ACUERDO FIRMADO EL VIERNES

Carmena exprime al Atleti: deberá pagar 65 millones (entre 'cash' y obras) por la Peineta

El nuevo convenio excluye ayudas públicas encubiertas. El club pagará 30 millones y hará los accesos y aparcamientos. El Ayuntamiento se niega a abonar seis millones en entradas que firmó Gallardón

Foto: Las obras del estadio de la Peineta, ahora bautizado como Wanda Metropolitano, el pasado 24 de febrero. (EFE)
Las obras del estadio de la Peineta, ahora bautizado como Wanda Metropolitano, el pasado 24 de febrero. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid y el Atlético de Madrid han cerrado el acuerdo definitivo sobre el estadio de La Peineta. El pasado viernes, el concejal de Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato, y el consejero delegado del club, Miguel Ángel Gil, firmaron una adenda al convenio que estaba vigente desde 2008. Las dos partes necesitaban cerrar ya el pacto. Con este nuevo documento, el club abonará al ayuntamiento 10 millones de euros al año durante tres años y pagará los accesos (valorados en 29 millones) y los aparcamientos (otros seis millones).

A cambio, el estadio será de su propiedad sin depender de si Madrid algún día recibe los Juegos Olímpicos. El ayuntamiento ha retirado de la forma de pago unas entradas por las que ya se había comprometido en pagar al club seis millones. Ese y otros asuntos pactados en la época de Gallardón previsiblemente acabarán en los tribunales, pero a cambio el club se garantiza que ya puede empezar las obras de los accesos y el ayuntamiento elude la sospecha de ayudas públicas encubiertas.

El convenio vigente, firmado en diciembre de 2008, establecía una serie de condiciones para que Madrid tuviera un estadio olímpico que sirviese también para el Atlético. Simplificando: en una jugada a varias bandas, el consistorio cedía el terreno y el Atlético lo construía, para lo cual daba su estadio a FCC para construir pisos. Con los Juegos, el Atlético lo cedería a la ciudad. Con eso y con otros pagos en especie, como entradas a partidos, quedaban todos en paz.

El convenio preveía que, de no cumplirse ciertos plazos, el ayuntamiento debería indemnizar al club con 250 millones de euros. El consistorio dirigido por Manuela Carmena tenía que solventar el asunto. Por su parte, el Atlético necesitaba resolver el tema de los accesos a su nuevo estadio de forma inmediata o tendría un problema mayúsculo. La fecha límite para arreglar el convenio era finales de abril, pero incluso así era muy justo. El Ayuntamiento de Madrid y el Atlético estaban condenados a entenderse. Después de un año de negociaciones, el viernes llegó la paz, con un acuerdo con el que el ayuntamiento consigue mucho más dinero del que inicialmente estaba previsto.

El club pagará 30 millones en metálico, 29 millones en accesos y seis millones en aparcamientos

El nuevo acuerdo señala que "la retirada de la candidatura olímpica ha tenido una consecuencia inmediata sobre el destino del estadio, que a partir de ese momento únicamente podrá ser destinado a estadio de fútbol, de exclusivo interés del club Atlético de Madrid". El Atlético queda liberado de tener que construir una pista de atletismo o trasladarse a jugar a otro estadio si Madrid recibiera unos Juegos. El estadio es suyo y libre de cargas. El acuerdo está "adecuado a un escenario sin Juegos Olímpicos" y quiere evitar casos como el de las prebendas al Real Madrid, que fueron consideradas como ayuda de Estado por la Comisión Europea y que obligaron al club blanco a devolver 20 millones el pasado mes de noviembre. Estos son los principales puntos del pacto, al que ha tenido acceso El Confidencial.

VALORACIÓN DEL SUELO: 20 MILLONES MÁS. El convenio antiguo establecía una superficie para el estadio de 101.372 metros cuadrados y valoraba el terreno en 41,18 millones de euros. Sin embargo, en 2011 se modificó el proyecto y la edificabilidad finalmente aumentó hasta 151.500 metros cuadrados. Eso eleva la tasación del terreno en 15 millones de euros. Además, se le aplica el IPC, lo que supone otros cinco millones, por lo que la parcela acaba valorada en 60 millones. "Consecuentemente, las partes acuerdan que el valor de la parcela sea de 60.297.519,77 euros", señala el acuerdo. Solo eso incrementa en 20 millones el coste para el club.

SIN ENTRADAS FANTASMA. El acuerdo es muy distinto al que había hasta ahora, que contemplaba que el club pagaba al ayuntamiento principalmente en especie, como entradas para el fútbol y actos en el estadio. Fuentes próximas a la negociación consideran que el objetivo del acuerdo suscrito en 2008 era que el Atlético no tuviera que soltar ni un euro por el estadio. El convenio original establecía: "Desde que el club dispute sus encuentros oficiales en el Estadio de Madrid, el club entregará anualmente, y con suficiente antelación, al Ayuntamiento un mínimo de 500 entradas y un máximo de 1.000 para cada uno de los partidos de fútbol correspondientes a las competiciones oficiales de Liga y Copa del Rey, a razón de 40 euros por entrada, más IPC interanual".

El ayuntamiento ha esgrimido que la Comisión Europea obligó a devolver ayudas camufladas similares que Gallardón dio al Real Madrid

Añadía que ese pago en entradas comenzaría ya desde el año siguiente, aún con el equipo en el Calderón. Oficialmente, entre 2009 y 2011, el Ayuntamiento de Madrid recibió 126.395 entradas, valoradas en 6,2 millones de euros (a 50 euros por entrada). En diciembre de 2014, aún con el PP en el ayuntamiento, el consistorio certificó que el 80% de las entradas había ido a escuelas deportivas municipales. Sin embargo, ninguna Junta de Gobierno autorizó el pago de esas facturas, que siguen en los cajones. Fuentes conocedoras del procedimiento se preguntan si en realidad se entregaron todas las entradas y cómo se repartieron, porque incluso en partidos de Liga de Campeones, con el campo a rebosar, hay entradas supuestamente entregadas al ayuntamiento a cientos o miles. Dichas fuentes consideran muy relevante que nunca se llegara a autorizar el pago en la Junta de Gobierno, por lo que siguen en los cajones. "Nadie se atrevió a firmar el pago porque sabían que no era legal", explican.

Oficialmente, entre 2009 y 2011, el ayuntamiento recibió 126.395 entradas a 50 euros cada una. Hay facturas, pero nunca fueron pagadas

El concejal Sánchez Mato se ha negado a incluir las entradas como forma de pago. El acuerdo firmado el viernes con el club señala que "al no existir en el momento actual interés público que lo justifique, se procede en la adenda a la eliminación de la posibilidad del pago en especie" mediante entradas. Es previsible que el caso acabe en los tribunales y que el club reclame esos seis millones vía judicial. El ayuntamiento esgrimirá que el importe máximo previsto por entradas era de 320.000 euros y que las facturas giradas por el Atlético superan ampliamente esa cifra.

Además, de las entradas ha habido más pagos en especie extravagantes. El convenio original establecía que el ayuntamiento podría usar el estadio Vicente Calderón ocho días al año para actos deportivos. Cada uno de estos días estaba valorado en 320.000 euros (es decir, 2,5 millones al año). El ayuntamiento nunca ha ejercido ese derecho y ahora desaparece del nuevo convenio cualquier pago en actos en el Wanda Metropolitano.

Simeone y Gil Marín, en una visita a las obras del nuevo estadio. (EFE)
Simeone y Gil Marín, en una visita a las obras del nuevo estadio. (EFE)

ACCESOS CON CARGO AL CLUB. Los accesos y la urbanización junto al estadio son el cuello de botella que amenaza todo el estadio. Aunque con el PP el ayuntamiento se comprometió a asumirlos, a meses del traslado no están ni empezados. En diciembre, y de urgencia, la Comunidad de Madrid aprobó el plan especial para abordar la obra. Pero si los accesos tuviera que ejecutarlos el ayuntamiento, solo los trámites para adjudicarlos llevarían meses. La temporada empieza en agosto y no daría tiempo.

Por eso, "se pacta que sea el club quien ejecute las obras de urbanización del ámbito precisas para que el Estadio de Madrid (Wanda Metropolitano) pueda ser puesto en uso en lo que se refiere a los accesos. Tienen un valor estimado de 29.875.000 euros (IVA excluido), y se considera un plazo de ejecución de entre seis y 12 meses". El club paga así la mitad del precio del terreno con obras. Al Atlético le interesa asumirlas para acelerar. En febrero, Miguel Ángel Gil anunció que haría la obra por unos 24 millones, aunque el acuerdo final es superior en cinco millones. A eso hay que sumar ocho millones en accesos a la M-40, propiedad de Fomento. Gil Marín anunció ese día que los obreros trabajarían a tres turnos para llegar a tiempo. "El Atlético hace un sobreesfuerzo económico con respecto a la previsión inicial para hacer un mejor estadio, mejores comunicaciones y más rápido", expuso entonces Gil Marín.

NUEVOS APARCAMIENTOS. El proyecto del estadio incluye 1.092 plazas de aparcamiento bajo el Wanda Metropolitano. Pero eso no es suficiente para el aforo de 67.346 espectadores. La nueva enmienda al protocolo señala que "para el funcionamiento del estadio en situaciones de elevada concentración de personas se necesitaría, de acuerdo con las normas urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana y en el supuesto de ejecutar la superficie construida máxima, la dotación mínima de 4.209 plazas de aparcamiento". Las plazas que faltan las construirá el club en parcelas que cederá el ayuntamiento, pero una vez terminadas las obras pasarán a ser públicas. El coste de esos aparcamientos está estimado en 6,2 millones y tienen que estar listos antes de un año.

El Concejal de Hacienda y Economia del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato. (EFE)
El Concejal de Hacienda y Economia del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato. (EFE)

En resumen, el club pagará 30 millones en metálico en tres años, 29 millones en obras de urbanización que ejecutará de urgencia y seis millones en aparcamientos.

SAMUR. Otra de las formas de pago que establecía el convenio original era que el Atlético permitía al ayuntamiento usar durante 30 años una base del Samur en esos terrenos que habían cifrado en 4,4 millones (más el IPC). El ayuntamiento considera que ese acuerdo era "enormemente gravoso" por el precio acordado y señala que estaba inflado en 1,8 millones. Eso también queda eliminado. No habrá base del Samur construida por el Atlético para la ciudad.
Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios