para afrontar los salarios de los 'cracks'

Santander y Bankia atienden la llamada financiera del Barça para sus fichajes

Ambos bancos le han concedido préstamos por 43 millones de euros para financiar los nuevos fichajes y las subidas salariales por las renovaciones de sus 'cracks'

Foto: Messi (d) celebra con Neymar jr (c) y Luis Suárez un gol. (EFE)
Messi (d) celebra con Neymar jr (c) y Luis Suárez un gol. (EFE)

La banca empieza tener un papel cada vez más importante en el negocio del fútbol, debido al incremento de los costes salariales derivado de la inflación provocada por los derechos de televisión de la Premier League. Para poder retener a las grandes estrellas, los clubes españoles están viéndose obligados a vender a sus estrellas, como el Real Madrid con Morata por 80 millones, o a recurrir a préstamos bancarios, como el Fútbol Club Barcelona. La entidad azulgrana solicitó la pasada temporada dos créditos por 43 millones para financiar el esfuerzo en fichajes.

El Barça gastó cerca de 130 millones en las incorporaciones de André Gomes (35 millones), Paco Alcácer (30), Umtiti (25), Digne (16,5), Cillessen (15) y Denis Suárez (3,5 más 1,6 en variables ya pagados). Un desembolso que superó en casi el doble la capacidad de inversión por año que tiene el club, cuyos propios dirigentes —el último, el propio presidente, Josep María Bartomeu— fijan en 60 millones más lo que ingrese por las ventas. El pasado ejercicio, solo obtuvo 13 millones por los traspasos de Bartra (ocho millones) y Halilovic (cinco millones), por lo que disponía de 73 millones para fichajes, frente a los 130 que se gastó finalmente.

¿Cómo resolvió el vigente campeón de la Copa del Rey este desequilibrio? Con dos créditos solicitados a Banco Santander y a Bankia, que le concedieron 25 y 18 millones respectivamente mediante dos préstamos bilaterales. Un dinero que principalmente sirve para financiar las renovaciones de Sergio Busquets, Mascherano, Rakitic, Luis Suárez, Neymar y, sobre todo, Messi. El astro argentino ha pasado a cobrar 25 millones netos, por lo que al club le cuesta 50 millones brutos. Una cifra que suma a los 30 millones a que asciende la ficha bruta del brasileño (15 millones netos) y los 20 millones totales del delantero centro uruguayo.

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu. (EFE)
El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu. (EFE)

La entidad culé tiene además otras dos líneas de crédito, con Banco Sabadell, por unos 25 millones, y con CaixaBank, por cerca de 20. Según fuentes financieras, Santander y Bankia han confiado en los gestores del Barça por su reciente historial de buen pagador, ya que el club amortizó en la fecha prevista el préstamo sindicado que un grupo de bancos le otorgó en 2010 por 155 millones cuando la economía azulgrana tenía graves tensiones de tesorería. Bartomeu terminó de pagar este dinero en la temporada pasada (le quedaban 32 millones).

Bankia y Santander, por su parte, también tienen riesgo con el Real Madrid, con el que mantienen una relación comercial desde hace muchos años, hasta el punto de que sus balances han sido clave para fichajes sonados como los de Luis Figo, Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, y para salir al rescate del club blanco en situaciones en las que no había dinero ni para las nóminas de los empleados.

Más ingresos, menos beneficios

Las cuentas del Barça presentan una aparente buena salud, según las cifras ofrecidas por su portavoz, Josep Vives, el pasado 17 de julio. El directivo anunció unos ingresos de 708 millones y un beneficio neto de 18 millones al cierre de la temporada 2016-2017. La primera figura supone un incremento del 4,2% respecto a los 679 millones de la campaña anterior, pero la segunda supone un descenso del 38% sobre los 29 millones previos, según datos oficiales de la memoria anual del club.

El portavoz del FC Barcelona, Josep Vives. (EFE)
El portavoz del FC Barcelona, Josep Vives. (EFE)

Por su parte, la deuda se ha rebajado desde los 271 hasta los 247 millones, pero la relación con el ebitda —el beneficio antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones— y el pasivo ha aumentado hasta las 1,99 veces, frente a las 1,94 del curso 2015/2016. En consecuencia, el ebitda, que el portavoz de la institución no facilitó, se ha debido de deteriorar. Esta ratio es la que habitualmente mide la solvencia de cualquier compañía, por lo que el Barça deberá tomar medidas para ajustarla por la vía de los ingresos dado el incremento reciente de los costes por las subidas salariales de los jugadores (unos 420 millones de euros).

Una alternativa que la entidad, con más peñas en lo que el club llama el territorio (España) que en Cataluña, ya ha trabajado con la firma de los nuevos contratos con Nike y el cambio de patrocinador. La multinacional americana pagará a partir de la temporada 2018-2019 cerca de 155 millones frente a los 85 actuales por vestir a los 'cracks'. Por su parte, la firma japonesa Rakuten abona 55 millones anuales por poner su logo en la zamarra azulgrana, 10 más que los que aportaba Qatar Fundation.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios