la entidad malagueña se reúne con los inversores

BlackRock y Soros ponen el ojo en Unicaja ante una colocación previa a la salida a bolsa

Unicaja ha empezado a explorar el mercado con vistas a una colocación de acciones entre inversores institucionales que podría llevarse a cabo como prólogo de la salida a bolsa

Foto: Sucursal de Unicaja. (Reuters)
Sucursal de Unicaja. (Reuters)

La mayor gestora de fondos del mundo, BlackRock, se ha descolgado como uno de los inversores más decididos a incorporarse al accionariado de Unicaja Banco durante los primeros contactos llevados a cabo con la comunidad financiera internacional, en lo que se denomina el ‘early look’ previo a la colocación de la entidad española en los mercados de valores. El grupo bancario, encabezado por la antigua caja de ahorros malagueña, ha recibido también muestras preliminares de interés por parte del fondo del magnate estadounidense de origen húngaro George Soros, que hace unos años se mostró especialmente activo en el sector bancario español.

Unicaja ha sido presentada en sociedad de la mano de Rothschild, la firma contratada en octubre de 2015 como asesor financiero independiente para la salida a bolsa. El banco de inversión está canalizando las reacciones de los potenciales inversores que, en términos generales, tienden a colocar al grupo financiero que integra también a las antiguas cajas de ahorros de Castilla y León en un segundo escalón de solvencia dentro del sistema financiero español. Dejando a un lado el liderazgo incontestable del Banco Santander y BBVA, los informes que manejan los inversores institucionales sitúan a Unicaja Banco en una posición equivalente a la de CaixaBank y Bankia.

George Soros. (Reuters)
George Soros. (Reuters)

La entidad que preside Manuel Azuagadesde la sustitución de Braulio Medel el pasado mes de junio— ha cerrado un acuerdo con las autoridades de competencia de la Comisión Europea para apurar a lo largo de todo este año su programada salida a bolsa. Los planes iniciales de Unicaja consistían en realizar una oferta pública de venta (OPV) apoyada en una ampliación de capital, que debería haber tenido lugar en mayo del pasado ejercicio. El importe de la operación, estimado en 800 millones, tenía por objeto principal la devolución al FROB de los 600 millones aportados al saneamiento de Banco Ceiss, grupo resultante de la fusión de Caja España y Caja Duero.

El organismo de reestructuración bancaria dependiente del Ministerio de Economía destinó dichos recursos en forma de bonos contingentes convertibles, los célebres 'cocos', que a partir de enero de 2018 dejarán de contabilizar como capital de máxima calidad, el denominado CET-1, en los balances de las entidades de crédito. Las nuevas y más prudentes exigencias de regulación financiera marcan por tanto el próximo ‘deadline’ o fecha límite que tiene ahora Unicaja para hacer efectivos los compromisos con Bruselas, reintegrar al Estado las ayudas recibidas y someterse al escrutinio de los mercados con todos los requisitos y obligaciones de una sociedad cotizada.

Unicaja tiene hasta final de año para reembolsar al FROB los 600 millones aportados en 'cocos' con destino al saneamiento de Banco Ceiss

La salida a bolsa aparece en el horizonte financiero de Unicaja como un compromiso ineludible, pero los responsables de la entidad vienen tentándose la ropa ante la volatilidad que los futuros requerimientos de regulación bancaria pueden generar en la cuenta de resultados. La mejor noticia es que lo peor ya ha pasado, porque el cierre de 2016 arreció con una tormenta perfecta en la que después de un año de escaso margen de negocio la entidad tuvo que hacer frente a un ajuste sobrevenido por las cláusulas suelo de 130 millones de euros. Unicaja redujo el pasado año sus resultados un 24%, aunque así y todo obtuvo unos beneficios de 142 millones.

Ante esta situación, el grupo de asesores y bancos contratados para la OPV, entre los que figuran Morgan Stanley, UBS, Citi, Credit Suisse y BBVA, ha sugerido la alternativa de testar los mercados con una colocación institucional que, además de abordar la primera fase de financiación, sirva también como 'preparación artillera' para la posterior oferta pública en bolsa. Los planes definitivos dependerán del interés real despertado en esta prospección inicial con los grandes inversores institucionales, si bien la primera impresión es que el 'early look' ha cumplido con creces su misión y la aparición en escena de BlackRock puede ser un elemento determinante para extender la marca de Unicaja a nivel internacional.

El mayor fondo de inversión del mundo, con más de 5.000 billones de dólares en activos, da nombre a uno de los grandes protagonistas del mercado bursátil en nuestro país. No en vano, BlackRock está presente en más de dos terceras partes de las empresas del Ibex, incluyendo los principales valores financieros, como el Banco Santander, donde posee más del 2,5% del capital, y el BBVA, en el que acaba de reforzar su apuesta financiera elevando su participación a casi un 6%. El catálogo de referencias se extiende también al Banco Popular, Bankia y CaixaBank, lo que viene a demostrar el interés de BlackRock por regar toda la ruleta bancaria en España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios