atrae al mundo de la inversión independiente

Chamberí se convierte en el Mayfair español (con el Brexit en la retaguardia)

Paramés es solo el último ejemplo. Los grandes nombres de la inversión independiente están eligiendo este distrito para instalar sus cuarteles generales, junto a abogados y publicistas

Foto: Vista del distrito de Chamberí desde su frontera con Tetuán
Vista del distrito de Chamberí desde su frontera con Tetuán

El madrileño distrito de Chamberí está sufriendo una profunda transformación en los últimos años que invita a compararlo, salvando las distancias, con el londinense de Mayfair. Las calles del selecto distrito de la Ciudad de Westminster acogen las sedes de exclusivas 'boutiques' de inversión, 'hedge funds', 'family offices' y fondos de 'private equity' que hace ya varios años eligieron estos señoriales edificios para diferenciarse de las grandes corporaciones que riegan la City.

En Madrid también, poco a poco, este tipo de firmas están optando por trasladar sus despachos a un entorno más exclusivo y discreto, en línea con el perfil de cliente al que se dirigen, y están convirtiendo Chamberí en la gran cuna de las finanzas independientes. Uno de los ejemplos más recientes es Cobas Asset Management, la nueva gestora de Francisco García Paramés, que ha elegido el número 45 de la calle José Abascal para iniciar su nueva aventura.

"Chamberí combina perfectamente el equilibrio de los usos residencial, comercial y de oficinas, con un entorno muy señorial para todo tipo de empresas que, además de fácil accesibilidad, necesiten gran imagen frente a sus clientes", señala José Luis Guillermo, socio de Inmospace, que ha asesorado al reputado gestor en la búsqueda de su nueva sede.

Estas cualidades también han convencido al empresario gallego Manuel Jové, fundador y expropietario de Fadesa, a instalar su 'family office' Inveravante en Fernández de la Hoz 9, a apenas dos manzanas de donde otros dos importantes patrimonios del país, Alicia Koplowitz y la familia Del Pino, tienen sus cuarteles generales.

Omega Capital se trasladó hace dos años al Palacio del Marqués de Albaida, en la calle Eduardo Dato, edificio que había adquirido casi una década antes, pero que no fue hasta 2014 cuando decidió rehabilitarlo en su totalidad para convertirlo en sede de referencia del mundo de la inversión, ya que además de su propio 'family office', Alicia Koplowitz acoge en su edificio a la 'boutique' especializada en crédito corporativo Muzinich, a la exclusiva gestora Carminag y la firma de inversión inmobiliaria Drago Capital.

La Fundación Rafael del Pino, ubicada en el número 39 de la calle Rafael Calvo, es desde hace casi 20 años la sede social de Casa Grande de Cartagena, sociedad patrimonial de la saga, y donde también tiene su domicilio social la gestora Pactio, que canaliza las inversiones de varios miembros de la familia. También Cartesio, una de las gestoras independientes españolas más reputadas, hace años que apostó por esta zona y estableció su cuartel general en la glorieta de Rubén Darío.

Chamberí combina una localización privilegiada con edificios señoriales, buenas comunicaciones y el ambiente exclusivo propio de estas firmas

"Chamberí combina el 'location, location, location' famoso con un cierto encanto", explica Ángel Estebaranz, director general de oficinas de Aguirre Newman, para quien una de las claves de la creciente proliferación de firmas de inversión en este barrio es "una cuestión de desplazamiento de usuarios y propietarios. Castellana está muy ocupada, y Chamberí es una buena opción, con buenas comunicaciones y posibilidad de rehabilitaciones de edificios".

¿Más ejemplos? La firma de capital riesgo Portobello cambió recientemente su sede en Serrano por la calle Almagro, justo enfrente del banco de inversión independiente AZ Capital; y muy cerca del número 29 de la calle Zurbano, sede de Consilio, 'multi-family office' especializado en el segmento patrimonial más elevado, y experto en fondos de 'private equity' y otras inversiones alternativas.

"Chamberí recibe inversión y nuevos proyectos porque está situada en un área cerca de la entrada de la A6, de Ciudad Universitaria, del Paseo de la Castellana y del barrio de Salamanca. Además, el que ha vivido en Chamberí suele querer vivir en la zona y suele tener poder adquisitivo alto. Nosotros hemos vendido 102 apartamentos en un año en la zona, con la ventaja de que el precio medio del metro cuadrado es un 25% inferior al de otras áreas similares", explica Juan Antonio Gutiérrez, consejero delegado de Mazabi gestión de patrimonios.

Revulsivo para la inversión inmobiliaria

El creciente atractivo de esta zona para los profesionales independientes también ha dado lugar a importantes operaciones inmobiliarias en los últimos tiempos, todas ellas dirigidas a albergar edificios de oficinas que, en muchos casos, han supuesto previamente una profunda rehabilitación, en línea con la metamorfosis del barrio.

Almagro 9, Madrid.
Almagro 9, Madrid.

El ejemplo más reciente lo protagonizó Axiare en diciembre, cuando adquirió a la familia Reig el edificio de Almagro 9, sede del despacho de abogados Cuatrecasas, por 124 millones. Y es que, esta calle se ha convertido en la gran avenida de los bufetes, ya que también alberga las oficinas de Ramón y Cajal y Linklaters.

Apenas un mes antes, la socimi ya había anunciado la compra de Sagasta 31-32, cuartel general de la prestigiosa consultora estratégica McKinsey, por 42 millones; mientras que Mutua Madrileña había sorprendido poco antes al mercado, en verano, cuando se hizo con el número 51 de José Abascal, por 30 millones de euros, poniendo así fin a casi una década de sequía de adquisiciones.

La aseguradora, uno de los mayores y más reconocidos patrimonialistas de España, prevé rehabilitar completamente el edificio con la idea inicial de alquilárselo a un único inquilino, y seguir creciendo en Chamberí, donde posee uno de los edificios más reconocidos de la capital, Pirámide, ubicado en el número 31 de Paseo de la Castellana, y a donde JP Morgan se llevó su sede hace dos años, tras una reñida puja con Merrill Lynch.

Colonial, otro gigante del sector, tampoco se ha quedado atrás y en los últimos dos años se ha hecho con importantes activos como el número 17 de la calle Génova, por el que pagó 36 millones de euros; o el 45 de José Abascal. Estas dos calles son, precisamente, las apuestas de Estabaranz para poder acoger gestoras y firmas de inversión que puedan trasladarse a España tras el Brexit si centran sus ojos en Chamberí.

La amenaza de un Brexit duro pone en jaque no solo a la banca, sino a todo el mundo de la gestión de activos, especialmente a las firmas independientes y con menos recursos, que necesitarán tener su sede en algún país comunitario para poder operar con el pasaporte europeo que permite proveer servicios financieros en todo el Viejo Continente.

El barrio del mundo publicitario

A la espera de ver cómo se desarrolla el gran divorcio europeo, y qué firmas optan finalmente por trasladarse a España, el sector que sí parece haber dejado clara su preferencia por este barrio es el publicitario. WPP y Havas han revolucionado la zona con dos importantes operaciones inmobiliarias: la compra de la antigua sede de Telefónica en Ríos Rosas, que realizó la gestora M&G en el verano de 2015, con el grupo británico como inquilino; y la adquisición de Eloy Gonzalo 10 por parte de GMP un año antes, y que desde 2016 es el cuartel general de Havas en Madrid.

"La llegada de WPP va a suponer una auténtica revolución para la zona, ya que estamos hablando de la nueva sede, de 36.000 metros cuadrados, que acogerá diariamente a más de 2.500 profesionales, muchos de ellos perfiles jóvenes, que necesitarán una amplia oferta de servicios, restauración y vivienda que supondrán un gran impulso para la zona", explica Humphrey White, socio director de Knight Frank que lideró esta operación.

Administrativamente, Chamberí está dividido en seis barrios -Gaztambide, Arapiles, Trafalgar, Almagro, Ríos Rosas y Vallehermoso-, abanico que permite equilibrar ser un distrito residencial de alto poder adquisitivo, con un parque de oficinas cada vez más centrado en el mundo de la inversión especializada e independiente, y en las profesiones liberales. Tendencia que promete ir a más, debido a la metamorfosis que, a su vez, está sufriendo el 'Madrid de siempre'.

"El centro histórico se está quedando más turístico, mientras que la 'ciudad-empresa' se está desplazando hacia el norte. Este movimiento convierte a Chamberí en una ubicación única", concluye Estebaranz.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios