para renovar la imagen del grupo

Pallete elimina a más de 50 asesores políticos de la era Alierta en Telefónica

El nuevo presidente de la operadora ha decidido suprimir un elevado número de contratos vinculados a su antecesor para fomentar una posición neutra con la Administración

Foto:  El presidente de Telefonica, José María Álvarez-Pallete (i), y su antecesor en el cargo, César Alierta. (EFE)
El presidente de Telefonica, José María Álvarez-Pallete (i), y su antecesor en el cargo, César Alierta. (EFE)

Sin prisa, pero sin pausa, José María Álvarez-Pallete va marcando su territorio en Telefónica. El presidente de la multinacional de telecomunicaciones ha ordenado cancelar los más de 50 contratos de asesoramiento que su antecesor, César Alierta, tenía con personas vinculadas a la política, la empresa y hasta los sindicatos. Una medida que es la continuación de su decisión de suprimir todos los consejos regionales que tenía el grupo en distintas comunidades autónomas para lubricar las relaciones con los distintos gobiernos locales.

Según han confirmado distintas fuentes, Álvarez-Pallete estaría prescindiendo de asesores tales que José Bono, el político socialista que fue presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (1983-2004), ministro de Defensa (2004-2006) y presidente del Congreso de los Diputados (2008-2011). Otros nombres que se encontraban en nómina de Telefónica a petición de Alierta eran, entre otros, David Madí, la mano derecha de Artur Mas en la Generalitat de Cataluña, y Antonio Gutiérrez, quien durante 13 años (1987-2000) lideró Comisiones Obreras (CCOO). Gutiérrez, que también fue diputado por el PSOE, reconoce a El Confidencial haber disfrutado de un contrato mercantil de asesoramiento con la Fundación Telefónica.

El exministro de Defensa José Bono. (EFE)
El exministro de Defensa José Bono. (EFE)

Por su parte, fuentes próximas a David Madi también han confirmado que meses atrás dejó su cargo de asesor de Telefónica tras el cambio en la presidencia en favor de Álvarez-Pallete. El que fuera secretario de Comunicación y Estrategia de CiU y hombre de confianza de Artur Mas hasta finales de 2010, fue fichado como asesor en diciembre de 2013, con un contrato que rondaba los 120.000 euros anuales. Su incorporación se hizo con la mediación de Carlos Colomer, tío de Madi y hombre muy vinculado al independentismo catalán.

Precisamente, cuando Alierta anunció el 8 de abril de este año que abandonaba la presidencia de la multinacional, Colomer, que llevaba 15 años como miembro del consejo de administración de Telefónica, también dejó su cargo junto a Fernando de Almansa, Santiago Fernández-Valbuena y Alfonso Ferrari. Curiosamente, tras la salida de Colomer se ha producido la de Madi, que continúa, no obstante, como presidente del consejo consultivo de Endesa en Cataluña.

Por último, aunque José Bono ha negado a El Confidencial que haya tenido relación directa con Telefónica, tres fuentes distintas señalan que el exdirigente socialista sí que mantenía una relación contractual por la que percibía una importante remuneración anual. En total, Álvarez-Pallete ha rescindido más de 50 asesorías. Telefónica ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

Contratos muy personales

A diferencia de los nombramientos públicos, como los que en su día Telefónica anunció con Rodrigo Rato, Manuel Pizarro, Eduardo Zaplana, Iñaki Urdangarin o más recientemente con Trinidad Jiménez y Yolanda Barcina, ninguna de estas relaciones laborales eran conocidas más allá de la compañía, porque se trataba de cargos de confianza. Según distintas fuentes, Alierta se sentía en deuda con personas de la escena política, empresarial y sindical que, en su opinión, habían hecho un servicio a España, las cuales se habían quedado aisladas tras abandonar sus respectivas funciones en el Estado.

Álvarez-Pallete quiere alejarse de este modelo de relación con personas próximas a la Administración pública, que a Telefónica le ha causado muchas críticas por fomentar lo que se ha conocido como puertas giratorias. El nuevo presidente de la compañía pretende mantener una postura más neutra con los grupos políticos y centrarse en los asuntos meramente económicos, pese a que parte de su negocio está regulado y requiere del visto bueno de los organismos dependientes del Gobierno.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios