Canadá entra en las cocinas de España al comprar Redexis por 2.000 millones
  1. Empresas
a goldman sachs, por un precio rÉcord

Canadá entra en las cocinas de España al comprar Redexis por 2.000 millones

CPPIB y el fondo australiano First State se han impuesto en la puja a Borealis y Allianz para adquirir la cuarta mayor red de gas de España a Goldman Sachs

placeholder Foto: Foto: Redexis Gas.
Foto: Redexis Gas.

La subasta de Redexis ya tiene comprador cerrado. Goldman Sachs, el propietario de esta compañía dueña de una de las mayores redes de gas puerta a puerta de España, ha acordado vender su participada a Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB) y First State por unos 2.000 millones de euros. De esta forma, la cuarta red de distribución de gas pasa a manos del mayor fondo de pensiones del país norteamericano, que gestiona cerca de 380.000 millones de dólares, y de uno de los grandes 'private equity' de Australia.

La operación está solo a expensas de la firma de los contratos entre Goldman Sachs, que ha contado con el asesoramiento de Citi, y de CPPIB y First State. Estos dos fondos se han impuesto en la puja final al consorcio formado por Borealis, otro gran fondo de infraestructuras canadiense, y Allianz, que rebajaron su oferta definitiva ante la expectativa de una subida de tipos a medio plazo en Europa, elemento que reduce el atractivo de este tipo de inversiones.

Para Goldman Sachs se trata de una inversión de gran éxito, ya que compró Redexis a Endesa por unos 1.000 millones de euros en 2010. Tras la toma de control, el banco estadounidense apostó por crecer en toda España mediante la adquisición de puntos de distribución —tenía cerca de 600.000 enlaces— de otras operadoras, como el acuerdo alcanzado con Repsol para extender sus tentáculos a Aragón, Baleares, Madrid, Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña y Extremadura. En total, una presencia en 26 provincias y 455 municipios de España a través de una red de gas de 8.588 kilómetros.

Goldman Sachs dominaba Redexis desde dos sociedades domiciliadas en Holanda, Zaragoza International CoZpiperatieve y Augusta Global Coeweratieve, por lo que a la plusvalía obtenida por la venta a CPPIB y First State hay que sumar los beneficios fiscales obtenidos por esta estructura de propiedad desde un país con unos tipos impositivos laxos. No obstante, para calcular la rentabilidad neta, hay que restar los cerca de 600 millones destinados a nuevas adquisiciones y sumar los casi 60 millones que se abonó a sí mismo en concepto de dividendos.

Redexis Gas alcanzó unos ingresos de 187,8 millones en 2015, con un aumento del 18,6%, gracias al crecimiento de sus actividades reguladas, que suponen el 93% de su negocio. Por su parte, el beneficio operativo o ebitda consolidado del grupo ascendió a 136 millones, con una mejoría del 17,3% respecto a 2014. Pero lo más importante y lo que más atrae a los potenciales compradores es que el margen de ebitda fue del 72,4%, debido al buen comportamiento de los ingresos y la mejora continua de la eficiencia.

El beneficio neto fue de 34 millones, frente a los 107,45 millones obtenidos en 2014, cuando la empresa de Goldman Sachs se apuntó unos beneficios fiscales derivados de la fusión de varias sociedades y la activación de impuestos diferidos procedentes de los gastos deducibles de la reestructuración de la deuda. Una reorganización del pasivo que consistió en la amortización de un crédito sindicado mediante la emisión de bonos por 650 millones, operación que se completó en 2015 con otra colocación de valores de renta fija por 250 millones adicionales.

El gas, en manos extranjeras

Lo que parece claro es que las principales compañías de distribución de gas de España han caído en manos de fondos extranjeros. Antes de la transacción de Redexis por CPPIB y Frist State, Madrileña de Gas fue adquirida a Morgan Stanley —previamente se la había comprado a Gas Natural Fenosa— por el fondo de pensiones holandés PGGM, el grupo chino Gingko Tree Investment y la francesa EDF por unos 2.000 millones, incluida la deuda.

Este lunes, Energías de Portugal (EDP) anunció la venta de su filial española, Naturgas, por 2.591 millones de euros a un consorcio de inversores integrado por JP Morgan Infraestructure, Swiss Life y Abu Dhabi Investment Council. La red de distribución de Naturgas es la segunda más grande de España, después de la de Gas Natural Fenosa, con casi un millón de puntos de venta, que se concentran en las regiones españolas de Asturias, Cantabria y País Vasco. Por su parte, Borealis y Ardian son los principales accionistas de CLH, el gestor de los oleoductos españoles.

Goldman Sachs Canadá Allianz Citi CLH
El redactor recomienda