la propuesta de carmena

Calles más estrechas, comercio, oficinas... Así es el nuevo plan para Desarrollos del sureste

Los Cerros, Cañaveral, Ahijones, Berrocales, Valdecarros y Ensanche de Vallecas equivalen al interior de la M-30, pero hasta sus calles secundarias son como Velázquez

Foto: Las calles principales de los desarrollos del sureste tienen 100 metros de anchura (Foto: Grupo Ortiz)
Las calles principales de los desarrollos del sureste tienen 100 metros de anchura (Foto: Grupo Ortiz)

La ofensiva lanzada por el Ayuntamiento de Madrid para revisar los desarrollos del sureste ha dejado ver ya las líneas maestras que quiere seguir el equipo de la alcaldesa Manuela Carmena en el replanteamiento de toda esta área, cuyas dimensiones son comparables a todo el interior de la M-30.

Como adelantó El Confidencial, el consistorio ha puesto en marcha una iniciativa similar a la ya vista en Operación Chamartín y ha organizado varias mesas de análisis (se espera que sean cinco en total) para redefinir el planteamiento de los 13 ámbitos y sectores que completan el crecimiento de Madrid por el sureste.

En el primero de estos encuentros, celebrado el pasado lunes, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, empezó a poner negro sobre blanco hacia dónde quiere llevar esta revisión, según las fuentes consultadas por este medio y la documentación a la que ha tenido.

Mapa de los principales sectores de los desarrollos del sureste
Mapa de los principales sectores de los desarrollos del sureste

Las críticas del consistorio al planteamiento actual van dirigidas hacia varios frentes. Por una parte, se opone al diseño actual de grandes avenidas y calles (red viaria interna), a las que acusa de hacer un "excesivo consumo de suelo por su dimensionamiento".

Las arterias principales están proyectadas con anchuras de entre 50 y 100 metros; mientras que las secundarias son comparables a las más destacadas del centro de Madrid, como Serrano, Velázquez o los bulevares, al tener una anchura estándar de entre 25 y 30 metros.

Este modelo, que Ahora Madrid compara con los vistos en Sanchinarro o Las Tablas, da lugar a barrios "diseñados para la circulación motorizada y poco adecuada para fomentar las relaciones ciudadanas. Esta concepción de la red viaria produce una fuerte sensación de vacío", critica el equipo de Calvo en su planteamiento.

El Ayuntamiento se opone al diseño actual de grandes avenidas y calles por hacer un "excesivo consumo de suelo por su dimensionamiento"

Para humanizar y dar calor a estos desarrollos, el consistorio apuesta por fomentar el comercio de barrio, con bajos comerciales en las manzanas, y se muestra contrario al planteamiento actual, en el que "la disposición de grandes centros comerciales y las áreas productivas de mayor dimensión se producen sobre la M-45, creando un sistema paralelo que diluye y debilita el papel de las centralidades previstas", reza el documento elaborado por el Ayuntamiento.

La media de edificabilidad destinada actualmente a uso residencial en la suma de los 13 sectores es del 63%, frente al 37% que es para actividades económicas, ya sea industrial o terciario (hoteles y oficinas). Todas las viviendas se concentran en El Cañaveral, Los Cerros, Los Ahijones, Los Berrocales, Valdecarros y Ensanche de Vallecas, mientras que La Cuqueña, La Dehesa, La Atalayuela y La Marsala están dirigidos exclusivamente a polígonos industriales. A esto se suma que los usos del Ensanche de San Fernando y la Nueva Centralidad del Este todavía están por definir.

El ayuntamiento pone el foco en Los Cerros, Los Ahijones, Los Berrocales y Valdecarros, que todavía están pendientes de ejecución, y critica que debido a su gran dimensión y a las infraestructuras que los fragmentan (M45, R3, M50, M31 y el AVE), no están proyectados realmente con una concepción unitaria, generando "evidentes diferencias" entre ellos que quiere revisar.

Entre los puntos que el consistorio saca a relucir destaca el hecho de que de los ocho millones de metros cuadrados destinados a actividades económicas (industrial y terciario), más del 60% se concentra en estos cuatro sectores, con una disposición que, en opinión de Ahora Madrid, "determina la configuración del suelo productivo de la ciudad" y que, además, no van acompañados de "dotaciones y propuestas para el espacio público adecuadas".

Las avenidas cuentan con anchuras de entre 50 y 100 metros, mientras que las secundarias son comparables a las más destacadas del centro

En este mismo sentido, advierte sobre el hecho de que gran parte de la red de equipamientos sociales (centros sanitarios, educativos...) se sitúe en las zonas periféricas de cada sector y, en algunos casos, "de manera casi aislada de los tejidos urbanos".

Tampoco las zonas verdes de los diferentes sectores comparten unas líneas maestras, situación que el consistorio quiere corregir proyectando un gran corredor ecológico que discurra por todos los desarrollos del sureste.

A todo este análisis urbanístico se suma el económico, ya que solo en obra urbanizadora de Los Cerros, Los Ahijones, Los Berrocales y Valdecarros está prevista la inversión de 2.800 millones en los próximos 20 años, frente a los menos de 300.000 euros que llevan gastados hasta ahora por la Junta de Compensación.

El problema que detecta el consistorio es que los grandes propietarios de los terrenos han dejado de ser las empresas promotoras y han pasado a ser entidades financieras, con Sareb a la cabeza, al haber ejecutado deudas, lo que lleva al equipo de Carmena a replantearse la capacidad de los nuevos agentes para comprometerse con estas inversiones a lo largo de tantos años.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios