cuenta con 700.000 clientes en todas las provincias

Deutsche Bank vende su red en España: afronta despidos y cierre de sucursales

La entidad financiera alemana afronta el cierre de su unidad en España. A partir de ahora empleados, oficinas, ahorros y demás activos se enfrentan a un cambio de propietario

Foto: Un hombre pasa por delante de una oficina de Deutsche Bank. (Reuters)
Un hombre pasa por delante de una oficina de Deutsche Bank. (Reuters)

Deutsche Bank ha iniciado por fin el proceso formal de venta de su unidad de banca minorista en España que adelantó El Confidencial en marzo. Este retraso de tres meses obedece principalmente a la crisis del Banco Popular, que obligó a aplazar todos los procesos de venta en el sector financiero (también la salida a bolsa de Unicaja, con la que va a coincidir esta venta) hasta que se resolviera. Pero también ha influido la fría acogida inicial de esta oferta entre las entidades españolas. El proceso, que dirige el propio Deutsche Bank, tendrá una primera fase hasta el 18 de julio, con la presentación de las ofertas no vinculantes de los interesados. La entidad afirma que opera en España desde hace 125 años.

¿A quién afecta esta operación?

Esta operación se circunscribe a su red de sucursales de Deutsche Bank en España, alrededor de 200 oficinas repartidas por todas las provincias de España, además de sus servicios centrales ubicados en Madrid. El futuro de las sedes físicas de Deutsche Bank es incierto. Si pasa a formar parte de otra entidad, la lógica que está aplicando el mercado de fusiones es hacia la eliminación de sucursales, para conseguir una mayor eficiencia fruto de las sinergias de la consolidación.

¿Qué actividad desarrolla DB en España?

Según explica en su página web, Deutsche Bank España es el único banco global con presencia en España. Replica el modelo del Grupo en Alemania y ofrece todos los servicios financieros de un banco universal a través de cuatro divisiones de negocio:

  • Private Wealth and Commercial Clients
  • Corporate & Investment Banking
  • Deutsche Asset Management
  • Global Markets

Su potencia en banca privada y personal se concreta en su posición en el mercado de fondos de inversión, planes de pensiones y sicavs (es la undécima entidad, según Inverco); asimismo, asegura tener una cuota de mercado del 6,5% en pymes, muy superior a la que le correspondería por tamaño.

¿A cuántos empleados afecta?

A día de hoy, la filial germana tiene cerca de 2.500 empleados. Aquellos pertenecinetes a la red serán los más afectados. Su futuro dependerá en gran medida de los planes del comprador. En las próximas semanas se irá conociendo qué empresas está interesadas en absorver el negocio minorista de Deutsche Bank.

¿Por cuánto se va a vender?

Esta es otra de las grandes incógnitas. Las estimaciones valoraban el negocio de Deutsche Bank en España alrededor de los 2.000 millones de euros. Según el análisis de Bankinter, el negocio minorista en España del Deutsche vale entre 545 y 750 millones de euros, la parte que se va a vender.

Deutsche tiene unos 16.000 millones en activos en nuestro país, la gran mayoría de clientes de banca personal, es decir, el segmento de rentas medias-altas, que es el más rentable para la banca.

¿A cuántos clientes afecta?

Según los datos que da el banco, en la actualidad hay más de 650.000 personas que tienen algún tipo de relación con el banco.

¿Por qué vende Deutsche Bank su red?

El banco alemán lleva desde hace más de un año en un proceso de reestructuración. Después de atravesar difíciles momentos de credibilidad a principios de 2016, cuando se dispararon los seguros de impagos y se desplomó el valor de sus bonos, además de una fuerte caída de las acciones, la entidad decidió deshacerse de algunas de sus filiales, además de realizar una ampliación de capital de 8.000 millones de euros. Con todo, Deutsche Bank pretende recuperar la confianza además de pagar los litigios que ha ido arrastrando. El más importante de ellos fue el 'multazo' que le impuso Estados Unidos por la venta de productos tóxicos asociados a las hipoteas subprime que desataron la crisis financiera mundial en 2008.

Deutsche Bank cerraría el movimiento de salida de España de los grandes bancos internacionales en la parte minorista: es el último que queda en nuestro país, tras la venta de las filiales de Barclays —que vendió las sucursales a CaixaBank y las tarjetas a Popular— y Citibank —también comprado por Popular—.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios