UN CASO SIN PRECEDENTES

El juez fija una fianza récord de 750 millones a Aristrain que amenaza su patrimonio

El industrial, para el que la Fiscalía pide 1.400 millones y 64 años, recurre ante la Audiencia. El magistrado lo manda al banquillo bajo la mayor acusación de fraude fiscal de la historia

Foto: José María Aristrain de la Cruz, en los toros en Sevilla, en la pasada Feria de Abril. (Fernando Ruso)
José María Aristrain de la Cruz, en los toros en Sevilla, en la pasada Feria de Abril. (Fernando Ruso)

José María Aristrain de la Cruz, la gran fortuna anónima de España, heredero de un imperio industrial del acero y acusado del mayor fraude fiscal de la historia, ha recibido un nuevo golpe judicial. El juez de Pozuelo de Alarcón que ha instruido la causa lo ha mandado al banquillo después de que la Fiscalía y la Abogacía del Estado presentaran acusaciones sin precedentes contra él. Pero, además, le ha impuesto una fianza de 750 millones de euros "para asegurar las responsabilidades pecuniarias que, en definitiva, pudieran imponérsele". Aristrain ha recurrido a la Audiencia Provincial. La decisión judicial, de ser ratificada, quebraría sus finanzas, ya que 'Forbes' le calcula un patrimonio de 650 millones.

Aristrain sigue su camino lento pero inexorable hacia el banquillo de los acusados por un fraude fiscal sin precedentes. Según la Fiscalía, Aristrain defraudó 210,98 millones de euros entre 2005 y 2009. Le acusa de simular su residencia en Suiza y ocultar sus acciones —es de los principales accionistas de Arcelormittal— en Luxemburgo. Le acusa de 15 delitos fiscales y pide para él 64 años de prisión y 1.400 millones de euros (lo defraudado más 1.200 millones de multa). La Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria en el procedimiento, pide para él 63 años de cárcel y 630 millones. No hay precedentes de acusaciones así por delito fiscal contra una sola persona —si acaso, en grandes tramas delictivas de fraude de IVA—.

El juez avisa de que embargará bienes si no deposita la fianza sin precedentes

El pasado 15 de noviembre, el titular del juzgado de instrucción 4 de Pozuelo de Alarcón, Enrique Presa Cuesta, dictó auto de apertura de juicio oral contra Aristrain y envió el caso a la Audiencia Provincial de Madrid para juicio. Le manda al banquillo 10 años después de que Hacienda comenzara a investigarle. El magistrado resume las duras acusaciones de la Fiscalía y la Abogacía del Estado y dicta la apertura de juicio oral. En el auto, detalla que la ley establece que "desde que resulten indicios de criminalidad contra una persona, se mandará que preste fianza bastante para asegurar las responsabilidades pecuniarias que en definitiva puedan declararse procedentes".

El magistrado dio 24 horas a Aristrain para que prestara una fianza de 750 millones "con el apercibimiento de que de no prestarla se le embargarán bienes en cantidad suficiente para asegurar la suma señalada". Aristrain es de los grandes patrimonios de España. Posee una manzana prácticamete entera en la zona noble de Madrid, junto a la sede del PP, que incluye un palacete mozárabe y la antigua embajada británica. Además, tiene uno de los mayores latifundios de España, la finca Valdepuercas en Cáceres. Es dueño además de un palacete en Sevilla, el de San Leandro, y de una finca, Casa Toril, a unos 40 kilómetros al norte de la ciudad de Sevilla, en la que cría toros de lidia.

En 2006, tenía una fortuna de 1.200 millones, según 'Forbes'. La caída de la acción de Arcelormittal ha reducido esa estimación a entre 650 y 850 millones

En 2006, cuando Hacienda comenzó la investigación, 'Forbes' le calculaba una fortuna de 1.700 millones de dólares (unos 1.220 millones de euros), lo que lo convertía en el décimo hombre más rico de España y el 736º del mundo. En 2014 bajó al puesto 1.465º y en 2015 desapareció de la lista de los más ricos del mundo por la bajada de cotización de sus acciones. El año pasado seguía entre los más ricos de España, con un patrimonio estimado de 650 millones, según 'Forbes', y de 825 millones, según 'El Mundo'. Por eso, la fianza supone un problema mayúsculo.

Aristrain es extremadamente discreto y está obsesionado con la seguridad. En 2006, trasladó su residencia a Suiza, aunque según la instrucción —en la que han analizado hasta los gastos de tintorería— pasaba en España más de 183 días al año, los necesarios para tributar aquí. En los ochenta, heredó el imperio de su padre, José María Aristrain Noain, fallecido en la Costa Azul en un accidente de helicóptero. Gran aficionado a la caza y a los toros, sigue entrando discretamente a España aunque ha extremado las precauciones de seguridad: no usa móvil ni tarjeta de crédito. En los últimos años, ha reforzado su apuesta por España con inversiones en el sector industrial. La última, Carbures, en la que ha invertido 25 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios