guerra de centros comerciales

Lucha de titanes en Madrid: Parque Corredor se reforma para sobrevivir a Open Sky

En Torrejón de Ardoz, dos colosos comerciales, con más de 100.000 metros cuadrados cada uno, compiten por ser el operador de referencia en el área que une Madrid y Alcalá de Henares

Foto: Maqueta de Parque Corredor tras su reforma
Maqueta de Parque Corredor tras su reforma

Apenas siete kilómetros separan el centro comercial Parque Corredor del futuro Open Sky, un gigante de 100.000 metros cuadrados que la Compañía de Phalsbourg ha empezado ya a construir en la madrileña localidad de Torrejón de Ardoz, con el objetivo de poder abrir sus puertas en las Navidades de 2018.

Su desembarco, que muchos calificaban de imposible, se confirmó la pasada primavera, justo cuando Redevco y Ares estaban negociando con Sareb y Perella comprarles su participación en Parque Corredor, movimiento dirigido a hacerse con los mandos de este centro comercial.

Coincidencia o consecuencia, la realidad es que las conversaciones para cerrar esta venta siguen en marcha, pero antes de estampar ninguna firma se ha decidido aprobar una reforma integral del parque, dirigida a devolverle su pasado esplendor.

R. UgaldeR. Ugalde

Fue hace justo dos semanas cuando la Junta de Propietarios de Parque Corredor -formada por Sareb, Redevco, Perella, Alcampo y El Corte Inglés, entre otros- aprobó invertir 20 millones de euros en llevar a cabo un ambicioso proyecto de transformación que han encargado al estudio Chapman Taylor.

La obra, que se va realizar mientras el centro sigue operando, es un paso previo a la compra del complejo por parte de Redevco y Ares, según señalan fuentes conocedoras, y un movimiento clave para reposicionarse ante el desembarco de Open Sky, cuya agresiva política comercializadora le ha permitido tener ya comercializada el 30% de toda su superficie.

El último en unirse a la Compañía de Phalsbourg ha sido Cinesa, que ha firmado un acuerdo para abrir 11 salas con capacidad para 1.200 personas, todo un desafío para el vecino Parque Corredor, que también tiene en manos de esta empresa las proyecciones sus 9 salas cine.

ECEC

En los momentos más duros de la crisis, cuando este centro comercial de 130.000 metros cuadrados vio como el todopoderoso grupo Inditex decidia abandonar sus pasillos, fue precisamente la oferta de ocio y películas uno de los salvavidas del parque participados por Sareb.

En el último año, y tras superar aquellos críticos momentos, el complejo estaba activamente recomponiendo su propuesta comercial con importantes desembarcos como la llegada de Kiabi, el Primark francés, o el retorno del gigante gallego de la moda con sus marcas jóvenes Bershka y Stradivarius.

Open Sky también está negociando con el hólding de Amancio Ortega para intentar convencerle de que se instale con sus grandes firmas, con Zara a la cabeza, según afirman fuentes de mercado. Desde la compañía gala no hacen comentarios y sólo confirma los acuerdos ya sellados con marcas como Adidas, Reebok, Decimas, OVS, Okaidi, Merkal, Kiwoko o Druni.

Además, Compañía de Phalsbourg está en avanzadas conversaciones con otros 30 operadores que le permitirán cerrar el ejercicio con el 60% de toda la superficie ya alquilada, mientras trabaja en paralelo en la puesta en marcha de The Village, un 'outlet' con 120 establecimientos diseñado por Philippe Starck, que será el único de estas características en el noreste de Madrid.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios