La CNMC analiza la escalada del gas pero exime, por ahora, a Gas Natural y Endesa
  1. Empresas
nadal comparece hoy en el congreso

La CNMC analiza la escalada del gas pero exime, por ahora, a Gas Natural y Endesa

Los precios del gas en España han llegado a duplicar los niveles del norte de Europa debido al escaso almacenamiento y a la falta de interconexiones suficientes con Francia

Foto: El ministro de Energía, Álvaro Nadal. (EFE)
El ministro de Energía, Álvaro Nadal. (EFE)

Los servicios técnicos de la CNMC están llevando a cabo un análisis exhaustivo para determinar los motivos que han disparado los precios del gas en España a niveles cercanos al doble de los que ahora mismo se registran en el norte de Europa. La intervención del organismo regulador podría dar lugar a una investigación especial sobre las actuaciones de los dos grandes operadores dominantes, Gas Natural Fenosa y Endesa, pero de momento los trabajos de prospección no han deparado ningún indicio de conducta inadecuada que pueda dar lugar a un expediente sancionador.

Las fluctuaciones del mercado del gas aparecen en el centro de la tormenta perfecta que ha provocado la escalada de los precios de la electricidad durante las últimas semanas, dentro de una tendencia que el Gobierno confía en que remita a partir de febrero. En cualquier caso, la situación ha motivado que el Ministerio de Energía tome cartas en el asunto para forzar la creación en España de un mercado organizado del gas que dote de liquidez al sistema, asegurando intercambios efectivos entre las comercializadoras y estableciendo además marcadores de precios.

Las medidas incluyen la designación de un nuevo dinamizador del mercado, una figura que, por otra parte, estaba prevista desde hace años en la Ley de Hidrocarburos. La empresa elegida para tal fin es el 'trader' Gunvor International, empresa holandesa que trabaja en los principales mercados locales de Europa. A partir de ahora, lo hará también en el Mibgas, siglas del mercado ibérico del gas donde los precios han alcanzado estos días cotas de hasta 42 euros por megavatio/hora, provocando que los índices de producción eléctrica hayan superado la barrera psicológica de los 100 euros.

Las comercializadoras de gas solo han cubierto este verano una escasa tercera parte de la capacidad de almacenamiento que tiene España

La participación del flamante creador de mercado no tendrá, sin embargo, mayor incidencia a corto plazo en la solución del problema que ahora acucia a unos seis millones de usuarios, que son los que están acogidos al denominado precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC). El resto, otros siete millones, no están sometidos a dichos altibajos porque disponen de acuerdos de precio fijo con sus respectivas compañías eléctricas. El objetivo real del Gobierno apunta a las comercializadoras que operan en el sector gasista, donde Gas Natural y Endesa controlan dos tercios de la actividad.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, quiere que sean estas dos empresas las que aseguren la liquidez en un mercado de gas organizado al estilo del norte de Europa, donde los precios rondan ahora los 22 euros. Lógicamente, para ello es indispensable que Francia desarrolle las interconexiones dentro de su propio territorio nacional y facilite también la que está prevista desde hace tiempo con España por los Pirineos, denominada South Transit East Pyrenees (STEP). Se da la circunstancia de que la falta de enlaces energéticos provoca que el gas esté por las nubes y que además nuestro país tenga que vender energía eléctrica a Francia para compensar el parón nuclear en el país vecino.

La posibilidad de cortar las exportaciones a Francia es una quimera, porque acarrearía sanciones para España, aparte de implicar serias complicaciones desde el punto de vista técnico. De ahí el afán del Gobierno en focalizar las causas de la subida de la luz en el mercado de gas, lo que ha provocado el malestar en las empresas afectadas, que llevan tiempo reclamando soluciones para amortizar sus inversiones en ciclos combinados. El gas ha sido hasta ahora el 'patito feo' en la producción de electricidad, y eso ha motivado que las comercializadoras de Gas Natural, Endesa y demás agentes del sistema hayan actuado con especial celo a la hora de comprar la materia prima en el mercado internacional.

La reforma del sistema de formación de precios eléctricos fue una opción manejada por el Gobierno del Partido Popular durante la anterior legislatura

Los aprovisionamientos de gas durante este verano se han situado en poco más de un tercio de la capacidad efectiva de almacenamiento, y esto ha hecho que, cuando han venido mal dadas, el gas se haya tenido que adquirir en el mercado 'spot', con precios al contado muy elevados. En definitiva, las empresas han acompasado su oferta a la demanda y esto es algo que ha puesto de los nervios al Ministerio de Energía, en un momento especialmente crítico como está resultando el actual invierno, donde las ganas de comer derivadas de un excesivo consumo se juntan con el hambre de una producción escasa de agua y de viento.

En las últimas semanas, un 40% de la energía eléctrica se está produciendo con gas y carbón, fuentes tradicionales de las más caras y que son las que están marcando el precio final en el mercado mayorista o 'pool' de la energía. La opción de reformar este sistema de formación de precios es una alternativa que fue manejada en algún momento por el Gobierno durante la anterior legislatura, pero no parece que el nuevo responsable de la política energética esté por la labor. De otra manera no se entiende que todo el problema de la subida de la luz resida ahora en el precio del gas.

CNMC Gas Natural Fenosa Endesa Gas natural Álvaro Nadal Energía
El redactor recomienda