La acción logra el precio marcado

Florentino Pérez salva 'in extremis' el descafeinado plan de opciones de ACS

En el último día posible, ACS consiguió cerrar por encima de los 33,89 euros en que está fijado su plan de opciones sobre acciones y salvar el honor del grupo, pero no el atractivo del bonus

Foto: Florentino Pérez, presidente del grupo, durante una asamblea de la constructora. (EFE)
Florentino Pérez, presidente del grupo, durante una asamblea de la constructora. (EFE)

Este lunes, 1 de mayo, se cumple el plazo para poder ejecutar el plan de 'stock options' (opciones por acciones) que ACS puso en marcha en 2014, valorado en más de 200 millones de euros y llamado a beneficiar a 62 directivos del grupo de infraestructuras, con el presidente, Florentino Pérez, y el nuevo consejero delegado, Marcelino Fernández Verdes, a la cabeza.

Este plan estaba condicionado a un precio de adquisición de 3,89 euros por título, listón que desconocido para la compañía desde febrero de 2015, y que tras la aprobación de este programa de incentivos sólo ha conseguido superar al cierre de la sesión en un par de ocasiones y por unos pocos céntimos.

Estas mínimas ganancias han hecho que nunca hasta ahora fuera atractivo ejercer la opción, ya que el valor podía adquirirse en mercado a precios mucho más atractivos. Hasta el pasado viernes, en el que ACS ha conseguido cerrar en los 34,03 euros por acción y salvar así el honor de un plan que, a pesar de todo, ha terminado siendo muy descafeinado.

Aunque el grupo de infraestructuras ha conseguido superar el listón marcado, su atractivo continúa siendo bajo, ya que al precio de cierre del viernes las plusvalías son de apenas 0,14 céntimos por acción, o 881.059 euros en total y a repartir entre los 62 directivos.

Detrás de este pobre resultado está la decisión de Corporación Financiera Alba, el hólding de la familia March, de desprenderse de su participación en el grupo de infraestructuras, donde ha pasado de controlar un 15% cuando se aprobó el plan de opciones, a menos del 3% actual.

Además, el grueso de las ventas se han realizado en los últimos meses, ya que hasta el pasado noviembre, la saga mallorquina afirmaba controlar más del 10% de los títulos de ACS, acción tras ver completarse la salida de su otrora primer accionista, ha empezado a recuperar posiciones.

Sólo en lo que llevamos de abril, es decir, desde que los March dejaron reducida su posición al 2,99%, el título se ha anotado una ganancia del 6,67%, mejora que se suma a la buena de marcha de la acción en lo que llevamos de año, periodo en el que suma una revalorización del 13,35%, y que consolida los esfuerzos realizados por la propia ACS para mantener el valor de su acción.

Como confesó la propia empresa, el pasado ejercicio destinó 507 millones a la compra de acciones propias, autocartera que en parte utiliza para amortizar títutlos y evitar así que el pago del dividendo en acciones diluya a los accionistas, pero que también colabora a sostener el valor. De hecho, tras la última amortización de acciones del pasado febrero, por 2,5 millones de títulos, el grupo sigue teniendo el 0,681% de su capital en autocartera, es decir, 2,1 millones de valores.

Este plan de 'stock options' se había diseñado para poderse ejercitar por mitades o ser acumuladas a elección del beneficiario durante el segundo y tercer año posterior al 1 de mayo de 2014. Justo cuando llega a su fin, la compañía ha decidido aprobar un nuevo plan de incentivos basado en acciones, que supondrá el reparto de hasta el 2% del capital de ACS, valorado en 199 millones, y que se repartirá entre los principales directivos del grupo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios