por una investigación sobre una filial

Brasil sanciona a Indra y le impide contratar con la Administración pública

Esta decisión tiene su origen en un procedimiento administrativo del año 2011 iniciado por posibles irregularidades en un contrato de arrendamiento de inmueble suscrito en 2005

Foto: Imagen de la sede de Indra en Madrid. (Indra)
Imagen de la sede de Indra en Madrid. (Indra)

Brasil sigue dando dolores de cabeza a Indra. La compañía española ha sido sancionada con la imposibilidad de contratar con la Administración del país latinoamericano por un tiempo indeterminado, tras una investigación llevaba a cabo por las autoridades locales sobre una de las filiales del grupo participado por el Estado y Corporación Financiera Alba.

Según un hecho relevante remitido este domingo, a la subsidiaria del Grupo Indra Brasil Soluçoes e Serviços Tecnologicos (Indra Brasil) le ha sido impuesta una sanción administrativa consistente en la “declaración de inidoneidad” para contratar con la Administración pública brasileña por plazo indeterminado. Esta decisión tiene su origen en un procedimiento administrativo del año 2011 iniciado por la Controladoría Geral do Distrito Federal contra Politec Participaçoes Ltda (Polipar), por posibles irregularidades en un contrato de arrendamiento de inmueble suscrito en el año 2005 entre la Administración regional de Aguas Claras y Polipar.

Indra ha recurrido esta decisión en las jurisdicciones competentes y está convencida de obtener un fallo favorable

Polipar era la sociedad matriz de Politec Ldta, empresa de servicios informáticos que fue adquirida por Indra en septiembre de 2011, hoy Indra Brasil Soluçoes. No obstante, la compañía española matiza que Politec Participaçoes Ltda y Politec Ltda son sociedades distintas y con objetos sociales diferentes.

El grupo presidido por Fernando Abril-Martorell añade que durante toda la tramitación de este procedimiento no hubo notificación alguna a Indra Brasil, que no fue parte en el mismo. La primera comunicación la tuvo en noviembre del pasado año, por lo que interpreta que “su inclusión en el mismo obedece a una interpretación errónea del concepto de grupo empresarial y que esta sanción a Indra Brasil será revocada por falta de fundamentación jurídica”.

Indra ha recurrido esta decisión en las jurisdicciones competentes y está convencida de obtener un fallo favorable. Los efectos de la inidoneidad se limitan exclusivamente a la contratación pública futura de esta filial, no afectando a los contratos en curso ni a las otras tres sociedades de Indra en Brasil. Por estos motivos, considera que su impacto no tendrá efectos significativos en el grupo a nivel consolidado.

Los problemas de Indra en Brasil no son nuevos. La empresa española fue el año pasado objeto de otra investigación relacionado con un caso de corrupción, que provocó la inspección de sus instalaciones en Sao Paulo y por el que finalmente no fue imputada.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios