sigue la fuga de la banca extranjera

BNP responde al órdago de Fomento y vende toda su deuda de las radiales tras romperse las negociaciones

Tras confirmarse la imposibilidad de llegar a un acuerdo con Fomento, la entidad, que hasta ahora había defendido seguir como acreedor, ha optado por vender a los fondos

Foto:  Vista del peaje de la R-2, la autopista de peaje que discurre a lo largo de 62 kilómetros entre la M40 y Guadalajara. (EFE)
Vista del peaje de la R-2, la autopista de peaje que discurre a lo largo de 62 kilómetros entre la M40 y Guadalajara. (EFE)

Rotas. Así es como están las conversaciones entre el Ministerio de Fomento y los acreedores de las autopistas quebradas, una situación de bloqueo total que han llevado al propio ministro Íñigo de la Serna a reconocer abiertamente la imposibilidad de llegar a un acuerdo que evite liquidar los nueve peajes en concurso y, con ello, activar la Responsabilidad Patrimonial del Estado (RPA), factura que pagaremos todos los españoles.

Este punto de no retorno, unido a la mejora de las ofertas por parte de los fondos buitre, han terminado por convencer a BNP Paribas de las bondades de ceder todas sus posiciones. La entidad francesa era uno de los principales acreedores extranjeros de estas carreteras y, hasta principios de año, defendía mantener sus posiciones a la espera de recibir una oferta del Gobierno que le permitiera cuadrar sus números.

Aunque la entidad ha declinado desvelar la cifra exacta de deuda que tenía en estos peajes, en el mercado se especula con un importe que podría rondar los 60 millones de euros, mientras que las quitas que están ofreciendo actualmente los fondos oscilan entre el 50% y el 60%.

BNP sigue así la estela marcada por ING, otro de los grandes acreedores extranjeros, que hasta finales del año pasado se mostraba reacio a vender, pero que el pasado enero cambió de paso ante el giro de los acontecimientos.

En el toque de retirada de la gran banca extranjera también ha jugado su papel el hecho de que, en ningún momento, Fomento se haya puesto en contacto con estas entidades para tratar de acercar posturas, ni siquiera, dentro del marco de las conversaciones que sí ha mantenido con fondos, constructoras y bancos nacionales, según afirman fuentes conocedoras.

Tras la ruptura de estas conversaciones, el horizonte que se abre es una larga batalla judicial entre el Estado y los fondos, que controlan ya más 70% de la deuda, donde el primero defenderá que la RPA es muy inferior a 3.000 millones de euros -en el marco de las negociaciones llegó a poner sobre la mesa apenas 1.200 millones- , mientras que los segundos se muestran convencidos de que los tribunales terminarán dándoles la razón de elevarla.

El fuerte descuento con el que han comprado estos créditos firmas como Taconic Capital, Goldman Sachs, SVP, GSO, King Streeet, JP Morgan o Deutsche Bank, les concede margen suficiente para negociar, pero no hasta los niveles que defiende Fomento, que hace sus números a la luz del Real Decreto Ley 1/2014, que redujo la RPA cuando la insolvencia de estas vías era ya evidente.

La propia banca extranjera que ahora vende analizó el año pasado sus posibiliades de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra esta norma, ofensiva que finalmente no han llevado adelante, pero que los fondos estarían dispuestos a defender hasta llegar a Europa, convencidos de que ningún tribunal europeo dará por bueno cambiar las reglas del juego a mitad de partida.

Las nueve autopistas de peaje en concurso de acreedores son R-2 Madrid-Guadalajara, R-3 Madrid-Arganda, R-4 Madrid-Ocaña, R-5 Madrid-Navalcarnero, AP-41 Madrid-Toledo, AP-36 Ocaña-La Roda, M-12 Eje Aeropuerto Barajas, AP-7 Cartagena-Vera y AP-7 Circunvalación de Alicante.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios