apuesta por cataluña

Merlin desbloquea la moratoria de Colau y compra Torre Agbar para hacer oficinas

Al final no será un hotel de lujo, sino un flamante edificio de oficinas. La moratoria turística ha dado un giro de 180 grados a uno de los principales rascacielos de Barcelona

Foto: La Torre Agbar de Barcelona. (Reuters)
La Torre Agbar de Barcelona. (Reuters)

Merlin Properties ha desbloqueado este jueves una de las operaciones inmobiliarias más importantes y enquistadas de Cataluña: Torre Agbar. La socimi ha adquirido el edificio para convertirlo en un edificio de oficinas, estrategia que le permite esquivar la moratoria turística de Ada Colau, la misma que ha impedido a Emin Capital sacar adelante sus planes de promover un hotel de lujo.

El fondo llegó a un acuerdo con Agbar a finales de 2013 para adquirir el edificio por 150 millones, compromiso que a principios de 2016 fue refrendado con un primer pago de 35 millones de euros y la presentación de un aval bancario por el resto del importe, convencido de que iba a lograr la ansiada licencia hotelera.

Pero la decisión de Ada Colau de prorrogar otro año, hasta julio de 2017, la moratoria que impide la apertura de nuevos hoteles, albergues y otros alojamientos turísticos fue una inesperada piedra en el camino que llevó a Emin a acordar con Westmont Hospitality Group (WHG) la cesión de la mayoría del capital.

Sin embargo, los interrogantes que sigue habiendo respecto a las posibilidades reales de obtener la ansiada licencia hotelera en el corto plazo han terminado dando un giro de 180 grados a los planes de Emin y WHG, que no han podido cerrar la compra definitiva del edificio, y han visto cómo Agbar ha terminado vendiéndosela a Merlin.

La socimi, que ha estado asesorada por Savills, ha pagado 142 millones por el rascacielos, importe inferior a los 150 millones de euros pactados con Emin. Como su intención es promover un edificio de oficinas, la compañía liderada por Ismael Clemente consigue esquivar la moratoria hotelera de Colau y sumar otro activo de primer nivel a su cartera.

"Esta operación demuestra la fortaleza del mercado de oficinas, que ha ido mejorando sustancialmente su comportamiento mientras los problemas administrativos dificultaban la conversión a otros usos. Esto ha permitido aprovechar la coyuntura histórica de escasez de espacio de calidad de oficinas, manteniendo el uso original para el que fue diseñado el edificio", ha señalado Arturo Díaz, consejero delegado de Savills Barcelona, poco después de que El Confidencial adelantara la noticia.

Activo inversor en Cataluña

Merlin es uno de los inversores inmobiliarios más activos en Cataluña en los últimos tiempos, especialmente en logística, donde adquirió Saba Parques Logísticos, operación que, como adelantó El Confidencial, le convirtió en el operador de referencia en el Parque Logístico de la Zona Franca de Barcelona, donde ya había comprado el 32% de Cilsa, la concesionaria del puerto.

También en la capital catalana, la socimi cuenta con varios edificios en la cotizada avenida Diagonal (los números 605, 514, 458 y 199), a los que ahora se suma el número 211, donde se ubica la Torre Agbar. Además, posee inmuebles representativos en arterias como Balmes y Gran Vía, y otros en complejos más modernos como 22@ o World Trace Center (WTC).

Con esta última compra, el peso de la ciudad condal dentro de la cartera de oficinas de Merlin pasa del 17% al 19%, "y da un salto muy notable en el área 'prime' y CBD, que pasa a representar el 40%", según ha reconocido la propia socimi ante la CNMV tras haber desvelado este medio la noticia. También ha aclarado que invertirá 15 millones en convertir el edificio en multiinquilino, con lo que espera obtener unos ingresos brutos anuales de 10,3 millones y una rentabilidad bruta, cuando alcance la plena ocupación, del 6,5%.

Torre Agbar acaba de ser adquirida por Merlin Properties.
Torre Agbar acaba de ser adquirida por Merlin Properties.

Presente en oficinas, logística y comercial, el desinterés de Merlin por los hoteles quedó subrayado la semana pasada, cuando cerró la venta de la cartera hotelera que había heredado de Testa a Foncière des Regions por 535 millones de euros.

Torre Agbar es el tercer edificio más alto de Barcelona, con 142 metros de altura y una superficie bruta de 37.614 metros cuadrados, distribuidos en 34 plantas sobre rasante y auditorio para más de 350 personas. Adicionalmente, el activo cuenta con 300 plazas de aparcamiento en cuatro plantas bajo rasante.

Merlin cerró este jueves en bolsa con una caída del 1,43%, en los 10,32 euros por acción.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios