LA COMPAÑÍA QUIERE lograr UN 'FREE FLOAT' DEL 30%

MásMóvil negocia con Providence el salto obligado al mercado continuo de bolsa

El fondo americano Providence se resiste a vender títulos de MásMóvil justo ahora que la empresa va a poner en valor sus acuerdos de 'roaming' con Orange y Telefónica

Foto: Foto: MásMóvil.
Foto: MásMóvil.

Con una capitalización de más de 630 millones de euros, MásMóvil ha reanudado los contactos con la CNMV para dar el salto obligado al mercado continuo a partir de un 'listing' de sus acciones, con el que espera alcanzar un 'free float' del 30% en bolsa a partir del segundo trimestre de este año. El objetivo no es baladí, porque el autodenominado cuarto operador del mercado de las telecomunicaciones está a fecha de hoy negociando en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) un raquítico volumen de 10.500 acciones sobre un capital total de casi 20 millones de títulos.

La principal significación de todos estos datos evidencia que ninguno de los socios institucionales o particulares está dispuesto por ahora a ceder posiciones en el accionariado de la entidad. El trasbordo del MAB al mercado continuo va a exigir, en consecuencia, un esfuerzo de persuasión —por parte de la dirección de la compañía que encabeza Meinrard Spenger— para convencer a su principal accionista, el fondo de capital riesgo Providence Equity Partners, sobre la conveniencia de impulsar la contratación efectiva en los mercados con la colocación de algún paquete adicional de acciones.

Providence ha invertido cerca de 200 millones de euros en MásMóvil, convirtiéndose en el mirlo blanco que permitió acelerar el programa de expansión con las recientes adquisiciones de Yoigo y Pepephone. Tras estas operaciones, la empresa ha impulsado un plan de negocio que prevé una cuota de mercado del 2,5% en el mercado español de telefonía, con un total de 400.000 clientes de banda ancha y un millón de móviles en un plazo de dos años. A partir de entonces, Providence podría plantearse nuevos derroteros en su participación actual del 18% ampliable en un 40%, incluyendo los derechos de deuda convertible.

Las expectativas de negocio del fondo de Rhode Island, al igual que las de ACS como segundo socio de referencia también representado en el consejo de administración, están de sobra fundamentadas a partir de la evolución reciente de MásMóvil y la entrada en vigor durante este primer trimestre de 2017 de los nuevos acuerdos de 'roaming' con Orange y Telefónica. Los convenios de compartición de redes se hacen extensivos a todas las marcas, otorgando al grupo una nueva dimensión corporativa que puede llegar a duplicar a lo largo de este año el beneficio bruto operativo o ebitda, hasta alcanzar una cifra en el entorno de los 200 millones de euros.

La empresa capitaliza 630 millones, aunque mueve en bolsa un raquítico volumen de 10.500 acciones sobre un total de casi 20 millones de títulos

MásMóvil cerró en octubre su alianza con la filial de France Télécom en virtud de la cual el cuarto operador conseguía acceso a la infraestructura de telefonía móvil y a la red de fibra óptica de Orange. El pacto levantó ampollas en Telefónica, que había sido el socio tradicional hasta entonces de Yoigo, pero las eventuales hostilidades se disiparon rápidamente mediante un acuerdo de resolución de conflictos que permite a MásMóvil extender también sus acuerdos de 'roaming' con Movistar, para que Pepephone pueda disponer de cobertura 4G durante los próximos tres años utilizando la red de Telefónica.

El desarrollo corporativo que suponen ambos acuerdos otorga a MásMóvil la condición del 'Maverick' que los defensores de la competencia defienden siempre como una especia de agente disruptivo encargado de dinamizar el mercado con propuestas altamente atractivas. El grupo cuenta ahora con la cobertura precisa para desplegar una amplia variedad de ofertas, sin renunciar a su tradicional posición 'low cost', con la que ha venido irrumpiendo en el mercado hasta ahora. La generación de valor de esta estrategia está siendo descontada en el mercado, donde la compañía alcanza una cotización de 31,5 euros por acción.

El precio de referencia fijado en el canje de bonos de Providence fue establecido en 22 euros, lo que da una idea del beneficio latente que ofrece de entrada MásMóvil y de las poderosas razones que inducen a su principal accionista financiero para no soltar ni un título de la empresa hasta que no sea estrictamente necesario. Precisamente, este es el reto de los promotores del proyecto: demostrar a los dueños últimos de la empresa que a veces es conveniente dar un paso atrás para tomar carrerilla. De ello depende que MásMóvil pueda adquirir más pronto que tarde su mayoría de edad en bolsa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios