El coste de la operación llega a 600 millones

CaixaBank pone al frente de BPI a Pablo Forero tras controlar el 85% del grupo luso

CaixaBank ya tenía en sus manos el 45,5% del capital del banco, por lo que solo el 54,5% de las acciones estaba sujeto a la oferta, que registró un grado de aceptación del 71,59%

Foto: El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (2d), junto al director general para el proyecto BPI, Pablo Forero (d). (EFE)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (2d), junto al director general para el proyecto BPI, Pablo Forero (d). (EFE)

CaixaBank ha puesto al frente del Banco Portugués d’Investimento (BPI) al español Pablo Forero, que será el nuevo presidente de la comisión ejecutiva, en sustitución de Fernando Ulrich, quien ha anunciado este miércoles que dejará el cargo. Con este relevo en la dirección, culmina la opa amistosa sobre BPI, tras la cual CaixaBank (ver cotización) ha pasado a controlar el 84,5% del banco, con un coste para la entidad catalana de 644 millones.

Este movimiento es el primer paso en la internacionalización de CaixaBank, comprando la mayoría de un banco extranjero. Con la adquisición de BPI, CaixaBank se ha hecho con el quinto banco portugués. Antes de esta opa, CaixaBank tenía el 45% de BPI, por lo que ha comprado casi un 40% más de títulos del banco.

La aseguradora alemana Allianz —8% de BPI— permanece en el capital, según ha confirmado este miércoles el consejero delegado de CaixaBank Gonzalo Górtazar en BPI, y “entendemos que el resto son accionistas minoritarios”, dando a entender que Isabel dos Santos, la hija del presidente de Angola, y cuyo conglomerado financiero, el grupo Santoro, hasta ahora había sido el principal obstáculo a la opa, ha salido del capital del banco aceptando la oferta.

El hasta ahora presidente de la comisión ejecutiva del BPI, Fernando Ulrich. (Reuters)
El hasta ahora presidente de la comisión ejecutiva del BPI, Fernando Ulrich. (Reuters)

Pablo Forero no tomará posesión formal del cargo hasta el próximo 26 de abril, cuando su nombramiento sea aprobado por la junta de accionistas del banco portugués. Hasta entonces, la actual comisión ejecutiva seguirá en funciones, con Ulrich al frente. El 26 de abril coincidirá con el cumpleaños de Ulrich, que hará ese día 65 años. Sin embargo, Ulrich seguirá vinculado a la entidad, como presidente no ejecutivo del banco.

Forero es en la actualidad director general de CaixaBank. En 2013, ocupó la dirección general de Riesgos, cargo que desempeño durante tres años. Anteriormente, trabajó durante 11 años en Londres en JP Morgan.

Artur Santo Silva, que será nombrado presidente de honor, ha recordado que en los últimos 20 años, CaixaBank siempre ha apoyado a BPI, “en los momento buenos y en los momentos malos”, como ha coincidido en apuntar Fernando Ulrich, en la rueda de prensa que ha tenido lugar en la capital portuguesa.

Dimensión ibérica

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (Reuters)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (Reuters)

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar,se ha mostrado satisfecho del alto nivel de aceptación de la opa, nivel que sin embargo no ha llegado al 90%, por lo que no será obligatorio lanzar una opa de exclusión. Gortázar ha hecho su discurso íntegramente en portugués.

Gortázar ha garantizado que BPI seguirá siendo un banco portugués y que mantendrá sus centros de decisión en el país. Se ha destacado la economía de escala a nivel peninsular, con una cuota mercado del 20% en productos de ahorro en la Península. Conjuntamente, suman activos por valor de 564.262 millones.

Nueva emisión de deuda subordinada

BPI emitirá una emisión de deuda subordinada y CaixaBank está dispuesta a asumir la totalidad de esta emisión, que será por más de 225 millones de euros, tal y como adelantando Ulrich. BPI seguirá cotizando en la bolsa portuguesa, si bien con unos niveles de liquidez inferiores tras la opa.

Con el nivel de aceptación que ha tenido la opa, la operación ha costado unos 300 millones menos de lo que estaban inicialmente previstos cuando se inició esta operación.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

CaixaBank ajustará 900 empleos en Portugal después de llevar a cabo la adquisición. El ajuste se llevará a cabo durante los próximos tres años.

Uno de los temas pendientes es rebajar el 48% que BPI mantiene en el Banco de Fomento de Angola. Existe una petición no vinculante por parte del BCE al respecto, pero no se ha puesto plazo. Gortázar se ha limitado a señalar que la cuestión está en estudio.

El ratio de solvencia de CaixaBank Tier 1 'fully loaded' tras su primera gran compra internacional quedará en 11,2%, según prevén los responsables del banco español.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios