelta al cole está a la vuelta de la esquina y, con ella, uno de los mayores dolores de cabeza que los padres acaban asumiendo en estas fechas: el tremendo gasto que supone este retorno.

El año pasado, la vuelta al cole supuso a los padres un gasto medio de 392,08 euros por cada uno de sus hijos. A estos gastos hay que añadir algunos más: si tus hijos llevan uniforme, deberás asumir un coste extra de entre 132 y 204 euros, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Si no eres capaz de asumir este gasto —o si lo eres pero quieres gastarte lo menos posible—, te traemos 10 consejos para poder bajar el importe de la factura sin demasiados problemas.

1.- Libros de texto: ayudas y segunda mano

Si los libros de texto son uno de tus mayores quebraderos de cabeza a nivel económico, tienes varias opciones de ahorro. Para empezar, algunas CCAA subvencionan de manera total o parcial esta compra: consulta en la Administración correspondiente si tu zona geográfica cuenta con algún tipo de ayuda.

En caso negativo, no desesperes: puedes recurrir a aplicaciones de compraventa de productos de segunda mano como Wallapop o en foros de padres dedicados a este asunto. Eso sí, te recomendamos que no aceptes ningún envío por correo ni pago por anticipado. Si compras algo, haz el intercambio en persona para comprobar la calidad de los libros. Del mismo modo, paga también personalmente para evitar posibles fraudes.

2.- Material escolar: compara antes de comprar nada

Por norma general, la compra de material escolar no suele estar subvencionada, dada la variedad de artículos asociados y la subjetividad a la hora de comprar unos y otros. Si quieres ahorrar dinero, puedes recurrir a comparadores 'online' como Idealo o Savemoney para comprobar qué tiendas tienen el material más barato.

En este caso, puedes recurrir de nuevo a las aplicaciones de compraventa de segunda mano. No te valdrá para el material que se desgaste (lapiceros, cuadernos, colores...), pero sí para mochilas, estuches y demás enseres.

Las aplicaciones de compraventa de segunda mano te ahorrarán mucho dinero

3.- Ropa: mira otras opciones

Como bien sabes, cuanto más pequeños sean tus hijos, más habrás vivido una circunstancia frecuente: se les queda pequeña ropa... que está casi perfecta.

Si quieres dejar de gastar un dineral a lo tonto, puedes comprar la ropa de tus hijos de segunda mano. Puedes recurrir nuevamente a aplicaciones como Wallapop o a portales especializados precisamente en ropa de niños pequeños. En España, Percentil es una opción más que interesante.

4.- Vende lo que ya no necesites

Si vas a gastarte dinero en productos de segunda mano, ¿por qué no ganar dinero también con este tipo de productos? ¿Cuánta ropa y material de tus hijos están prácticamente nuevos y ya no les sirve?

En este caso, al igual que hiciste cuando compraste material, acude a portales como Wallapop, Percentil o Vibbo para vender todo aquel material del que quieras desprenderte. No ganarás ningún dineral, pero seguro que tu bolsillo lo notará.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

5.- Compra de manera 'online'

Si no estás acostumbrado a hacer compras por internet, es medianamente probable que dudes de este tipo de opciones. Sin embargo, piérdele el miedo: si lo haces con las precauciones adecuadas, las cuentas pueden salirte muy bien.

Y es que hay muchos materiales que, al comprarlos en una tienda física, tendrán un sobrecoste derivado precisamente del posicionamiento físico del establecimiento. Sin embargo, en internet seguramente los encuentres más baratos. Esta recomendación te vendrá especialmente bien, sobre todo, en el caso de los productos de las marcas favoritas de los niños, las asociadas a dibujos de la tele, etc.

Eso sí, si acudes a tiendas 'online', hazlo con las mayores garantías. Que no te ciegue el precio: compra siempre en portales que ya conocieras de antes y cuya fiabilidad des por sentada. Además, al hacer el pago, comprueba que la url de la web no empieza por 'http', sino por 'https', lo que indicará que estás en una conexión privada y segura. En cualquier caso, si sigues teniendo dudas, siempre podrás recurrir al pago contra-reembolso.

6.- Ahorra y planifica en los presupuestos

Si necesitas ahorrar pero eres una persona un pelín desorganizada, aún tienes opciones como las aplicaciones móviles que te serán bastante útiles en estos casos. Una de ellas es Mi Hucha, de CaixaBank, que te permite gestionar pequeños ahorros que vayas a dedicar a un fin concreto: unas vacaciones, un regalo de cumpleaños o, efectivamente, los gastos de la vuelta al cole.

También puedes recurrir a aplicaciones de gestión de finanzas personales como Mis Finanzas de CaixaBank, MoneyWiz, Myvalue o ImaginBank, desde las que puedes gestionar la economía doméstica, los presupuestos que manejes e incluso los retos financieros que te hayas marcado.

No descartes la compra 'online': muchos productos te saldrán más baratos si los adquieres en internet

7.- Compra al por mayor

Sé sincero: ¿cuántas veces te han dado ganas de mandar a paseo el grupo de WhatsApp que un día montaron los padres de los amigos de tus hijos? Pues ojo, que en este caso puede venirte bien.

Y es que lo bueno de estar conectado con varios padres es que igual podéis poneros de acuerdo: si os juntáis los suficientes, podréis comprar determinados materiales al por mayor, ya sea de manera 'online' o en tiendas físicas, y os ahorraréis un buen pellizco. Si optáis por hacerlo en internet, podéis recurrir a portales como Aliexpress o Solostocks.

8.- Alternativas de transporte

Si llevar a tus hijos al colegio también te supone un trastorno económico y no crees que el transporte público sea una buena opción por el tema de la edad, puedes ahorrarte un dinero recurriendo a otras alternativas.

Una vez más, puedes recurrir al insufrible grupo de padres de WhatsApp para organizaros entre todos: si vivís medianamente cerca, podéis hacer turnos para que cada día sea una persona la que lleve a varios niños al colegio en el mismo coche. En caso de que esto no funcione y te veas obligado a llevar tú a tus hijos, si no quieres invertir dinero en un coche, puedes recurrir a alternativas como Car2Go o Emov.

9.- Préstamos para estudiar

Si necesitas dinero para asumir los estudios de tus hijos o para financiar los tuyos propios, también tienes alternativas. Para empezar, puedes recurrir a las becas y ayudas que el Ministerio de Cultura concede a estudiantes de cualquier tipo y grado formativo. También puedes consultar si tu comunidad autónoma dispone de becas extraordinarias.

En caso de que prefieras un préstamo, el Crédito curso a curso, por ejemplo, te permite disponer de una cantidad determinada de dinero e ir planificando los gastos de cada año.

Otros préstamos, como el Exprés Estudios, ponen a tu disposición el dinero necesario para los primeros gastos que debas asumir. Además, si quieres hacer un máster en una universidad europea, el Préstamos Erasmus Plus te permite acceder a un crédito de una cantidad máxima que oscila entre 12.000 y 18.000 euros, según las características y duración de los estudios que vayas a realizar.

10.- Gastos deducibles

Por último, son varias las comunidades autónomas y organismos públicos que permiten deducirse hasta 100 euros de gastos de material escolar de cara a la declaración de la renta.

Si tienes dudas, puedes acudir a la web de la Agencia Tributaria: allí encontrarás información sobre los requisitos y condiciones para poder deducirte este tipo de gastos.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios