antonio zoido seguirá como presidente

La Bolsa española renueva a su patrón a los 73 años con el apoyo de los March

Antonio Zoido seguirá al frente de Bolsas y Mercados Españoles (BME) pese a su avanzada edad y tras haber asegurado hace cuatro años que dejaría el cargo

Foto: El presidente de bolsas y mercados españoles (BME), Antonio Zoido. (EFE)
El presidente de bolsas y mercados españoles (BME), Antonio Zoido. (EFE)

El consejo de administración de Bolsas y Mercados Españoles (BME), el holding que gestiona la operativa bursátil que se mueve en nuestro país, ha decidido renovar por cuatro años más a Antonio Zoido como presidente. El abogado extremeño seguirá al frente de la institución que administra los mercados de valores españoles a sus casi 73 años y pese a que en su última renovación prometió echarse a un lado. La petición de los March, el mayor accionista individual, para que continuase en el cargo ha sido clave.

Zoido (Zafra, mayo de 1944) ha decidido aceptar la propuesta de Corporación Financiera Alba, la sociedad patrimonial de los March, para seguir al menos dos años más como presidente de BME. Aunque la duración de los mandatos es por periodo de cuatro años, el licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid se ha comprometido a seguir al frente de la Bolsa española al menos hasta que cumpla los 75 años, en mayo de 2019. Zoido cobra cerca de 1,8 millones de euros al año a través de un contrato mercantil, que tiene como indemnización en caso de cese el pago de tres anualidades.

El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. (EFE)
El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. (EFE)

Para los March, la continuidad de Zoido al frente de BME es clave para obtener la rentabilidad deseada a su inversión. Corporación Financiera Alba es dueña del 12% del capital, una participación valorada a precios de mercado en 300 millones de euros, apuesta que tiene como atractivo principal el elevado reparto de dividendos. De hecho, BME distribuye entre sus accionistas el 97% de sus beneficios, por lo que se ha convertido en todo un seguro de vida para los titulares de sus acciones.

Más aún, Zoido se ha comprometido a seguir con esta política de retribución, según ha comentado en algunas de sus últimas y escasas apariciones públicas. En su opinión, esta estratégica ha sido muy satisfactoria para los accionistas, ya que desde que BME salió a bolsa el rendimiento total o Total Sharelholder Returns (TSR) ha sido del 115%. Una rentabilidad derivada precisamente de haber repartido 1.500 millones de euros en dividendos, puesto que la compañía cotiza ligeramente por debajo del precio -31 euros por título- al que se estrenó en los mercados en julio de 2016.

El presidente de la bolsa española, Antonio Zoido, en una conferencia. (EFE)
El presidente de la bolsa española, Antonio Zoido, en una conferencia. (EFE)

Zoido es presidente de BME desde 2002, tras alternar durante varios años el cargo de primer ejecutivo con Manuel Pizarro antes de la fusión de las cuatro bolsas españolas que dio lugar al actual holding. El directivo extremeño se ha mantenido al frente de la institución con el apoyo inicial de Banco Santander, BBVA, Caixabank y Caja Madrid (ahora Bankia) que fueron los mayores accionistas del holding. Poco a poco, estos bancos fueron vendiendo sus participaciones, cediendo sus puestos en el consejo, espacio que fueron ocupando los March con el permiso del gobierno.

Premio al resilente

Porque la compra de cualquier paquete superior al 1% de BME debe ser autorizado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tras consulta con el Ministerio de Economía. Una normativa establecida cuando el holding salió a bolsa en 2006 para protegerlo de cualquier OPA hostil de un competidor, ya que la compañía fue considerada un activo estratégico para el país. Un objetivo que el propio Zoido ha tomado como suyo, debido a que ha tratado por todos los medios que BME no fuese engullida por las bolsas del Reino Unido, Francia y Alemania.

De hecho, en noviembre de 2006, Zoido rechazo una oferta de fusión de Deutsche Boerse, su homóloga germana, que sí aprobó su integración con la London Stock Exchange, aún pendiente de autorizaciones de las autoridades de competencia. Además, el septuagenario presidente de la bolsa española ha conseguido alejar los acercamientos de Euronext, el conglomerado que agrupa a los mercados de Francia, Benelux y Portugal, y los del Nasdaq estadounidense, que de vez en cuando se le ha aproximado.

Además, el veterano patrón de la bolsa española ha conseguido hacer frente a todas las plataformas tecnológicas que bancos mundiales como JP Morgan o Goldman Sachs han lanzado en los últimos años para competir con los mercados tradicionales. Todo una demostración de resistencia que ahora tiene premio a sus casi 73 años.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios