¿qué pasa cuando el patrón hace huelga?

El cierre patronal de Maersk en Suecia: ¿otro aviso para Algeciras por el paro estibador?

La filial APM en Gotemburgo, que opera también el puerto de Algeciras, ha optado para paralizar la actividad para forzar al sindicato sueco de estibadores a aceptar cambios laborales

Foto: El puerto de Gotemburgo. (megaconstrucciones.net)
El puerto de Gotemburgo. (megaconstrucciones.net)

¿Y si es el patrón el que hace la huelga para conseguir sus objetivos empleando el recorte continuado en los salarios a los trabajadores como medida de presión? Ha pasado en el Puerto de Gotemburgo. Desde el pasado 19 de mayo y hasta el 30 de junio, el operador APM Terminals Gothenburg ha aplicado un drástico hachazo de la actividad de carga y descarga de mercancías con un bloqueo parcial que afecta a todo el turno de tarde-noche, desde las 16:00 hasta las siete de la mañana.

El cierre patronal es producto de un largo periodo de conflictividad que se inició cuando la filial de la naviera danesa Maerks introdujo cambios en sus políticas laborales, que incluyeron despidos de empleados y nuevas formas de organización del trabajo. Desde entonces, el puerto sueco vive en un clima de tensión propiciado por la ausencia de avances en la negociación y las medidas de presión sindical implantadas por la Federación de Trabajadores Portuarios Suecos (SDU) para frenar los planes de APM. La conflictividad se ha traducido en descensos de la productividad del 20%, con pérdidas de 2.000 contenedores a la semana, según ha informado 'World Maritime News'.

La filial de Maersk ha dejado a los estibadores de Gotemburgo sin turno de noche y sin el salario correspondiente tras meses de conflictividad

“El deterioro constante de la situación no puede continuar y, con el fin de proteger el negocio, APM Terminals Gothenburg está tomando medidas de protección contra la última serie de planes de acción industrial", señalaba Henrik Kristensen, consejero delegado de la concesionaria portuaria. La consecuencia para los trabajadores ha sido que los estibadores se han quedado sin empleo y sin los correspondientes salarios en el turno de noche.

Trabajadores portuarios, junto a contenedores de Maerks en Algeciras. (EFE)
Trabajadores portuarios, junto a contenedores de Maerks en Algeciras. (EFE)
El conflicto ha derivado en la intervención en la mediación del International Dockworkers Council (IDC), a través de la presencia de su coordinador, el español Jordi Aragunde. Sin embargo, APM ha llevado la negociación al Instituto Nacional de Mediación Sueco. “Solo entonces podremos asegurar que el acuerdo no sea descartado por el Tribunal Arbitral Laboral y que resulte en multas y que el acuerdo sea anulado. Un acuerdo fuera de la ley arbitraria sueca sería solo una solución a corto plazo y conduciría a nuevos conflictos en el futuro", dice la compañía danesa. Los estibadores, por contra, temen nuevos recortes y la imposición de un acuerdo sin garantías de empleo.

El operador de Gotemburgo forma parte del grupo Maersk-Moller. En España, tiene también concesiones portuarias en Valencia, Barcelona y Algeciras, a través de APM Terminal Algeciras. El puerto gaditano vivió el pasado lunes una circunstancia en cierto modo similar, cuando el conglomerado de negocios marítimos decidió desviar al puerto marroquí de Tanger Med su gigante Triple E 'Madrid Maersk' y sus 20.000 contenedores, coincidiendo con el primer día de huelga convocada por los estibadores españoles en defensa de sus actuales condiciones laborales.

Esa retirada de trabajo no se repitió el miércoles, cuando los barcos de tránsito tuvieron que esperar su turno por los paros en horas impares. La situación fue similar este viernes, aunque Maerks ya advirtió de que podría desviar sus Triple E de forma permanente si se mantenía la conflictividad. Al tratarse de un puerto de tránsito (barcos grandes cargan o descargan contenedores de barcos más pequeños para distribuir por el Mediterráneo), puede verse afectado (y ya lo está siendo) por la competencia del puerto de Tanger Med, apenas a unos kilómetros y también puerto del Estrecho.

Los estibadores temen despidos tras los tres años de transición si la subrogación no se garantiza desde los centros portuarios de empleo (CPE)

No obstante, APM Algeciras mantiene una actitud mucho menos beligerante en cuanto a los recortes salariales o medidas de flexibilidad laboral que otras concesionarias. El puerto andaluz funciona relativamente bien. En 2015, último año registrado, la operadora facturó 215 millones y ganó 2,2 millones de euros netos tras obtener un resultado de explotación de casi siete millones. Un cierre patronal como el de Gotemburgo sería una medida extrema en el caso de que se enquistasen muchos meses las negociaciones con los trabajadores estibadores. Algeciras podría sufrirlo, porque tiene enfrente a Tanger Med y es puerto de escalas donde opera la naviera. Pero sería más complicado que APM adoptase una media de presión así en Valencia o Barcelona, con alto porcentaje de manejo de contenedores 'import-export'. La prueba de la posición de Maersk quedará en evidencia el día 16 de junio, cuando está previsto que el 'Madrid Maersk' haga escala de nuevo en Algeciras. El hecho de haberlo incluido otra vez en las rutas le permitió el viernes pasado ser trabajado con normalidad en Amberes, donde los estibadores belgas habían advertido de un posible bloqueo en solidaridad con sus compañeros españoles, según fuentes del colectivo.

El 'Madrid Maersk', el gigante portacontenedores que la naviera desvió el lunes a Tanger Med.
El 'Madrid Maersk', el gigante portacontenedores que la naviera desvió el lunes a Tanger Med.

La duración de las huelgas en los puertos españoles va a depender del resultado de las conversaciones que la patronal Anesco y los sindicatos liderados por la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar han retomado esta semana. Las empresas, que han ido sorteado hasta ahora la estiba de los barcos de sus clientes en las horas y días sin bloqueo sindical, se preparan para el impacto que van a tener las 48 horas seguidas de huelga para este miércoles y jueves (14 y 15 de junio) y los paros alternos previstos para el 19, 21 y 23 de junio.

Anesco no quiere subrogaciones en los CPE

En su comunicado emitido este martes, la patronal (con tensiones internas) ha pedido a los estibadores que cesen las huelgas y analizará el viernes la propuesta planteada por las organizaciones sindicales lideradas por la Coordinadora de Trabajadores del Mar. El gran caballo de batalla sigue siendo la fórmula de subrogación de la plantilla actual. Los trabajadores quieren que esta se realice desde los centros portuarios de empleo (CPE, las bolsas de trabajadores) porque temen ser despedidos de las nuevas empresas de estiba en cuanto pasen los tres años pactados de transición. A cambio, ofrecen reducciones salariales de hasta el 10%, con una rebaja del 5% inmediata. Los estibadores consideran que es la única forma de garantizar el 100% del empleo, aunque aceptan pactar prejubilaciones si se cumplen los requisitos de edad.

El dirigente de Coordinadora, Antolín Goya, manifestó al término del encuentro de este martes la "sorpresa" de los sindicatos por el hecho de que, según indicó, la patronal "no se comprometa en la mesa de negociación a la subrogación de los trabajadores que había anunciado días antes a través de un comunicado".

Anesco, dividida en un sector más duro (Noatum, Bergé…) y otro más blando (APM, Boluda…), se reúne el viernes para analizar la propuesta. En su comunicado difundido este martes mantiene una posición contraria al modelo de subrogación que reclama la estiba: "Las empresas prestadoras del servicio de manipulación de mercancías, como compañías empleadoras que son, deben ostentar la dirección, control, organización y libre contratación de sus trabajadores, según recoge el Estatuto de los Trabajadores y ocurre en el resto de sectores económicos. El mantenimiento de la competitividad de los puertos españoles hace indispensable, para garantizar tráficos y puestos de trabajo, que las empresas puedan decidir libremente la composición de los equipos de trabajo necesarios para cada actividad".

Anesco también quiere flexibilizar la organización del trabajo, recortando las 'manos' o equipos de trabajo, que se componen de 10 o 12 personas, y aplicando más flexibilidad en las horas de los turnos para rebajar costes. Para ello, proponen negociar puerto a puerto para ajustar esa organización a las necesidades de cada terminal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios