El imperio inmobiliario de Daniel Maté, la fortuna española más discreta y desconocida
  1. Empresas
la décima fortuna de españa

El imperio inmobiliario de Daniel Maté, la fortuna española más discreta y desconocida

Daniel Maté es la décima fortuna española y, sin embargo, un gran desconocido. Un anonimato que también ha tratado de salvaguardar en sus inversiones inmobiliarias

placeholder Foto: Edificio de Gran Vía 3 (centro). (Google Maps)
Edificio de Gran Vía 3 (centro). (Google Maps)

Nacido en San Sebastián, residente en Suiza y millonario del mundo, Daniel Maté logró mantener su fortuna en el anónimato durante años. Pero, la salida a bolsa del gigante de las materias primas Glencore, en mayo de 2011, afloró un patrimonio de 2.400 millones de dólares en acciones de la compañía propiedad del directivo español.

Tras los duros reveses sufridos por la empresa hace un año, fuertemente golpeada por la crisis de precios del sector, el patrimonio bursátil de Maté ha vuelto a tomar oxígeno y ronda los 2.000 millones de dólares (1.500 millones de euros), cifras que le colocan en el top ten de los millonarios patrios.

Como Amancio Ortega, Isak Andic o Alicia Koplowitz, el directivo también ha apostado por invertir en el mercado inmobiliario nacional, una decisión que mantuvo en los momentos más duros de la crisis, y que ha canalizado, con la discrección que le caracteriza, a través de la sociedad Baech Bienes Inmuebles.

Foto: El donostiarra Daniel Maté, el cuarto español más rico con la OPV de Glencore (Marc Rich)

El pasado martes, con motivo de la venta de tres edificios de Gas Natural, en el sector circuló el rumor de que la compradora había sido esta empresa. Sin embargo, como desveló El Confidencial, la empresa que ha registrado ya a su nombre estos inmuebles es Ecke Inmobilien, sociedad que comparte domicilio social en la localidad marbellí de San Pedro de Alcántara con una de las empresas ligadas al patrimonio inmobiliario de Maté: Daltón Gestión.

El patrimonio bursátil de Maté ronda los 2.000 millones de dólares (1.500 millones de euros), que le colocan entre los diez primeros millonarios españoles

Las fuentes consultadas por este medio explican que esta coincidencia responde a que se trata del domicilio de un despacho especializado en gestionar inversiones de residentes en el extranjero, pero niegan que Maté haya participado entre los inversores alemanes y suizos que han unido fuerzas para adquirir los edificios de la empresa eléctrica.

En cambio, sí tomó parte en la adquisición del edificio ubicado en el número 3 de Gran Vía, sede del Registro General de la Comunidad de Madrid. Fue en diciembre de 2013 cuendo el Ejecutivo regional, entonces presidido por Ignacio González, decidió sacar a subasta este inmueble, puja en la que se impuso Baech con una oferta de 8 millones de euros, según desveló oficialmente el Gobierno madrileño.

Lo que no se dijo entonces, y ha tratado de mantenerse en secreto hasta ahora, es que detrás de esta empresa está Daniel Maté, uno de los pocos residentes extranjeros (lleva 15 años viviendo en Suiza por estar ahí la sede de Glencore) que, en vez de huir en plena debacle inmobiliaria española, decidió invertir en su país de origen.

En los peores años de la crisis, Maté decidió apostar por España y, entre otros inmuebles, adquirió un edificio en Gran Vía a la Comunidad de Madrid

Una apuesta que Baech refrendó año y medio después, cuando compró a Telefónica una cartera de cuatro edificios por 50 millones de euros. Aunque la operadora se reservó el derecho de permanecer en ellos durante un plazo obligatorio de siete años, tres de estos inmuebles esconden el caramelo de poder transformase en viviendas cuando la operadora se traslade.

En concreto, se trata de los edificios ubicados en la calle General Yagüe 31 de Madrid, a pocos metros del Paseo de la Castellana; en el barcelonés Paseo de Valldaura 66-74, arteria de una consolidada zona de la ciudad Condal; y del número 23 de la calle Arrabal de Santander.

Foto: Sede de Gas Natural adquirida por Ecke Inmobilien.

No obstante, el más singular de los activos que adquirió en esta subasta fue el ubicado en el Paseo de la Independencia de Zaragoza, la arteria comercial más importante de la ciudad, cuya fachada y escalera se encuentran protegidas.

Los lazos de Maté con la actividad inmobiliaria se remontan más de una década y abarcan todos los ámbios del negocio, tanto el promocional, como el patrimonial, ya sea para viviendas, oficinas o locales comerciales. Por ejemplo, Dalton Gestión, sociedad donde Maté y su esposa figuraron como apoderados hasta 2012, y cuyas riendas llevan actualmente directivos de la máxima confianza del donostiarra, confesó durante años poseer un local comercial en el número 7 de la Avenida de los Pirineos, en San Sebastián de Los Reyes.

La conexión suiza y alemana

Con un patrimonio neto de 14,4 millones de euros, esta sociedad reconoce contar con terrenos, construcciones y activos en alquiler. Su accionista único, según aparece en las cuentas oficiales de la compañía, es la sociedad Wille AG, un Multi-Family Office con base en Zurich y Baar, la ciudad de residencia de Maté y sede de Glencore, dedicado a gestionar la inversiones de fortunas familiares, como el directivo español.

De hecho, Wille es el principal financiador tanto de Baech Inmuebles, como de su matriz, Inurbi SL., entidad que, entre otros activos, posee unos terrenos en Benidorm a través de otra de sus filiales, la empresa Difarbe.

Las fuentes consultads por El Confidencial aseguran que, además de en España, a través del family office, Maté también invierte en muchos otros puntos del planeta y, de hecho, la fuerte recuperación del negocio inmobiliario español en el último año y medio ha hecho que nuestro país pierda interés para él. Ahora toca gestionar lo ya adquirido.

Daniel Maté Mercado inmobiliario Glencore Noticias de Telefónica Comunidad de Madrid Alicia Koplowitz Amancio Ortega Benidorm San Sebastián
El redactor recomienda