Los socios aprovechan el 'rally' alcista

El BCP y Kutxabank, también de salida en el capital del Banco Sabadell

Kutxabank ha vendido un 0,5% y ha salido del todo del accionariado, mientras que el banco luso redujo su paquete del 2% al 1%, dando por finiquitada su alianza con los catalanes

Foto: Vista de la sede central del Banco Sabadell en Barcelona. (EFE)
Vista de la sede central del Banco Sabadell en Barcelona. (EFE)

El Banco Comercial Portugués (BCP) y Kutxabank también están de salida en el Banco Sabadell. Fuentes financieras han desvelado que ambas entidades han vendido importantes paquetes aprovechando el 'rally' alcista (ver cotización) del banco catalán, que desde enero ha subido un 25% en bolsa. Así, Kutxabank ha vendido un 0,5% y ha salido del todo del capital, mientras que el BCP ha reducido su participación del 2% al 1%. Entre ambos, se han desprendido del 1,5%, más de 84 millones de títulos.

Portavoces de Banco Sabadell han declinado hacer declaraciones, asegurando que nunca comentan los cambios en su capital. Sin embargo, otras fuentes financieras detallan que estos cambios quedaron reflejados en los derechos de voto que ambos socios declararon en la junta de accionistas que se celebró el pasado 30 de marzo en la ciudad de Sabadell.

BCP y Kutxabank no son los primeros en irse. Isak Andic, el propietario y presidente de Mango, ya se desprendió de un 1,7% del Banco Sabadell

BCP y Kutxabank no son los primeros en hacer las maletas. Como adelantó El Confidencial, Isak Andic, el propietario y presidente de Mango, ya se desprendió de un 1,7% del Banco Sabadell. Todas estas ventas, que fueron previas a la junta, no afectaron a la cotización, que antes de la reunión de accionistas había subido un 30%. Posteriormente cayó, por la bajada general de la banca con la crisis del Banco Popular.

Cada caso es diferente. Kutxabank ha hecho una jugada de oportunidad. El paquete que ha vendido era muy antiguo, heredado de la época en que compró Banco Herrero, en Asturias, en el año 2000. A los precios actuales, el valor de esa participación es de 46 millones de euros.

La situación de BCP es diferente a la de los vascos. El banco luso y el que preside Josep Oliu mantenían participaciones cruzadas desde hace más de 15 años. Pero antes de fin del año pasado, el Banco Sabadell se deshizo del 4,2% del BCP para evitar pagar a Hacienda por la limitación en las deducciones por inversiones deterioradas, vía una polémica reforma fiscal del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Al vender antes de fin de año un paquete que ya no era estratégico tras haber comprado TSB en el Reino Unido, se evitaba la penalización fiscal. El banco catalán vendió por 50 millones, sin plusvalías. Pero se ahorró casi 200 millones en impuestos.

Pérdida de reciprocidad

Tras esta operación, el BCP se hundió en bolsa. Cayó un 12%. En todo caso, ya se había perdido la reciprocidad y los portugueses, en buena lógica, están de salida en el banco catalán, según explican fuentes financieras. Por eso han vendido el 1% y se prevé que en un futuro próximo se deshagan del resto de sus acciones. El banco portugués ha podido obtener más de 150 millones en la operación, teniendo en cuenta la progresión del valor del Sabadell en el mes previo a la junta.

Tras esta operación, el BCP se hundió en bolsa. Cayó un 12%. (AP)
Tras esta operación, el BCP se hundió en bolsa. Cayó un 12%. (AP)

Entre la operación de Andik y estas nuevas ventas que han trascendido ahora, el mercado ha absorbido un 3,2% del capital de Banco Sabadell. Muchas acciones han cambiado de manos y lo cierto es que el valor se ha comportado de un modo alcista, al margen de la presión vendedora. A día de hoy, la mayoría de analistas sigue haciendo recomendaciones de compra sobre la acción del banco catalán.

Relevo accionarial

El primero en vender fue el magnate colombiano Jaime Gillinski. Lo hizo en noviembre del año pasado, hace cinco meses. Llevó a cabo una colocación acelerada del 2,9% del banco por 202 millones. En la reestructuración del pasivo, se ha producido un auténtico relevo en los accionistas que representaban a ese 6% que en su conjunto ha cambiado de manos. A cierre de 2016, el banco ganó 706 millones, lo mismo que el año anterior, y contaba con un balance de 133.456 millones.

Acorde con los nuevos tiempos, en agosto del pasado año el fondo estadounidense Blackrock declaró tener un 3,9% del banco catalán. Nuevos tiempos, nuevos socios.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios