el regulador pide revisar su retribución

Rentabilidades de más del 20% tras el apetito de los fondos por la distribución de gas

La CNMC detalla en un informe los "holgados" ratios de interés que logran las distribuidoras de gas para una actividad considerada de "bajo riesgo" por ley. Las operaciones no paran en el sector

Foto: Una llama de un fogón de gas. (EFE)
Una llama de un fogón de gas. (EFE)

"Los ratios de rentabilidad de las distribuidoras de gas siguen siendo holgados para una actividad que está considerada de bajo riesgo y son superiores a los de otras actividades reguladas". Así se despachaba esta semana la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) en un análisis económico-financiero de las principales empresas del sector. El informe llegaba solo dos días antes de que Gas Natural Fenosa cerrara una importante operación financiera esta semana. La compañía presidida por Isidro Fainé decidía vender un 20% de su negocio de distribución de gas en España por 1.500 millones de euros al consorcio formado por Allianz Capital Partners y Canada Pension Plan Investment Board.

El análisis, correspondiente al trienio 2013-2015, detalla las rentabilidades financieras de las compañías dedicadas a la distribución en España. El retorno sobre el capital invertido (ROE) de las firmas distribuidoras de gas natural en 2015 oscila entre el 12,13% y el 21,49%. En comparación, la CNMC destaca que el ROE de las cinco principales distribuidoras eléctricas estaba ese año entre el 8,25% y el 15,55%, lo que implica en torno a cuatro y seis puntos porcentuales menos que el gas.

Fuente: CNMC.
Fuente: CNMC.

Destaca por encima de todas las demás la filial de distrubución gasística de Gas Natural en La Rioja. La firma logró un ROE por encima del 20% en los tres años analizados. Con estas cifras, no es de extrañar que los grandes fondos de inversión internacionales hayan puesto su mirada en este sector. Los pobres intereses que están ofreciendo los habituales destinos de la inversión de estas instituciones ha incentivado el ánimo por activos alternativos.

Así, a la operación que acaban de cerrar Allianz y Gas Natural habría que sumar la venta en marzo de la filial de EDP Naturgas al consorcio de inversores formado por JP Morgan, Swiss Life y Abu Dhabi Investment Council. La operación se cerró por 2.591 millones de euros. Hay más. Redexis Gas, controlada por Goldman Sachs Infrastructure Partners desde que se la compró a Endesa en 2010, decidió vender hasta el 49% del capital a los fondos de pensiones europeos USS y ATP.

La última adquisición se produjo esta primavera, cuando se le vendió otro 18,8% de Goldman al 30% que ya tenía por un valor que ronda los 450 millones de euros, según cálculos de mercado. Hace dos años, Morgan Stanley le vendió Madrileña Red de Gas a un consorcio en el que participaba el fondo soberano chino Gingko Tree Investment, que puso 417 millones en esta operación. En el consorcio estaba la eléctrica francesa EDF y el fondo de pensiones holandés PGGM. La operación total se cifró por fuentes del mercado en cerca de 1.000 millones. Así, prácticamente el 100% de las redes de distribución de gas que hay en España han sido fruto de algún tipo de operación corporativa en los últimos años en la que ha intervenido un fondo internacional.

En este contexto, los analistas de Bankinter señalan que "este negocio tiene los ingresos regulados y es un activo idóneo para inversores como fondos soberanos, de infraestructuras o de pensiones, que buscan flujos de 'cash flow' estables y recurrentes. Además las transacciones recientes confirman este interés y proporcionan múltiplos de referencia para una eventual transacción".

Estos hechos no pasan desapercibidos para el regulador, que apunta a que la rentabilidad se debe a la retribución regulada. En particular la retribución de aquellos activos de distribución totalmente amortizados. "El margen de explotación muestra un crecimiento para todas las empresas analizadas pasando de un 20% en promedio en 2013 a un 31% en 2015" añade la CNMC.

Futuro incierto

El informe da claves fundamentales que justifican los motivos que impulsan a los fondos a entrar en este negocio. Sin embargo, la CNMC también añade las modificaciones que cree necesarias en el sector. Así, la institución presidida por José María Marín Quemada "considera necesario que de cara al segundo periodo regulatorio, que se inicia en 2021, se revise en su conjunto el valor de la retribución de la actividad de distribución y, en particular, la retribución por amortización y la retribución financiera de aquellos activos de distribución que fueron puestos en servicio con anterioridad al año 2001".

La CNMC considera necesario que a partir de 2021 "se revise en su conjunto el valor de la retribución de la actividad de distribución de gas"

Esta bajada de la retribución es para la CNMC necesario de cara a alcanzar el equilibrio financiero del sistema gasístico, que a cierre de junio de 2017 acumulaba un déficit de 175 millones de euros, cifra superior a los 169 millones que había al fin de 2016. El objeto de bajar la retribución a los distribuidores de gas generaría también un "beneficio para los consumidores", concluye la institución.

Por todo ello, la Comsión reitera que se le debe dar la competencia de autoridad regulatoria independiente para establecer la retribución de las actividades reguladas que se financian con cargo a peajes. Señala que es el regulador quien debe establecer también la estructura de tarifas, las condiciones de aplicación de las mismas y las reglas de asignación de la retribución a los precios regulados. Sin embargo, la CNMC choca contra los deseos del Gobierno, que se niega a ceder estas atribuciones. El propio ministro de Energía, Álvaro Nadal, defendió recientemente en el Congreso de los Diputados la potestad que tiene el Ejecutivo frente al regulador pese a las reticencias de Bruselas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios