Indra promociona a su superjefe de ciberseguridad en la nueva cúpula directiva
  1. Empresas
reunión del consejo de administración

Indra promociona a su superjefe de ciberseguridad en la nueva cúpula directiva

Fernando Abril-Martorell ha decidido poner al frente del negocio de Defensa y Seguridad al que fue consejero delegado del Instituto Nacional para la Ciberseguridad

placeholder Foto: Oficinas centrales de Indra en Madrid. (Indra)
Oficinas centrales de Indra en Madrid. (Indra)

El consejo de administración de Indra analizará hoy la nueva estructura directiva derivada de la fusión por absorción de Tecnocom. El cambio más relevante será el nombramiento como responsable máximo del área de Defensa y Seguridad, una de las dos más importantes de la multinacional, de Manuel Escalante, actualmente jefe de la unidad de ciberseguridad y ex consejero delegado del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe). La reorganización también afectará a los negocios en Latinoamérica y a los recursos humanos.

Escalante ha subido de forma fulgurante dentro de Indra, a la que se incorporó en octubre de 2014 cuando aún la presidía Javier Monzón. Trabajaba en el Incibe desde 2006 hasta que, en enero de 2012, ya con el Gobierno del PP en marcha, fue ascendido a máximo responsable del centro de investigación de ciberseguridad cuya construcción en León, curiosamente, promocionó José Luis Rodríguez Zapatero desde su primera legislatura.

Ahora, Escalante se pondrá al frente de Defensa y Seguridad en sustitución de Carlos Suárez, que probablemente dejará el grupo presidido por Fernando Abril-Martorell. Su cargo lo compaginará con José Manuel Pérez-Pujazón, un histórico del área militar de la compañía próximo a la jubilación y que facilitará la transición a Escalante desde su puesto de director general de Transporte y Tráfico. El primer ejecutivo de Indra considera que la ciberseguridad es un negocio vital para el grupo, dada la gran preocupación que hay a nivel mundial por los ataques de los 'hackers', como se demostró recientemente con el virus WannaCry, que afectó a más de 80 países y numerosas multinacionales.

Otro cambio relevante en la nueva estructura de Indra es la designación de Javier Martín, consejero delegado de Tecnocom, como nuevo responsable de Latinoamérica. Martín, que se había postulado como nuevo consejero delegado del grupo fusionado, reemplazará a José Cabello, que a partir de ahora se hará cargo del área de Recursos Humanos. Cabello sustituye a su vez a Maria Dolores Sarrión, que también abandonará la compañía en los próximos meses tras haber acometido un ERE para más de 3.000 personas en los dos últimos años.

Abril-Martorell ha decidido mantener en el cargo de consejero delegado a Javier de Andrés, imputado por la operación Púnica y cuya mujer, María Fernanda Richmond, directora general del Canal de Isabel II, está en prisión por presuntamente haber colaborado en el fraude de la empresa madrileña de infraestructuras. El presidente de Indra, cuyas instalaciones fueron inspeccionadas por la Policía Nacional en el marco de la operación Lezo, está convencido de la honestidad de De Andrés, ya que la información que solicitó la Fiscalía Anticorrupción está relacionada con contratos anteriores a su nombramiento como consejero delegado de Indra.

La continuidad de De Andrés como número dos de la compañía participada en un 20% por el Estado se había puesto en duda por su situación personal —su esposa solo puede salir de la cárcel bajo fianza de cuatro millones— y, principalmente, por que su mandato como CEO y consejero vence el próximo mes de junio. Según distintas fuentes, lo más fácil hubiera sido su relevo, pero Abril-Martorell ha decidido respaldarlo, dado que ha sido la persona que se ha encargado de la compra y fusión con Tecnocom.

Cambios en la junta de junio

Esta va a ser la quinta vez que el presidente de Indra revoluciona la cúpula directiva desde que se puso al frente en enero de 2015. Toda una serie de cambios y fichajes de personas de su confianza, como Antonio Mora Morando, Javier Lázaro y Hitesh Chaturvedi, para darle la vuelta a una empresa que ha pasado de perder más de 700 millones entre 2014 y 2015 a volver a los beneficios.

La siguiente decisión que tiene que adoptar el consejo es la continuidad de otros cinco consejeros, cuyos cargos vencen próximamente. Se da por hecho la salida de Isabel Aguilera, ex directora general de Google y de General Electric en España, y se someterá a votación en la junta general de accionistas del próximo mes de junio la continuidad de Rosa Sugrañes y de Ignacio Santillana.

Noticias de Indra Fernando Abril-Martorell Javier Monzón Hackers Pedro Morenés Carlos Suárez Ciberseguridad Javier de Andrés
El redactor recomienda