el primer fichaje será un 'controller'

Saracho pide a los consejeros del Popular poner sus cargos a disposición

El nuevo presidente del banco quiere renovar por completo el consejo de administración en los próximos diez meses, además de fichar de forma inmediata un director financiero o 'controller'

Foto: El presidente de Popular, Emilio Saracho (c).
El presidente de Popular, Emilio Saracho (c).

La revolución de Emilio Saracho en Banco Popular no ha hecho más que empezar. Los nombramientos de Carlos González (ex presidente de Deloitte) y Antonio Gonález-Adalid (gestor de inversiones) como nuevos miembros del consejo de administración no van a ser las únicas novedades en el órgano de gobierno de la entidad financiera. Según indican fuentes del sector, el nuevo presidente ha solicitado a los actuales consejeros que pongan su cargo a disposición para facilitar una renovación casi total de aquí a fin de año de los administradores del grupo.

[De Emilio Saracho a Pedro Larena: los principales nombres del Banco Popular]

Saracho considera que los actuales componentes del consejo de administración han perdido la credibilidad de los inversores por la gestión del Popular, cuyos beneficios y cotización se han hundido en los últimos años hasta registrar unos números rojos históricos de casi 3.500 millones de euros en 2016. Pero, además, cree que han perdido cualquier legitimidad tras haber hecho perder cientos de millones a los accionistas que fueron a las tres ampliaciones de capital llevadas a cabo desde finales de 2012 para evitar el colapso del banco.

Reunión del consejo de administración del Popular. (EFE)
Reunión del consejo de administración del Popular. (EFE)

Según distintas fuentes, el ex ejecutivo de JP Morgan les ha pedido a los todavía consejeros -este lunes ya salieron Ana María Molins López-Rodó y Jorge Oroviogoicoechea Ortega- que acepten de forma voluntaria la renuncia a sus cargos de cara a la próxima junta general de accionistas, que se celebrará previsiblemente a lo largo del mes de junio. No se espera que salgan todos en ese acto, pero si una mayoría, porque el objetivo final es que a finales de 2017 se haya producido una renovación total del órgano de gobierno del Popular.

Saracho les ha solicitado generosidad a la hora de abandonar sus puestos por el bien de la entidad, de la que algunos son accionistas relevantes, como Vicente Tardio, representante de Allianz, y José María Mosquera, vicepresidente y responsable del negocio del extinto Banco Pastor. Se da por hecha la salida de Roberto Higuera, un histórico de la casa, de la que llegó a ser consejero delegado durante poco más de un año y que actualmente tiene la categoría de consejero independiente.

El nuevo presidente ha ofrecido a Jaime Bergel, ex de Merrill Lynch, formar parte del consejo si se lo permiten sus cláusulas de competencia en HiG

Una de las personas que han sido contactadas para incorporarse al consejo de administración de Banco Popular es Jaime Bergel Sainz de Baranda. Como Saracho, Bergel ha dedicado gran parte de su carrera profesional a la banca de inversión, primero como director general de Goldman Sachs y posteriormente como co presidente de Merrill Lynch en España. Después se ha dedicado al capital riesgo, como miembro fundador de Gala Capital y en la actualidad como director general del fondo estadounidense HiG, un private equity con sede en Miami con 17.000 millones bajo gestión.

Bergel está analizando con los responsable del fondo americano si es posible compatiblizar su labor como responsable de HiG en España con su presencia en el consejo de administración del Popular, una concurrencia que no sería fácil dado los distintos brazos financieros del 'private equity', Porque el fondo se dedica tanto a comprar compañías rentables como empresas en serias dificultades, así como deuda vencida o en potencial situación de impago. Bergel, que ha liderado las compras de Isla Mágica, Café y Té y Bodybell, entre otras inversiones, y Saracho tienen una relación muy estrecha, hasta el punto de que el nuevo presidente del banco español intentó llevárselo en su día a JP Morgan.

Nuevo director financiero y 'controller'

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

No obstante, la prioridad de Saracho, que también está buscando un par de ejecutivas para completar la cuota femenina en el consejo que exige la CNMV, es ajustar el organigrama directivo. Pese a que el actual consejero delegado, Pedro Larena, lo reorganizó en septiembre del pasado año, el nuevo presidente del Popular ha dado orden para buscar a un nuevo director financiero con poderes total de ‘controller’ y que le reportará directamente a él. Se trata de una figura clave para Saracho, que quiere tener una persona de su máxima confianza al frente del día a día del banco.

Su obsesión es, además de implementar una estrategia para mejorar la solvencia del Popular y recuperar la confianza de los inversores y de los supervisores, tener un control exhaustivo de los costes, una radiografía minuciosa del dinero que entra y que sale de la entidad, un seguimiento diario de la evolución de los riesgos, de la venta de activos inmobiliarios -una quinta parte de su bonus está ligado a esta actividad- y de los costes. Por este motivo, se da por hecho el relevo de Javier Moreno, anteriormente interventor del banco, y la posible sustitución de Francisco Sancha, un histórico que jugó un papel relevante en la última y fallida ampliación de capital.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios