Tras 10 años de pleitos

Hacienda exige por carta al Ibex devolver ayudas ilegales por hasta 8.000 millones

El pasado 1 de junio, la Agencia Tributaria pidió a Iberdrola, Telefónica y Santander, entre otras, reingresar beneficios fiscales con cargo a los fondos de comercio

Foto: Una imagen del Ibex 35. (EFE)
Una imagen del Ibex 35. (EFE)

Tras justo 10 años de pleitos, en los que se han visto involucrados hasta los tribunales europeos, Cristóbal Montoro ha dicho basta. El ministro de Hacienda ha exigido ya por carta a varias empresas del Ibex 35, como Iberdrola, Banco Santander, Telefónica, Abertis y Ferrovial, que devuelvan de forma inmediata los beneficios fiscales que les fueron concedidos en 2002 a las grandes corporaciones nacionales por comprar empresas en el extranjero y que Bruselas consideró ilegales.

Según han confirmado fuentes oficiales, el pasado 1 de junio, la Dependencia de Control Tributario y Aduanero de la Agencia Tributaria notificó a estas compañías el inicio del procedimiento de la recuperación de lo que la Comisión Europea determinó como ayudas de Estado. Aunque de momento la efectiva recuperación de estas subvenciones es provisional, pendiente de los recursos presentados por los afectados contra las últimas decisiones judiciales, las empresas del Ibex 35 ya lo han advertido en sus cuentas del primer semestre del año.

El litigio provenía del artículo 12.5 del Real Decreto 4/2004 de la Ley del Impuesto Sobre Sociedades, que incluía la amortización fiscal durante 20 años del fondo de comercio —la diferencia entre el valor en libros de la compañía y el precio pagado por ella— generado en la adquisición de empresas en el exterior. Una medida puesta en marcha por José María Aznar para internacionalizar los grupos españoles de la que se beneficiaron Iberdrola cuando se hizo con Scottish Power por 17.200 millones, Banco Santander cuando tomó el control de Abbey National por 13.200 millones, Ferrovial al hacerse con BAA por 14.000 millones y Telefónica al comprar O2 por 25.600 millones, entre otras.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (Reuters)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (Reuters)

Sin embargo, en octubre de 2007, la Comisión Europea incoó un procedimiento para investigar si esa norma fiscal concedida en tiempos de Rodrigo Rato en el Ministerio de Economía era compatible con las reglas del mercado interior. En 2009 y 2011, Bruselas dictaminó lo que se conoce como ‘Primera’ y ‘Segunda Decisión’, estimando que el citado artículo del real decreto era una ayuda de Estado y que las empresas favorecidas debían reintegrar los beneficios obtenidos, amén de dejarse de aplicar en el futuro, si bien las amortizaciones deducidas podían mantenerse en el caso de adquisiciones realizadas o acordadas con anterioridad a 21 de diciembre de 2007.

Tras la apertura de una pieza separada por las operaciones llevadas a cabo desde filiales —adquisiciones indirectas—, en octubre de 2014 la Comisión Europea publicó otra decisión (la denominada ‘Tercera Decisión’) en la que solicitó al Reino de España que recuperara las ayudas. El 7 de noviembre de 2014, el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) anuló las dos primeras decisiones anteriormente mencionadas por considerar que la deducción prevista en el artículo 12.5 no era una subvención, pero la propia Comisión Europea recurrió este fallo y consiguió en febrero de 2015 que entrase en vigor la tercera y última.

Hacienda ya ha puesto en marcha la maquinaria para que las compañías devuelvan los beneficios fiscales, lo que repercutirá en la recaudación

Las empresas volvieron a pedir la anulación de estas sentencias, pero en diciembre del pasado año el Tribunal de Justicia de la Unión Europea resolvió a favor de la Comisión Europea. La única esperanza de las empresas, entre las que también están Abertis, Sacyr, Autogrill y otras filiales de Ferrovial, para paralizar estas medidas es el recurso presentado ante el Tribunal Supremo, pero de momento Montoro ya ha solicitado que devuelvan el dinero.

¿Cuánto podrá recuperar Hacienda?

Las cantidades que el Estado podría recuperar son muy dispares. Por una parte, Bruselas calculó en 2014 que España debería reclamar a las empresas hasta 8.000 millones de euros, que era de lo que se hubieran beneficiado durante los 20 años en los que podían deducirse el fondo de comercio según la normativa española. Por otra, una reciente estimación del propio ministerio cifra la potencial recaudación en unos 1.000 millones, cantidad a la que habría que añadir los 5.000 millones en los que las corporaciones del Ibex 35 deberían reducir sus bases imponibles negativas. O lo que es lo mismo, un incremento a futuro de los ingresos tributarios.

Sea como fuera, lo cierto es que Hacienda ya ha puesto en marcha la maquinaria para que las compañías devuelvan los beneficios fiscales, lo que sin duda repercutirá en la recaudación de la Agencia Tributaria y en la cuenta de resultados de los afectados. En la primera para bien, por lo que Montoro contará con otra fuente de ingresos para rebajar el déficit y los desequilibrios de las cuentas del Estado; mientras que en la segunda, para mal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios